6/9/19

JORGE "LOMA" ÁVILA, EMISARIO DEL PODER POLÍTICO PARA TERCERIZAR LA REPRESIÓN E IMPONER LA MEGAMINERÍA EN CHUBUT


El día 4 de setiembre pasado una patota de encapuchados del Sindicato de Petróleo y Gas Privados de Chubut desalojó violentamente una manifestación de trabajadores docentes de Chubut que protestaban por el atraso en el pago de sus sueldos. La patota actuó en un marco de virtual zona liberada, ya que no hubo presencia policial en el lugar y trascendió que hubo alguna orden de que las fuerzas de seguridad no se hicieran presentes ni actuaran ni para prevenir ni para detener a los violentos, a pesar de las amenazas proferidas con anterioridad a los hechos.

El sindicato de Petróleo y Gas Privados de Chubut está comandado por Jorge Ávila, apodado "Loma", personaje muy reconocido por su cercanía a todos los estamentos de podel político-empresario-policiales, sean nacionales, provinciales o municipales. Además de ello, es presidente de Petrominera Chubut Sociedad del Estado, empresa provincial de producción hidrocarburífera y minera del estado, que curiosamente, no produce nada, sino a través de terceros asociados. Por ende cumple un doble rol patronal y sindical.
De ahí que se tiene la certeza de que la fuerza de choque del sindicato de Ávila fue un caso más de represión tercerizada por parte del Estado, sobre todo teniendo en cuenta que el día anterior este personaje había proferido amenazas públicas hacia los docentes que protestaban.

Jorge "Loma" Ávila tiene garantía de impunidad bajo cualquier estamento político


El señor Jorge Ávila actualmente cumple el rol de ser el principal lobbysta de las corporaciones y los gobiernos asociados que pretenden instalar la megaminería en Chubut, a instancias del propio presidente Mauricio Macri, intentando quebrar la resistencia popular que hace años ha decidido que el pueblo no quiere est tipo de explotaciones en sus territorios. El rol de Ávila como lobbysta si bien viene de hace rato, cobró especial preponderancia en la opinión pública de Chubut, a partir del fallido intento del gobierno y las corporaciones de traer al ex-presidente uruguayo Mujica para "convencer" a los chubutenses de que la megaminería es buena, como una suerte de lobo disfrazado de cordero a modo de caballo de Troya del modelo extractivista.

Se pudo saber además que la designación de Jorge Ávila como de presidente de Petrominera Chubut ha expirado, consecuentemente el cargo que detenta en la empresa estatal lo está usurpando. La designación de los cargos en la empresa provincial fue aprobada por el decreto 790/19 firmado por el gobernador Arcioni el 16 de julio y debería haber sido ratificado por la Legislatura provincial dentro de los 30 días, cosa que hasta el día de hoy no ha sucedido. Ávila sigue ocupando el cargo mediante prórrogas firmadas por el gobernador Arcioni. La situación es análoga con los demás directores de la firma.

El señor Jorge Ávila tiene importantes vínculos políticos en los más altos estamentos de poder de Chubut y Argentina, tanto de oficialismo como de oposición. Por lo tanto su accionar fuera de la ley tiene garantía de impunidad. Actualmente ha manifestado públicamente su pertenencia al espacio del candidato Alberto Fernandez, con quien actualmente mantiene una estrecha relación, demostrando que estas prácticas también tendrán garantía de impunidad en el próximo período presidencial. Es uno de los pocos dirigentes del partido justicialista de Chubut que ha mantenido una relación cercana y estrecha con el actual presidente, Mauricio Macri y desde ya, mucho más cercana aún con Cristina Fernandez, hacia quien siempre se deshizo en elogios.

El accionar de Jorge Ávila como lobbysta de la megaminería en un territorio que no quiere esa modalidad extractivista o como fuerza de choque para tercerizar la represión ante los efectos de la población de las crisis generadas por las malas gestiones de gobierno, merecen el repudio de quien suscribe, así como también la cercanía a él por parte de las dierentes corporaciones político-empresario-policiales que se disputan el control del estado, cuyos líderes debieran tomar distancia de este personaje, en lugar de tenerlo como refernte. Consecuentemente, me solidarizo con la lucha docente de Chubut, pero no con quienes después van y votan a los socios políticos de Ávila.

29/8/19

INCENDIOS EN AMAZONAS: EL EXTRACTIVISMO LLEVA A LA DESTRUCCIÓN DEL PLANETA


A una semana de publicado el informe anterior, la atención internacional sobre los incendios en el Amazonas y otros bosques tropicales de sudamérica aumentó en la misma proporción que los propios incendios. Debe ser por eso que ahora los gobiernos quieren por un lado mostrar como que se están ocupando del tema y por otro tratar de apagar las llamas, no en el territorio, sino en los medios y la opinión pública.
Una semana después de que el tema estalló en todo el mundo y a pesar de las teatralizaciones de ocasión, los incendios continúan. Las hectáreas quemadas y los focos de incendios se siguen multiplicando, tanto en Brasil, como en Bolivia, en la misma proporción en que aumenta la preocupación internacional. Los datos siguen siendo muy retaceados y cuesta encontrarlos, pero su contundencia mata todo tipo de relato que pretenda montarse respecto cualquier de especulación subjetiva en torno al tema, sus causas y consecuencias, sea de la tendencia que sea.

NUNCA LOS VAN A APAGAR SI PRIMERO NO DEJAN DE PRENDER FUEGO

Los incendios no se van a apagar con aviones hidrantes, o mandando al ejército, ni con ayuda internacional y ni siquiera con una temporada de lluvias, si primero no se atacan las causas que los están provocando: la mano desaprensiva del hombre que acerca un fósforo y combustible al bosque y las políticas de estado de gobiernos de turno en los estados neocoloniales (sean del signo partidario que sean). Como ya hemos dicho en este espacio de expresión, en materia de incendios forestales el peor combustible es la desidia, la cual hoy se exhibe sin oudor en todos los estamentos del poder de los países involucrados.
Por más que quieran apagarlos y destinen esfuerzo y dinero para ello, mientras sigan premitiendo que se prenda fuego, los incendios van a continuar más, hasta destruir todos los bosques, con las consecuencias que ello nos acarrea. Indefectiblemente van a continuar mientras hayan gestiones de gobierno (y expresiones políticas de todo tipo) avalando esta destrucción, mediante legislaciones que autoricen la quema y la deforestación, así como el posterior cambio de uso del suelo, para destinarlo a cualquiera de las variantes del extractivismo.
Los incendios continuarán  mientras los gobiernos sigan sosteniendo falacias como esa de que el uso indiscriminado de los bienes naturales sea la única alternativa válida para el progreso, o que el  aumento de los niveles actuales de consumo e industrialización sea la única opción viable para el crecimiento de los pueblos. Mientras esa forma de pensar no cambie, los incendios y el resto de los mecanismos de destrucción de la vida sobre el planeta, indefectiblemente continuarán.
  
Las consecuencias de los incendios en los bosques tropicales de Brasil (der) y Bolivia (Izq) son las mismas, independientemente de la orientación partidaria del gobierno de turno: la devastación no tiene orientación política , pero si sistémica, ya que de una manera u otra es resultado del modelo extractivista.
  
