6/9/19

JORGE "LOMA" ÁVILA, EMISARIO DEL PODER POLÍTICO PARA TERCERIZAR LA REPRESIÓN E IMPONER LA MEGAMINERÍA EN CHUBUT


El día 4 de setiembre pasado una patota de encapuchados del Sindicato de Petróleo y Gas Privados de Chubut desalojó violentamente una manifestación de trabajadores docentes de Chubut que protestaban por el atraso en el pago de sus sueldos. La patota actuó en un marco de virtual zona liberada, ya que no hubo presencia policial en el lugar y trascendió que hubo alguna orden de que las fuerzas de seguridad no se hicieran presentes ni actuaran ni para prevenir ni para detener a los violentos, a pesar de las amenazas proferidas con anterioridad a los hechos.

El sindicato de Petróleo y Gas Privados de Chubut está comandado por Jorge Ávila, apodado "Loma", personaje muy reconocido por su cercanía a todos los estamentos de podel político-empresario-policiales, sean nacionales, provinciales o municipales. Además de ello, es presidente de Petrominera Chubut Sociedad del Estado, empresa provincial de producción hidrocarburífera y minera del estado, que curiosamente, no produce nada, sino a través de terceros asociados. Por ende cumple un doble rol patronal y sindical.
De ahí que se tiene la certeza de que la fuerza de choque del sindicato de Ávila fue un caso más de represión tercerizada por parte del Estado, sobre todo teniendo en cuenta que el día anterior este personaje había proferido amenazas públicas hacia los docentes que protestaban.

Jorge "Loma" Ávila tiene garantía de impunidad bajo cualquier estamento político


El señor Jorge Ávila actualmente cumple el rol de ser el principal lobbysta de las corporaciones y los gobiernos asociados que pretenden instalar la megaminería en Chubut, a instancias del propio presidente Mauricio Macri, intentando quebrar la resistencia popular que hace años ha decidido que el pueblo no quiere est tipo de explotaciones en sus territorios. El rol de Ávila como lobbysta si bien viene de hace rato, cobró especial preponderancia en la opinión pública de Chubut, a partir del fallido intento del gobierno y las corporaciones de traer al ex-presidente uruguayo Mujica para "convencer" a los chubutenses de que la megaminería es buena, como una suerte de lobo disfrazado de cordero a modo de caballo de Troya del modelo extractivista.

Se pudo saber además que la designación de Jorge Ávila como de presidente de Petrominera Chubut ha expirado, consecuentemente el cargo que detenta en la empresa estatal lo está usurpando. La designación de los cargos en la empresa provincial fue aprobada por el decreto 790/19 firmado por el gobernador Arcioni el 16 de julio y debería haber sido ratificado por la Legislatura provincial dentro de los 30 días, cosa que hasta el día de hoy no ha sucedido. Ávila sigue ocupando el cargo mediante prórrogas firmadas por el gobernador Arcioni. La situación es análoga con los demás directores de la firma.

El señor Jorge Ávila tiene importantes vínculos políticos en los más altos estamentos de poder de Chubut y Argentina, tanto de oficialismo como de oposición. Por lo tanto su accionar fuera de la ley tiene garantía de impunidad. Actualmente ha manifestado públicamente su pertenencia al espacio del candidato Alberto Fernandez, con quien actualmente mantiene una estrecha relación, demostrando que estas prácticas también tendrán garantía de impunidad en el próximo período presidencial. Es uno de los pocos dirigentes del partido justicialista de Chubut que ha mantenido una relación cercana y estrecha con el actual presidente, Mauricio Macri y desde ya, mucho más cercana aún con Cristina Fernandez, hacia quien siempre se deshizo en elogios.

El accionar de Jorge Ávila como lobbysta de la megaminería en un territorio que no quiere esa modalidad extractivista o como fuerza de choque para tercerizar la represión ante los efectos de la población de las crisis generadas por las malas gestiones de gobierno, merecen el repudio de quien suscribe, así como también la cercanía a él por parte de las dierentes corporaciones político-empresario-policiales que se disputan el control del estado, cuyos líderes debieran tomar distancia de este personaje, en lugar de tenerlo como refernte. Consecuentemente, me solidarizo con la lucha docente de Chubut, pero no con quienes después van y votan a los socios políticos de Ávila.

1 comentario:

SI TE PARECIÓ INTERESANTE EL CONTENIDO, TAMBIÉN PODÉS VER LAS NOTAS ANTERIORES MÁS VISITADAS...