  
DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA  
 
El mapa muestra una cuadrícula con las concentraciones de
incendios del 15 al 25 de agosto, en escala cromática de ama-
rillo a rojo: Las zonas más afectadas corresponden al sur de
la Amazonía brasilera y la Chiquitanía boliviana. La pequeña
imagen satelital muestra que las columnas de humo denso es-
tán presentes tanto en territorio brasilero como en el boliviano.
Fuente: elmundo.es a partir de datos e imágenes de la NASA.
En estos días, tanto Jair Bolsonaro como Evo Morales, con grandes porciones de sus países ardiendo, volvieron a ratificar al modelo extractivista como política de estado, ya que ambos ratificaron la legislación de cuya aplicación en el territorio se dio origen a este desastre que hoy amenaza a toda la humanidad. Los decretos y demás decisiones administrativas que permiten quemar bosque y deforestar fueron convalidadas en los congresos de ambos países y defendidas por ambos mandatarios en sus discursos, mientras en esos países y en el resto del mundo se suceden las protestas y movilizaciones para que se ponga fin de una buena vez a esta tragedia.
Jair Bolsonaro dijo que los parques nacionales y reservas indígenas en el Amazonas son excesivas (apenas alcanzan el 14%) y que hay que venderlas para que sean tierras productivas (ya hay un decreto para vender tierras fiscales). En la misma sintonía, Álvaro García Linera (vicepresidente de Evo Morales) ha sostenido que los Parques Nacionales deberían ser abrogados (hoy varios de ellos están quemados). Ambos presidentes, a pesar de mostrarse antagónicos, han llevado a cabo la misma política de negociar con el capital transnacional de los agronegocios y la burguesía local ganadera, la destrucción de los bosques para ampliar la frontera extractivista. Ambos son responsables de mercantilizar la vida y el territorio en detrimento de los pueblos.
Evidentemente, ambos regímenes políticos no sólo tienen al extractivismo como política de estado, sino que lo predican con una suerte de fanatismo fundamentalista. Los funcionarios de ambos países minimizan la tragedia, se burlan de los ambientalistas, los hostigan y persiguen, ignoran las demandas de los pueblos originarios y banalizan todas las cuestiones vinculadas a la conservación del ambiente, cuando en realidad son fundamentales, primero para preservar la especie humana y segundo para combatir sus inequidades sociales.
La Confederación de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), que nuclea a puelos originarios de Brasil, Bolivia, Perú y Colombia, declararon a ambos presidentes "personas no gratas", acusándolos de genocidio ambiental y cultural. Los incendios y desmontes en este año están dejando a más de un millón de indígenas damnificados, que seguramente deberán abandonar sus territorios o serán expulsados de los mismos para seguir engrosando los cordones marginales de las grandes ciudades. Esta denuncia fue elevada a los organismos específicos de derechos humanos y pueblos originarios de las Naciones Unidas.
¿De qué le sirve a los fanáticos del sistema decir que Bolsonaro y Morales (o en todo caso sus gestiones de gobierno) no son lo mismo, cuando en definitiva, la resultante final de la aplicación de sus políticas de estado, que es lisa y llanamente la destrucción del planeta sin atenuantes, si lo es?
Se le sigue esquivando el bulto a la cuestión y continuar en ese circulo vicioso de las impostaciones y las teatralizaciones, sin aportar un enfoque integrador de los problemas que pueden llevar a la desaparición de la humanidad en los debates políticos, es como discutir si es mejor la silla eléctrica o la inyección letal, cuando el problema ético real es la convalidación de la pena de muerte.

El fuego en los bosques tropicales de Sudamérica no corresponde a un solo gran incendio, sino a miles, como se dijo antes. Tampoco es que se originaron en un país y pasaron a otro, sino qu cada país tiene los suyos. En la secuencia de imágenes satelitales se observa el único incendio registrado que traspuso fronteras internacionales en estos días. Se trata de la triple frontera entre Bolivia, Brasil y Paraguay. El punto tripartito se localiza en la confluencia de los dos ríos que se observan. La imagen de la izquierda fue tomada días antes, la segunda se observa que el incendio se inicia en territorio boliviano y en su trayectoria de sur a norte pasa a Brasil. En la imagen de la derecha de unos días después, se observa que la circulación del aire cambia de dirección y por ende el fuego vuelve a territorio boliviano y traspone la frontera con Paraguay hacia el sur-oeste. Proyecto Copernicus, satelite Sentinel 5.

  
Y PARA CUANDO EL CAMBIO DE PARADIGMA?

El intelectual Leonardo Boff sostenía que el capitalismo se comporta como anti-vida en todo sentido, generando dos grandes injusticias de carácter global:
●  Una social, dejando a gran parte de la humanidad en la miseria y la marginalidad, producto del reparto desigual de la riqueza económica.
● Otra ambiental, destruyendo la biodiversidad sobre el planeta y manipulando genéticamente el secreto de la vida con los transgénicos, exponiendo a grandes cantidades de la población al envenenamiento masivo, catastrofes y éxodo.

Este razonamiento es bastante claro para discernir que de nada sirve atender las problemáticas sociales sin ocuparse al mismo tiempo de las ambientales, como pretenden los modelos políticos vigentes dentro del sistema capitalista corporativo globalizado actual. Conviene aclarar (más allá de que hoy el capitalismo es la forma impuesta en todo el mundo) que la diferencia en este sentido entre capitalismo y socialismo queda reducida a una mera declamación cuando en escencia, ambos sistemas también eligieron al extractivismo como mecanismo de progreso y desarrollo (el desastre nuclear de Chernobyl o la desaparición del Mar Aral en la ex URSS son ejemplos de ello).

Insistir en este modelo es como reincidir en el viejo paradigma de los espejitos de colores o como seguir avalando la teoría del derrame elucubrada por el neoliberalismo y puesta en práctica por el populismo. El problema es que el sistema (en su afán de perpetuarse) no ofrece alternativas a las viejas fórmulas, por lo tanto hay que construirlas, pues ya está probado que los modelos que no atiendan las inequidades sociales y la destrucción ambiental de manera integrada, vínculadas entre sí, con enfoque integrador y como un solo problema de todas y todos, llevan indefectiblemente a la destrucción del planeta. Por eso creo conveniente volver a remarcar que, más allá de las impostaciones o los floreos retóricos, el extractivismo, sea por derecha o por izquierda, conduce indefectiblemente a lo mismo: la desparición de toda forma de vida sobre la faz de la tierra, incluida la humanidad.
 

21/8/19

BRASIL, BOLIVIA, DEFORESTACIÓN, INCENDIOS: DOS MODELOS ANTAGÓNICOS CON LAS MISMAS CONSECUENCIAS


Desde hace unas semanas ocupa la atención del mundo los incendios forestales que están ocurriendo en la región amazónica. Desde hace unos meses también se viene alertando a cerca del drástico incremento en la deforestación de esta zona.

En la web se pueden conseguir mapas de la deforestación (izq) y los incendios (der) en tiempo real. El de la izquierda muestra las áreas deforestadas más recientes en tonos rojizos a fucsia. El de la derecha muestra los puntos calientes color verde fluo y las zonas contaminadas por humo de tonos oscuros. En ambos casos, los territorios más afectados son el suroeste de Brasil, el este de Bolivia y en menor medida, el norte de Paraguay.
     
Las alertas no son en vano: los bosques tropicales de la cuenca del Río Amazonas proveen una cuarta parte del oxígeno que respira la humanidad. Más de la mitad de esta región está dentro de Brasil, sin embargo el resto está compartida por Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela.
Los bosques tropicales de Sudamérica además se extienden (de norte a sur) por las Guayanas, la Cuenca del Orinoco, las Yungas o nuboselvas montanas (Colombia a Argentina), el Matto Grosso, el Gran Chaco y la Selva Paranaense.
A estos bosques se les ha denominado con justa razón "el pulmón verde del planeta" por ser la mayor masa vegetal del planeta y, como se sabe, las plantas verdes, a través de su proceso de fotosíntesis, generan el oxígeno necesario para que el resto de los seres vivos sobre la faz de la tierra puedan vivir.
Sobre las causas de los incendios de grandes magnitudes como estos, las debemos buscar siempre en las de tipo antrópico, tanto en terreno respecto de quién enciende un fósforo como en las decisiones de estado de los territorios involucrados respecto de los modelos de desarrollo en ellos implementados. Sobre este punto en concreto ya nos explayamos bastante en este espacio de expresión.
Quien suscribe, a demás de contar con capacitación en materia de incendios rurales y forestales, ha tenido la posibilidad de estar in situ en los incendios del monte cuyano entre 2000/2004 y de los bosques patagónicos entre 2011/2015, además de tener acceso a información estratégica (de carácter público pero retaceada por los estados) que ha permitido determinar mediante su análisis un mismo hilo conductor en la intencionalidad de estos fenómenos, el cual en este caso vuelve a repetirse.

Quiénes son los responsables?

El capitalismo corporativo globalizado tiene a EEUU, Rusia, China y la Comunidad Europea como las principales sociedades de consumo demandantes de bienes naturales en todo el planteta y consecuentemente sus esquilmadores a gran escala. Estos estados, sus autoridades y los dueños de sus corporaciones son los responsables primarios en la destrucción del planeta, pues además son quienes en el marco de la economía de mercado, fijan el rumbo, ritmo y modalidad en materia de explotación de bienes naturales a nivel mundial.
La responsabilidad específica en la pérdida de los bosques tropicales (secundaria si se quiere, en base a lo anterior, pero indisociable e inexcusable) recae en forma categórica sobre Brasil, ya que su extenso territorio abarca la mayoría de éstos y es el principal deforestador a nivel mundial. Sin embargo, los demás países no se quedan atrás: Bolivia, Colombia, Perú, Argentina y Paraguay (en ese orden) también están entre los países más deforestadores del mundo.
Entre estos países (de economías fuertemente primarizadas) y aquellos (llamados desarrollados) hay un fuerte vínculo, ya que las exportaciones de materias primas baratas van en un sentido y las de tecnología de alto costo en otro, en balanzas casi siempre desiguales. Además, las corporaciones que extraen los bienes naturales masivamente de éstos países, son de aquellos otros.
    
Según las estadísticas de los últimos años de Global Forest Watch (GFW, Observatorio Mundial de Bosques) Brasil ocupa el primer lugar en el ranking de la deforestación de bosques tropicales a nivel mundial, Bolivia está en quinto lugar y dentro de los 10 también figuran Colombia y Perú.
Si se consideran a todos los bosques (no sólo a los tropicales), Brasil sigue siendo el primero, Bolivia pasa al octavo lugar, Argentina aparece noveno y Paraguay décimo.
Conviene aclarar que la distinción entre los bosques tropicales y el resto de los bosques no es antojadiza: los primeros son los que producen más oxígeno y porque contienen la mayor biodiversidad del planeta, concentrando más de la mitad de especies de seres vivos que hasta el momento han sido registrados por la ciencia.
La deforestación y los incendios del Amazonas si bien vienen de vieja data y han mantenido un crecimiento sostenido a lo largo de los años, actualmente con las estadísticas en permanente crecimiento, tienen una figura casi excluyente como responsable y es el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuyas decisiones políticas de estado se han basado precisamente en incentivar la aceleración en el avance desenfrenado de la frontera extractivista, con medidas concretas que han apuntado a ello, acusando a ambientalistas de "frenar el desarrollo" e incluso discurseando sobre que son los autores materiales de los incendios.
No obstante, la posición de Bolivia como uno de los principales deforestadores en el mundo no deja de llamar la atención, sobre todo porque este proceso en ese país se dio en los últimos años. Todo ocurre de esta manera, a pesar de tratarse de un país relativamente pequeño y con una población mucho menor, y de estar presidido desde hace varios años por la emblemática figura de Evo Morales, quien se ha mostrado ante el mundo como originario y defensor de la naturaleza y la Madre Tierra. Sin embargo este personaje también ha dictado la legislación permisiva que llevó a esta tragedia ambiental, a pesar de la oposición de la población local que le advirtió respecto de las consecuencias que hoy están a la vista, sobre todo den los pueblos originarios que hoy lo han perdido todo: bosques, campos, ríos y sitios sagrados.
Que Bolivia aparezca en los primeros lugares mundiales en materia de deforestación a la par de Brasil no es por arte de magia.
 
Consecuencias:
 
Es materia conocida los numerosos problemas que genera la deforestación en el mundo: pérdida de biodiversidad, destrucción de los ecosistemas, pérdida del suelo, erosión, inundaciones, extinción de los pueblos originarios, exodo de la población hacia los cordones marginales de las grandes ciudades, hambrunas, guerras, etc.
Los incendios además de todo esto, generan una gran cantidad de gases de efecto invernadero en un lapso muy corto de tiempo y alteraciones severas en la atmósfera que afectan a la salud de la población y obligan a un mayor consumo de energía en las grandes ciudades, así como también suspender el tráfico aéreo.
También es conocido que las causas de la deforestación son fundamentalmente vinculadas al avance de la frontera extractivista: monocultivos transgénicos con agrotóxicos, ganadería intensiva, extracción megaminera y petrolera, papeleras, grandes represas, expansión de ciudades, etc. Ésta es una segunda etapa de destrucción de los pueblos (luego de la deforestación propiamente dicha que es la primera), ya sea por el envenenamiento masivo de la población que producen las diferentes variantes de esta modalidad extractiva de gran escala o por las desigualdades y el despojo que generan en las poblaciones locales, terminando también en el hambre.
El famoso dicho "pan para hoy, hambre para mañana" si bien es de vieja data, pareciera haber sido instaurado por el modelo extractivista, que (ya sea por derecha o por izquierda) ha dado lugar a "las venas abiertas de América Latina", a cambio de espejitos de colores (como hace 500 años) o ni siquiera eso, según el caso.
 
Datos concretos:
  
País
Territorio cubierto de bosques en 2015 (FAO)
Deforestación
en 2017 (GFW)
Deforestación
en 2018 (GFW)
Incendios en agosto 2019 (estimativo)
Hectáreas
% mundial
Hectáreas
% pérdida
Hectáreas
% pérdida
Hectáreas
% pérdida
Brasil
493.538.000
12,33
4.519.833
0,92
5.866.965
1,19
4.000.000
0,81
Bolivia
54.764.000
1,37
463.194
0,85
617.682
    1,13
417.000
0,76
  
Al año 2015 y según estadísticas de la FAO, Brasil tenía más del 12% de los bosques del mundo y Bolivia más del 1%. El año 2016 (que no aparece en el cuadro) fue el de mayor deforestación en el mundo registrado hasta el momento, según GFW, con cifras más altas a las expuestas. Tal parece que el 2019 batirá un nuevo record, ya que tan solo en los incendios de agosto, Brasil y Bolivia perdieron casi lo mismo de bosques que en un año entero de deforestación.
Las estimaciones sobre superficie incendiada fueron tomadas de informes periodísticos en el caso de Bolivia y de cálculos propios en el caso de Brasil, a partir del dato concreto de mas de 74.000 incendios forestales ocurridos en ese país en el último mes.
Más allá de la diferencia de tamaño y población, los dos países presentan un avance de la deforestación similar en cuanto a porcentajes. Al ritmo actual de aceleración de la pérdida de cobertura forestal y de continuar en esta escala de crecimiento, una simple operación aritmética con las cifras expuestas puede darnos una pauta de las estimaciones a las que ya desde distintos ámbitos se han arribado: ambos países podrían perder todos sus bosques dentro de 28 a 30 años.
  
Qué tienen en común Evo Morales y Jair Bolsonaro?
  
Que, más allá de los antagonismos discursivos, de los fuertes matices en sus gestualidades democráticas, de sus políticas sociales de corto plazo, etc. ambos en el fondo representan diferentes facetas de un solo sistema: el capitalismo, implementando en sus territorios el modelo extractivista.
El punto es que, mientras algunos fanáticos se sensibilizan por ciertas comparaciones políticas, los bosques siguen ardiendo para satisfacer las necesidades de los imperios a los que todos los gobiernos de los estados neocoloniales (sean del signo que sean) les abren las puertas al saqueo y la depredación. Sea de una u otra manera, el resultado es el mismo: la destrucción lisa y llana de la toda forma de vida.
Consecuentemente, el resultado es el mismo: la pérdida masiva y casi total de los bosques tropicales de Sudamérica y sus consecuencias a mediano y largo plazo, como ser la extinción masiva de especies y la pérdida de fuentes de oxígeno necesario para respirar, a niveles que puede llegar a comprometer la existencia de la humanidad en el futuro, tal como ocurre con la generación de gases de efecto invernadero. En definitiva y más allá de los discursos de barricada, los datos duros están evidenciando que en materia de supervivencia de la especie humana, ambos modelos (llamense populistas o neoliberales), por ser capitalistas y extractivistas, llevan indefectible a la destrucción del planeta.
Está todo perdido? definitivamente no: está en quienes lo habitamos, hacer algo para frenarla, empezando por cambiar, no de caripelas, sino de sistemas económicos y políticos que nos van destruyendo como humanidad, por otros diferentes a los que ya existieron, que tengan a la ecología como agenda de discusión política, que nos aseguren un reparto equitativo de los bienes naturales y el territorio, su uso responsable sin generar envenenamiento de la población ni destrucción del ambiente, y una existencia naturalmente prolongada de la humanidad como especie.
  

3/5/19

NADA QUE FESTEJAR EL 1º DE MAYO

 
El día del trabajador (y por supuesto, también el de la trabajadora) no es un día festivo, más allá de las expresiones de deseo vertidas en el contexto de la ingenuidad casi automática de los entornos afectivos que se expresan en cada fecha importante y de las cuales excluyo a las que vienen de arriba. Lo que sí me llega es algo que en general la masa no registra o prefiere pasar de largo deliberadamente, y es que la fecha reivindica un hito fundamental del movimiento anarquista y antifascista a nivel mundial; que desde ya, dejó su huella indeleble en la historia reciente de la humanidad, y desde ya también, pretende ser ignorado en su escencia. Tal vez de ahí provenga esa cuestión de desear feliz día en una jornada que no evoca otra cosa que hechos de una crueldad suprema por parte de los estados (aparatos policial y judicial mediante) hacia la dignidad y las libertades individuales y colectivas de las personas.

La placa que homenajea a los Mártires de Chicago en el sitio donde se desarrollaron
las protestas que dieron lugar a que el 1º de mayo se celebre el día del trabajador. En
fibrón esta escrito un mensaje de los movimientos anarquistas: "primero ellos tomaron
tu vida, ahora ellos explotan tu memoria". Curiosamente, el 1º de mayo es feriado en
casi todo el mundo, excepto en EEUU... Foto: Bogdan Markewikz.
  
Por qué decimos que no hay nada qué festejar el 1º de mayo?
  
El día no es para festejar, primero que nada por el contexto actual donde las, les y los trabajadores constituyen el último eslabón (pero a su vez el zócalo basal sustentador) del andamiaje de sometimiento opresor y explotador del sistema capitalista corporativo globalizado, y su cara visible en nuestros territorios: el modelo extractivista (megaminería, fracking, agrotóxicos, uranio, litio, deforestación, negocios inmobiliarios y financieros, etc...), que exprime cuerpos y territorios hasta agotarlos y descartarlos, como todo lo que motoriza la modernidad y el confort de una elite a costa del sufrimiento ajeno.
Pero además no hay festejo que valga, puesto que la fecha alude a los Mártires de Chicago: ese día de 1.886 mas de 400 mil trabajadoras y trabajadores de todo EEUU (entre los que habían niñas y niños que también eran explotados laboralmente) iniciaron una huelga por tiempo indeterminado en reclamo de una en ese entonces reciente ley federal sancionada por el Congreso de ese país, que determinaba la reducción de la jornada laboral a 8 horas y que las patronales se negaban a aplicar y asimismo los gremios en qquel momento se negaban a reclamar.
La huelga fue entonces contra los empresarios que no querían cumplir la ley (obligando a trabajar hasta 14 horas a sus empleados), contra los sindicatos que no defendían a quienes supuestamente representaban y contra los medios hegemónicos de ese entonces que se dedicaban a denostar públicamente la lucha social, con proclamas amarillistas de neto corte fascista.
Al tercer día de huelga, en uno de los lugares donde se desarrollaban las protestas, Haymarket Square, una plaza de Chicago, la policía comenzó a reprimir a los manifestantes, disparando a mansalva y matando e hiriendo a un número indeterminado de ellos. En ese momento una bomba estalló entre las filas de uniformados, supuestamente matando e hiriendo a alguno de ellos.
La prensa que en ese entonces estaba controlada por el empresariado burgués, responsabilizó a algunos líderes de esa marcha, sin fundamentos concretos, empujando a un juicio donde 8 de ellos fueron condenados: 5 a ser ejecutados en la horca y 3 a cadena perpetua y trabajos forzados.
Poco tiempo después de ejecutada la sentencia de muerte, se supo que la bomba fue arrojada por un infiltrado, que los policías muertos y heridos lo fueron por balas "amigas" y que el juicio express y salido de toda lógica del derecho, estuvo motivado por persecución ideológica y una alta carga de xenofobia, pues todos los ajusticiados eran extranjeros y militantes anarquistas y antifascistas. El repudio de la sociedad norteamericana ante la trascendencia de estos detalles fue tan grande que apenas un mes después el estado se vio obligado a hacer cumplir la ley y la jornada laboral de 8 horas teminó universalizándose.
Así que ya sabés: si hoy sólo estás obligado a trabajar 8 horas al día como máximo, pero además en tu laburo tenés días de descanso, vacaciones, te pagan las horas extras, aguinaldo, viáticos, etc... no fue por iniciativa de ningún gobierno de turno, empresario que se las da de filántropo, partido político o movimiento sindical; fue porque un grupo de anarquistas luchó hasta entregar su vida en manos del aparato represivo del estado.
Por eso es que es que, querido/querida lector/lectora, actualmente sos beneficiaria o beneficiario de todas y cada una de las conquistas sociales que son fundamentales en tu vida gracias a la pretesta social y todo lo que ella incluye, como movilizaciones, pintadas, panfleteadas, cortes de rutas o calles y demás demostraciones públicas, contra las que despotrican muchos corderitos del sistema a los que les resulta más cómodo hacer el papel de carnero y buchón obsecuente del poder de turno que asumir el rol que les corresponde en la lucha de clases...
 
Y por casa como andamos?
 
La reivindicación de la lucha social también incluye a las cuestiones mayores o menores que nos ocurren en el lugar a donde vivimos y que son determinantes en la marcha de nuestras vidas: por ejemplo, a quien suscribe, que hoy vive en Uspallata, y a una inmensa mayoría de los coterráneos, no nos resulta menor el hecho de que una corporación transnacional como Minera San Jorge haya sido rechazada en todas las instancias administrativas por las que tuvo que pasar, impidiéndose que pudiera llevar a cabo su plan devastador, que la casta política daba por consumado; y que gracias a eso, logrado mediante una persistente seguidilla de protestas, movilizaciones, cortes de ruta, la apertura de una radio alternativa y finalizando con la tona de la Legislatura de Mendoza, actualmente en nuestro valle podamos medianamente seguir desarrollando un modo de vida amigable con el maravilloso entorno que nos rodea, con aire transparente, suelo fértil y agua pura.
A pesar de ello, todavía no estamos exentos de que algún falso iluminado de las patronales partidarias que pretenden controlar los resortes del Estado (radical, peronista, macrista, kirchnerista, o lo que sea, ya que para todos ellos el extractivismo es política de estado) o a sus adláteres, se les ocurra entre gallos y medianoches, a puertas cerradas en algún despacho de la lejana capital, dar rienda suelta a la locura de reventar montañas y envenenar el agua, tan solo para saciar desmesuradas ambisiones foráneas.
Para que eso no suceda debemos seguir reclamando en todos los ámbitos (y especialmente en las calles) que en Uspallata queremos área natural protegida y la queremos ya. Si no sabés de qué se trata nuestro proyecto, en el cual venimos activando desde hace años con espíritu trabajador y para crear empleo genuino y duradero, además de proteger nuestro mágico entorno, entrá y enterate:
https://parqueuspallatapolvaredas.blogspot.com/
  

11/10/18

BENETTON Y SU NUEVO NEGOCIO EN ARGENTINA: CACERÍA Y COMERCIALIZACIÓN DE GUANACOS


A veces la realidad no deja de sorprendernos: si bien la campaña sistemática encarada por el Grupo Benetton con el objetivo de quedarse con territorio de los Pueblos Originarios (despojo mediante y teniendo a su disposición la totalidad del aparato represivo del Estado, cuyo punto cúlmine es sin dudas la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado) ha sido lo peor que ha exhibido esta corporación en la República Argentina; ahora nos encontramos con otro negocio millonario de esta corporación, basado en el lucro particular por el usufructo de un bien protegido que pertenece a todos los habitantes del país, que lamentablemente cuenta con todos los avales del estado: la cacería de guanacos y la comercialización de su carne, a pesar de tratarse de una especie de la fauna autóctona (y por lo tanto, patrimonio de todas y todos) y protegida por CITES (Concención Internacional contra el Tráfico de Especies Silvestres). Entendemos que el objetivo de esta acción no es el aprovechamiento de la especie en sí, sino eliminarla de sus propiedades.

El Grupo Benetton no quiere guanacos en sus propiedades


A modo de tener un contexto previo para encarar la lectura de esta nota, sugiero echarle un vistazo al trabajo de investigación que realizamos en este espacio de expresión sobre el Grupo Benetton en Argentina haciendo click acá.

Para llevar adelante el negocio de la cacería de guanacos y la comercializacón de su carne en el país y el exterior, Benetton (una corporación transnacional que ya cuenta con un enorme imperio tan sólo en Argentina) primero armó un andamiaje de empresas nuevas y luego realizó acciones de lobbying corporativo ante el gobierno nacional y el de la provincia de Santa Cruz, para obtener las autorizaciones para realizar esta actividad que está prohibida en todo el mundo.
Los últimos balances de las empresas del Grupo Benetton revelan en total un capital neto de casi € 13.000.000.000.- (trece mil millones de euros), con lo cual estamos hablando de una de las corporaciones más grandes del mundo, nucleadas en el holding Edizione.
Desde ya, la campaña de difamación pública lanzada oportunamente por Benetton contra los Pueblos Originarios (a través de los medios hegemónicos de la República Argentina y el aparato comunicacional del Estado en todos sus ámbitos) ha tenido como finalidad quedarse con sus tierras y generar una cortina de humo para ocultar las maniobras que realizan sus lobbystas locales para dar un marco legal a este tipo de negocios espurios; como lo es el tráfico de especies protegidas de la fauna nativa, uno de los negocios ilegales más redituables del mundo, después del narcotráfico y la venta de armas.
En el medio, se cruza el debate por la hegemonía de la ganadería ovina en Santa Cruz y su lobbyng corporativo, algo respecto de lo cual existe abundante material escrito, tanto respecto de su imposición histórica como actividad económica preponderante, mal llamada economía regional (ya que se trata de una explotación de tipo enclave que incide muy poco en las estadísticas de empleo y fuga la casi totalidad de sus ganancias), que solamente beneficia una selecta oligarquía local descendiente de los colonos ingleses que financiaron la "conquista del desierto"; y que hoy únicamente está amenazada por el avance irrestricto de la megaminería y el fracking en las zonas ganaderas de Sata Cruz y no por el guanaco, como pretenden infundadamente hacer creer los empresarios latifundistas.


Ganadera Cóndor

La Estancia El Cóndor (Benetton) tiene 220.000 hectáreas de
superficie, 30 kilómetros de costa en el Océano Atlántico y
80 kilómetros de frontera con Chile, incluido un paso por ruta.
Ganadera Cóndor (GC) es una suerte de empresa fantasma, que en pocos meses apareció como una PYME y luego se capitalizó mil veces (diez mil por ciento), para convertirse en una de las corporaciones ganaderas más grandes de la Patagonia. En el medio cambió dos veces de directorio y de propósitos empresariales.

Según una publicación del Boletín Oficial de la República Argentina (BORA) del 21/11/2016, el grupo Benetton, a través de sus representantes locales, registró formalmente una nueva sociedad denominada "Ganadera Cóndor" (GC) con un capital de $ 120.000.- monto que resulta a todas luces excesivamente exiguo en relación a las millonarias inversiones del Grupo Benetton.

El agente local no es otro que el argentino Diego Perazzo, el máximo representante del Grupo Benetton en Argentina y apoderado legal de la Compañía de Tierras del Sud Argentino (CTSA), quien se presenta en representación del holding Edizione, la corporación madre que controla todas las empresas del Grupo Benetton en el mundo. No obstante, la sociedad que se inscribe es argentina y originalmente está constituida por argentinos. Perazzo aparece al principio como presidente de esta nueva sociedad.

Un mes después, la sociedad GC se inscribe en AFIP. Lo curioso es que según el BORA, la sociedad formalmente constituida tiene como objetivo explotación de establecimientos agroganaderos, industrialización de productos y subproductos de este origen y comercialización de los mismos. Sin embargo, en su inscripción tributaria, la empresa declara además de lo anterior otras actividades como caza, silvicultura, pesca, explotación de minas y canteras, servicios empresariales y transporte de sustancias refrigeradas. Hasta donde se puede saber, todos estos cambios no aparecen en las actas de la sociedad.

Meses después, una publicación del BORA del día 03/05/2017, da cuenta de la conformación un mes antes del directorio de GC, donde vuelve a aparecer Perazzo como presidente y dos directores argentinos que también están en CTSA: Guillermo José Ryan, Gabriel Andrés Levy y Alberto Muzzachelli.

En otra publicación del BORA, del día 05/04/2017, aparece que CTSA realiza una transferencia extraordinaria de dinero a GC por un total de $ 124 millones (aproximadamente el 22% del total de su capital declarado que es de $ 590 millones), en una maniobra que multiplica el capital de la nueva sociedad por mil (o sea, un diez mil por ciento). El otro detalle es que las dos firmas tienen el mismo domicilio.

Finalmente, el 02/07/2018 aparece una nueva publucación en el BORA (esta vez con tres meses de retraso), respecto de cambios en el directorio de GC. En este caso, aparece como presidente Carlo Benetton y como vice Perazzo, además está Leone Benetton (hijo de Carlo) como director titular. Lo loco de todo esto es que Carlo Benetton murió días después, el 10/07/2018.

Con todos estos datos surge el interrogante respecto del motivo que ha llevado al Grupo Benetton a dividir sus inversiones ganaderas en Argentina, en dos empresas conformadas prácticamente por las mismas personas extranjeras y argentinas.
Una posible causa podría ser que Ganadera Cóndor es una empresa fantasma creada para dividir los activos de CTSA ante la posibilidad de que sea alcanzada por las leyes antimonopolio de Argentina o por la legislación que restringe la tenencia de tierras a extranjeros en zonas de frontera. En las publicaciones del BORA sólo se habla de montos de dinero, desconociendo concretamente cómo fue la división de bienes entre CTSA y GC.
De cualquier manera, el nombre es muy sugerente: la Estancia El Cóndor (la última adquisición de CTSA) está en gran parte rodeada por la frontera con Chile y el Océano Atlántico, donde ningún extranjero debería ser propietario sin autorización del Estado Argentino, previa rigurosa evaluación. Para sortear esto, es que pudieron haber transferido este bien a GC, una sociedad conformada en los papeles por argentinos y una vez anotada la Estancia El Cóndor en el Registro Nacional de la Propiedad, Benetton pasa a presidir la sociedad. Aunque por el tiempo transcurrido desde la compra hasta la conformación de GC, esta maniobra aparentemente no tendría sentido...
Recordemos también que en el escrito anterior sobre el Grupo Benetton se dio cuenta que Lázaro Báez (testaferro de la familia Kirchner y ex-amigo de Carlo Benetton) realizó numerosas transacciones comerciales con el grupo italiano, entre las que se cuentan la adquisición de 3 de las 25 estancias que poseía hasta ser procesado por la justicia. Luego de estas adquisiciones, en 2015, quiso comprarle la Estancia el Cóndor a CTSA, resultando que ante la negativa inicial terminó realizando diversas maniobras extorsivas contra Benetton e incluso operetas de prensa donde se afirmaba que ya la había adquirido, cuando en realidad eso no era así. Es probable también que los magnates italianos quisieron asegurarse que esto no volviera a ocurrir...
Recordemos además que esta operatoria de la empresa Ganadera Cóndor y sus maniobras de transferencia de activos y cambios repentinos de directorio, ya ha ocurrido varias veces en la historia empresarial de Argentina. Sin ir más lejos, tenemos el caso del británico Joseph Lewis en los años '90, que adquirió el campo que rodea el Lago Escondido en zona de frontera: la sociedad que hizo la compra estaba conformada por argentinos y una vez realizados los trámites de legitimación ante la Dirección de Zonas de Frontera y erl Registro Nacional de la Propiedad, los miembros de la sociedad cambiaron para pasar a ser él directamente el titular.

De todos modos, hay otro motivo para dividir la sociedad, que es este nuevo y prometedor negocio del Grupo Benetton en Argentina. Y para corroborar ello, una nota periodística de estos días da cuenta que es Ganadera Cóndor (y no CTSA) la empresa de Benetton que está directamente involucrada en este negocio específicamente.


La gestión de la gobernadora Alicia Kirchner está totalmente
consustanciada con los negocios de Benetton en Santa Cruz
y ha avalado con medidas oficiales todos sus requerimientos.
Acá aparece en el Frigorífico Faimali, junto a los patrones de
estancia del grupo italiano, en un acto oficial con motivo de
realizarse la primer faena de guanacos y su embalaje para
exportar la carne.
Frigorífico Faimali

Este establecimiento (con sede en Río Gallegos y sucursales en Tierra del Fuego) fue creado a mediados de los '80 por la familia Jamieson (terratenientes y grandes productores ovinos locales descendientes de los primeros colonos ingleses de esa provincia) para faenar corderos. La crisis en la ganadería ovina generada por las erupciones del Volcán Hudson casi hace desaparecer a la empresa. En ese entonces, parte del capital accionario del frigorífio es adquirido por la familia Kirchner y su crecimiento comenzó a ser sosotenido y exponencial desde que Nestor fue presidente. Es en estas circunstancias en que curiosamente por decisión del Gobierno Nacional, la exportación de carne ovina quedó exenta en su totalidad de las retenciones impuestas al resto de las exportaciones de carne durante las gestiones kirchneristas, que rondaba el 15%. En aquel entonces el Frigorífico Faimali era el principal exportador de esta producción, que rondaba las 3200 toneladas de carne ovina, siendo además el que procesa toda la producción de otra exportadora que es Estancias de la Patagonia. La capacidad operativa del establecimiento está montada para faenar 450.000 ovejas por año. Además, es el único que procesa en escala industrial carne de liebre, también para exportación en su totalidad.
No se tiene el dato exacto de cuándo fue que el grupo Benetton ingresó como accionista del Frigorífico Faimali, pero se sabe que ya en el 2008 poseía el 33% y para el año 2015 ya tenía el 62%. Tampoco se sabe cuándo y cómo se retiró la familia Kirchner de la empresa, ya que hasta donde se pudo averiguar, hoy no están en el directorio ni poseen acciones de la firma, por más que han tenido vínculos muy estrechos con la familia Jamieson, fundadores de la firma que aún son parte de la misma...
Actualmente, la web del Frigorífico Faimali directamente dice que la empresa pertenece a la Compañía de Tierras del Sud Argentino (CTSA), del Grupo Benetton, sin dar detalles respecto de su real composición accionaria. Sin embargo, nuevamente en este caso el Boletín Oficial es un instrumento público revelador de este tipo de información que normalmente los canales institucionales de las empresas mantienen en reserva.
En este caso, tenemos el Boletín Oficial del Gobierno de Santa Cruz, en su edición del 2 de octubre de 2014 (pag. 15), que da cuenta que en ese entonces el capital dela firma era de 12 millones de pesos (aproximadamente 1,5 millones de dólares al cambio oficial de ese entonces), lo cual representa una parte muy ínfima del negocio del Grupo Benetton en Argentina. Desde ya, el negocio de la exportación de carne ovina representa cinco veces más que ese monto, a eso hay que agregarle los beneficios de este nuevo negocio del guanaco, aún no determinados. Con esto, tenemos al menos una pista de que esos números están dibujados...
En el mismo documento público se da cuenta que el directorio de la firma se conforma de miembros de CTSA y de la familia Jamieson. Nuevamente aparecen los nombres de Diego Perazzo, Alberto Muzzachelli, Gabriel Levy y Oscar Longhi; personas estas que aparecen, como ya dijimos, en los directorios de las otras empresas de Benetton en Argentina, como ser la CTSA, la nueva empresa Ganadera Códor, la minera canadiense Minsud y su subsidiaria local Minera Sud Argentina. Por la familia Jamieson figuran dos representantes. Además de ello, el presidente y vice de la firma son Marcelino Díaz y Miguel O'Byrne, representantes locales de Benetton en Santa Cruz.
La ruta comercial de la producción del frigorífico Faimali es bastante extraña: la producción va en camiones 800 kilómetros desde Río Gallegos hasta Puerto Deseado, donde se embarca al exterior. Esta operatoria para desplazar por tierra toda su producción al puerto de aguas profundas más alejado de la provincia implica un desplazamiento que requiere de aproximadamente 1.000 viajes en camión por año, 1600 km. ida y vuelta, por la ya colapsada Ruta Nacional 3, única vía troncal asfaltada de esa provincia. Aparentemente, esta modalidad fue acordada hace años atrás para hacerse beneficiarios del no cobro de retenciones a las exportaciones.


Contaminadores seriales...

Vertidos del frigorífico Faimali en la Ría de Gallegos
Desde que el frigorífico Faimali se expandió de la mano del grupo Benetton, empezaron a haber problemas ambientales en Río Gallegos, donde se ubica su planta, precisamente a la vera de la "ría" (brazo de mar que entra al continente, donde se mezclan las aguas oceánicas saladas con las dulces provenientes de los ríos que allí desembocan). Concretamente las denuncias datan de 10 años atrás y dan cuenta del vertido de grandes cantidades de sangre proveniente de la faena a través de cañerías que vuelcan a la Ría de Gallegos. Estos vertidos contaminan el agua de la ría, producen olores nauseabundos y generan malestares respiratorios en la población circundante.
El frigorífico Faimali además está acusado de realizar quemas ilegales de sus deshechos sólidos, cuyas emanaciones son percibidas por los vecinos de la planta.
Desde ya, la empresa no se hace cargo de gestionar sus vertidos, así como tampoco el gobierno de Santa Cruz de sancionarlos por la contaminación que generan. Es el Estado quien con fondos públicos y créditos tomados en el exterior que paragemos todas y todos, está montando la infraestructura necesaria para llevar adelante esta tarea.
Desde ya, las sanciones para Benetton no caben en este sentido, al menos en la actual gestión provincial de Alicia Kirchner; ya que por la participación en el pasado de la ex-familia presidencial en los negocios de la empresa y el actual impulso del gobierno provincial a su negocio particular de la cacería de guanacos y comercialización de su carne, eso prácticamente sería imposible.


Los mandamás de Benetton en Santa Cruz

Marcelino Díaz y Miguel O'Byrne, representantes de Benetton en Santa Cruz
Así como en la anterior entrega sobre el grupo Benetton mencionamos que el apoderado legal de las empresas de Benetton es Diego Perazzo y su mandamás en las estancias de Chubut es Ronald Mc Donald, en Santa Cruz el personaje que ocupa este rol es Marcelino Díaz, quien está vincilado al grupo italiano desde que adquirió la Estancia El Condor, a fines de los '90s.
De la poca información que se tiene de esta persona se sabe que es un reconocido dirigente ruralista de Río Gallegos, con destacada participación en la Federación de Entidades Agropecuarias de Santa Cruz (FIAS). El actual presidente de esta entidad es Miguel O'Byrne, que también es representante de Benetton en GC y FF.

El otro dato concreto que se tiene es que Marcelino Díaz está inscripto en AFIP como empleador dueño de una empresa transportista de cargas refrigeradas en camiones. Con esto queda claro también que la operatoria de sacar la mercadería de expotación por Puerto Deseado, atravesando toda la provincia de Santa Cruz por tierra, es un costo que queda entre socios comerciales: Benetton contrata a la empresa de camiones de la misma persona que es su mandamás local.
El rol de Marcelino Díaz es fundamental en la operatoria previa de desinformación publica respecto del guanaco, para generar las condiciones propicias con la finalidad de abrir el negocio de su cacería y la comercialización de su carne por parte del Grupo Benetton; así como el lobbyng ejercido por este individuo en los diferentes estamentos del estado provincial y nacional, con el fin de obtener las autorizaciones para esta actividad prohibida a nivel internacional.
El mismo rol cumple Miguel O'Byrne, aunque esta persona es más bien la encargada de defender los intereses de Bentton ante el Estado y las entidades ruralistas que integra: la ya mencionada federación y la Sociedad Rural de Río Gallegos. Además de esto, tiene un cargo de "consejero regional" en el INTA sede Regional Patagonia Sur, y una consultora empresarial particular.


Un negocio basado en la mentira

En Santa Cruz hay un mito infundado respecto de que el guanaco "representa una plaga", el cual está basado exclusivamente en supuestos de particulares vinculados al negocio de la ganadería ovina y replicada por funcionarios provinciales y medios pautados, no habiendo ningún dato científico de base empírica respecto de cuánta es verdaderamente la población de esta especie naitva y menos aún, si realmente incide en esta actividad; que vale bien aclarar, se trata de una modalidad comercial que impacta negativamente en el medio natural y que jamás fue sometida al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, tal como lo exige la Ley Nacional 25.675.
Conviene tener en cuenta que numerosas publicaciones del CONICET dan cuenta de que la dieta del guanaco es en buena parte diferente de la del ganado ovino y mucho menor en cantidad: una oveja consume más del doble de alimento que un guanaco: de acuerdo a los diversos estudios que hay, las ovejas pueden comer en promedio hasta 530 kg de forraje por año; en cambio, los guanacos como mucho llegan a consumir 240 kg de forraje por año.
Además de esto, el guanaco con sus dientes aflilados corta las plantas por su follaje (como si fuera una podadora), en lugar de la oveja, que con su dentadura roma, las arranca de raiz, provocando la desertificación de los campos, tal como se puede constatar en vastos sectores de la provincia depredados por la ganadería ovina.
Conviene aclarar que (contrario a lo que sostienen infundadamente funcionarios y empresarios ganaderos) en todos los ámbitos científicos nacionales (e incluso a nivel internacional) hay un indudable consenso respecto de que el principal factor de desertificación y destrucción de la vegetación y el suelo en toda la Patagonia es la ganadería ovina. Además de ello, la Patagonia constituye la región de la República Argentina con mayor índice y cantidad de hectáreas desertificadas, con lo cual estamos en condiciones de afirmar que la ganadería ovina en la Patagonia es el mayor aportante la desertificación en todo el territorio nacional. El problema del sobrepastoreo ovino en la Patagonia es histórico y recurrente y ha sido motivo de numerosos estudios científicos que lo han demostrado de manera sistemática con datos fehacientes.
Estos datos están corroborados en el Mapa de la Desertificación de la República Argentina, en donde la provincia de Sata Cruz es la que mayor superficie desertificada presenta en todo el país (tanto en cantidad de hectáreas como en porcentaje respecto al total), siendo notable además que dentro del grado de desertificación, en Sata Cruz predomina la de tipo severa.
El otro dato no menor, es que (según el mapa anterior) la zona donde se localiza la Estancia El Cóndor es la que menos problemas presenta de defertificación y sobrepastoreo, con lo cual no existen fundamentos de índole técnico-científico para justificar la eliminación del guanaco en este establecimiento.
Con esto queda claro que el guanaco no arruina los campos ni los desertifica (sino que lo que lleva a esa situación es la propia ganadería ovina) y lejos está de poder ser considerado una plaga, ya que se trata de una especie natva que ocupa su propio hábitat de donde es originario. Tampoco se lo puede considerar estrictamente un competidor con las ovejas, puesto que la dieta en ambos casos es diferente y sólo compiten en caso de sobrecarga ganadera, un tema del cual en Santa Cruz "no se habla".
Mapa de la desertificación en la Republica Argentina
(click acá para ampliar)
Con respecto a la población de guanacos en Santa Cruz, los lobbystas de Benetton han llegado a tirar números de hasta 2 millones de individuos en toda la provincia, diciendo además que consumen el doble de forraje que una oveja, datos falaces que no tiene nigún tipo de respaldo técnico. Es más, ninguna entidad ganadera privada u organismo oficial del gobierno provincial ha efectuado un censo de la población de esta especie con metodología científica, así como tampoco de su dieta. Ni siquiera el INTA tiene el dato concreto, a pesar de que cada tanto hace conteos en vuelos aéreos y extrapolando a la superficie total de un territorio a considerar, metodología con elevados márgenes de error y basada casi por completo en cálculos probabilisticos, que no está avalada científicamente por ninguna institución idónea en materia de ecolgía y/o ciencias biológicas. Esta técnica es la que también emplea el Gobierno de Santa Cruz, que afirma que la población es de 1.300.000 guanacos, dato que tampoco cuenta con aval científico.
Los censos de camélidos americanos realizados con metodologías científicas avaladas internacionalmente, basadas en el conteo directo y sistemático de individuos a través de transectas periódicas efectuadas en el campo, dan cuenta de que en toda la Provincia de Santa Cruz la población ronda entre los 250.000 y 300.000 individuos.
Teniendo en cuenta que este dato es de hace 8 años y que en el supuesto caso que el guanaco no sea cazado y su habitat se encuentre en condiciones (ninguna de las dos cosas ocurre actualmente), el crecimiento vegetativo de la población podría llegar a ser de entre 10 y 12 % interanual (muy lejos del 15 a 20 % que sostienen los empresarios ganaderos y funcionarios de Santa Cruz). Con estos números, el cálculo más optimista que nos puede dar esta metodología para inferir la verdadera población actual de guanacos es de 700.000 individuos y el menos optimista de 500.000 individuos. Tomando este número y teniendo en cuenta que el hábitat de esta especie actualmente abarca las dos terceras partes de la provincia, estamos hablando de una densidad de un guanaco cada 30 hectáreas en el mejor de los casos.
Tomando el promedio de este rango y la superficie de la Estancia El Cóndor (220.000 has.) en relación al total del hábitat del guanaco en la Provincia de Santa Cruz, en dicho establecimiento deberían haber como máximo 7.000 guanacos. Este sería el dato más aproximado que se puede obtener, ya que hasta donde se pudo averiguar, en ese establecimiento jamás se hizo una transecta; de todos modos, como se verá más adelante, este número casi coincide con la cantidad autorizada para la cacería, lo cual da cuenta de que, como concluimos al final del trabajo, el objetivo final de Benetton con respecto a esta especie nativa en el fondo no es el aprovechamiento económico, sino, lisa y llanamente, la eliminación de la misma dentro de sus propiedades...

En contraposición a los datos de la población de guanacos, se dispone de las estadísticas oficiales respecto de la cantidad de ovejas que hay en esa provincial: rondando entre 2.800.000 y 3.100.000 ovejas, según el INTA, dato que se va a corroborar cunado finalice el censo nacional agropecuario que se está llevando a cabo en este momento. Este dato se contrapone a lo expuesto por las entidades rurales que afirman que las ovejas en esa provincia no llegan a 1.200.000 cabezas. No es una novedad en el ámbito rural que históticamente los dueños de los campos retaceen esta información o la den de manera parcial, ya que de estos números dependen en gran medida los impuestos que pagan...
Según datos extraoficiales, en la Estancia El Cóndor habrían 80.000 ovejas. Si se aplicara la fórmula de capacidad de carga ganadera para el tipo de forraje que presenta ese establecimiento (uno de los de mejor calidad de la Patagonia árida) que sería de aproximadamente 0,3 ovejas/hectáreas, el campo podría soportar con holgura una dotación de 68.000 ovinos; con lo cual, la estimaión anterior está dentro de los parámetros lógicos. Consecuentemente, en dicho latifundio hay 10 veces más ovejas que guanacos... ¿cuál de los dos es la plaga entonces?
De esta manera, temos por un lado el dato de las estadísticas oficiales y los censos realizados por instituciones científicas que dan cuenta que en Santa Cruz la población de guanacos es aproximadamente 8 veces menor que la de ovejas; y por otro lado el dato inventado por los lobbystas de Benetton, que dicen (infundadamente, claro está) que hay el doble de guanacos que de ovejas en esa provincia.
Sin embargo, cuando se habla de negocios, para el gobierno y los medios hegemónicos la palabra calificada es la del dueño de ese negocio, la sus representantes o la de sus voceros de prensa, por más que ésta sea infundada, intentando expresar una erudición en materia de ecología y medio ambiente que en verdad no tienen, y descartando de plano cualquier tipo de consideración científica al respecto...

Algo que tampoco se informa, pero que se sabe extra-oficialmente, es que en la Estancia El Cóndor hay una gran cantidad de locaciones petroleras. Es más, en algunos medios se ha filtrado solapadamente que el pago de las petroleras por el usfructo de su propiedad resulta ser más rentable para el Grupo Benetton que la ganancia que percibe por la actividad ganadera que se desarrolla en el establecimiento. Desde ya, hasta un principante en las ciencias del ambiente, pude determinar que la actividad hidrocarburífera intensiva (como la que se desarrolla en ciertos sectores de la Estancia El Cóndor) puede incidir negativamente mucho más en la ganadería ovina que cualquier factor natural.


Los accidentes en las rutas

Una de las excusas que se han puesto para  justificar la cacería del guanaco es la ocurrencia de accidentes viales en las rutas de esa provincia, algunos de ellos fatales. Al respecto, conviene considerar dos puntos:
El primero es que la infraestructura vial de esa provincia no cuenta con ninguna medida como las especificadas internacionalmente para la salvaguarda de la fauna nativa y la preservación de sus corredores biológicos; así como tampoco existe en la mayoría de las rutas señalización que advierta respecto de las precauciones a tomar respecto de la posibilidad de cruzarse con ejemplares de la especie.
El segundo es que en esa provincia no existe ningún tipo de restricciones a la velocidad máxima recomendada para aquellas rutas que atraviesan zonas con cruce de fauna nativa, que es entre 60 y 80 Km/h, según las densidades y topografía del terreno. Más allá de esto, tampoco hay en esa provincia controles viales en estas zonas.
Con esto, se demuestra sin más, que la responsabilidad por accidentes viales provocados por colisiones a guanacos es exclusivamente por falta de infraestructura adecuada en las obras viales de esa provincia, falta de señalización y/o advertencia en esas zonas, así como de imprudencia de los conductores al circular a muy altas velocidades en zonas con cruce de fauna.


Experiencia de silvestría de guanacos en la Reserva La Payunia
(Mendoza), llevada a cabo en todas sus estapas por la población
local: Arreo y encierre, esquila y liberación, y finalmente el proceso
industrial del hilado de la lana. Esto es "desarrollo sustentable",
no lo que quiere hacer Benetton con los guanacos de Santa Cruz.
Nada de uso sustentable para el guanaco en Santa Cruz, a pesar de que ya hay experiencias en otros lugares


Como se sabe, en diferentes lugares del país donde habita el guanaco se han realizado experiencias exitosas de uso sustentable de dicha especie, que a su vez ha permitido su monitoreo efectivo. Desde ya, estas alternativa no entran en los parámetros de Benetton
Quien suscribe ha participado en una experiencia de silvestría de guanacos, consistente en el arreo, esquila y suelta, realizada anualmente por pobladores originarios en la Reserva La Payunia, Provincia de Mendoza, desde hacen ya 15 años. Esta experiencia consiste en arrear los guanacos hacia una manga especialmente montada, por donde son llevados hasta corrales en donde se los tiene por dos días y son esquilados, mientras se les hace estudios biológicos y genéticos y se los individualiza y marca para luego seguirlos en sus rutas migratorias. Además de ello, los mismos puesteros realizan el hilado de la lana, ya sea de manera manual, con técnicas tradicionales o procesándola en una planta con maquinaria especial montada en la zona, que también es de ellos. Esta experiencia en particular (además de preservar la especie) ha sido diseñada y subsidiada por el Estado para beneficiar directamente a la población local (nucleados en una cooperativa) y no a los terratenientes. Por este motivo reúne los tres requisitos para ser considerado una actividad en el marco del desarrollo sustentable: económico, social y ambiental.
En el caso de la cacería de la especie propiciada y realizada por Benetton, no hay sustentabilidad (a pesar de que ellos insisten en decir que sí), ya que en el plano ambiental se está apuntando sin más al exterminio de la especie dentro de un campo particular (con el eufemismo de un supuesto "control de la población), exclusivamente  para beneficiar a otra actividad más depredadora del medio natural, como lo es la ganadería ovina. En la faz económica, el beneficio es sólo para las empresas de Benetton: Ganadera Cóndor y Frigorífico Faimali. En el plano social tampoco hay sustentabilidad, ya que las empresas de Benetton son las que menos cantidad de empleados tienen, ya sea si se mide el porcentaje de trabajadores por cantidad de hectáreas, cantidad de ovejas o tamaño de la inversión o emprendimiento.


El Plan Nacional del Manejo del Guanaco y los incumplimientos del Gobierno de Santa Cruz

En el año 2006 la entonces Secretaría de Ambiente de la Nación publica el documento del Plan Nacional del Manejo del Guanaco, el cual posteriormente fue aprobado por la Resolución 477/2006 de ese organismo.
Encabezado del Plan Nacional del Manejo del Guanaco,
documento oficial que data de 2006 y que al momento
no ha sido actualizado. La mayoría de los lineamientos
expuestos allí no han sido cumplido por Santa Cruz.
En este documento se reconocen (entre otras) como amenazas directas para la conservación del guanaco la interacción interespecífica con el ganado ovino y la consecuente degradación y fragmentación de su hábitat natural. O sea, este documento público de carácter técnico nuevamente está demostrando que el problema es el de la ganadería ovina sobre el guanaco y no al revés.
A su vez, en el mismo documento, se reconocen (entre otras) como amenazas indirectas para la conservación de la especie, la debilidad institucional para el control y monitoreo, la estructura y tenencia de la tierra (como factor clave del sobrepastoreo ovino y la consecuente degradación del suelo y la flora, así como del avance de la desertificación) y la falta de áreas naturales protegidas necesarias para la adecuada conservación de la especie, tanto en cantidad y proporción de superficie. Actualmente la Patagonia Árida presenta menos del 1% de su superficie bajo este estatus legal de protección y con gestión efectiva en el terreno, constituyendo en números aproximados unas 700.000 hectáreas dentro de un total de 80.000.000 de hectáreas.
Asimismo, el documento destaca claramente que una amenaza concreta para la conservación del guanaco es la percepción negativa por parte de los productores ganaderos, que lo consideran un competidor con el ganado ovino, aclarando dicho escrito oficial que siempre este sector ha sobredimensionado la población existente.
Ninguna de estas amenazas han sido analizadas y/o estudiadas por el Gobierno de Santa Cruz en su territorio, y menos que menos aún, abordadas por el esatado provincial. Los funcionarios sólo se han dejado llevar por las consideraciones de los empresarios ganaderos (especialmente los grandes), los cuales evidentemente tienen una visión sesgada por sus negocios particulares, que evidentemente son contrarios al interés general representado por la protección del ambiente y la conservación de la naturaleza.
El Gobierno de Santa Cruz incluso (por pedido expreso del empresariado de la ganadería ovina al que se le suma el lobbying corporativo de la megamineria) promueve la aberración de prohibir por ley la creación de nuevas áreas naturales protegidas en su territorio provincial. Desde ya, esta medida es contraria a los Principios de la Política Ambiental establecidos en la Ley Nacincial 25.675, al Convenio Internacional de Diversidad Biológica (aprobado por Argentina mediante Ley Nacional 24.375), a los postulados más básicos de protección ambiental a nivel mundial, establecidos en documentos de amplio consenso internacional, como por ejemplo los Objetivos del Milenio o los Objetivos del Desarrollo Sustentable. Desde ya, el Plan Nacional de Manejo de Guanaco está advirtiendo que las áreas naturales protegidas existentes en el hábitat del guanaco son escasas y recomienda su amplicación en cantidad y sobre todo en superficie, con lo cual esta medida descabellada del Gobierno de Santa Cruz es también contraria a los postulados del Plan para conservar la especie.


El Plan de Manejo del Guanaco de la Provincia de Santa Cruz

Las autoridades nacionales en materia de protección ambiental jamás exigieron a Santa Cruz regularizar todos estos incumplimientos y por el contrario, allanaron el camino para autorizar la cacería comercial de guanacos, exclusivamente como parte de un negocio de Benetton, basándose en un documento denominado Plan de Manejo del Guanaco en la Provincia de Santa Cruz, elaborado en 2014.
Curiosamente, de acuerdo a lo que informan los medios locales, este documento (no disponible en la web) no tuvo intervención de ninguna autoridad de aplicación en materia de protección ambiental y/o conservación de la naturaleza a nivel provincial y sólo intervinieron en calidad de observadores algunos técnicos del Ministerio de Ambiente de la Nación y del Conicet.
De la misma fuente se confirma que el documento fue redactado exclusivamente por los propios interesados en el negocio de la cacería del guanaco: representantes del Consejo Agrario Provincial y de la Federación de Instituciones Agropecuarias de Santa Cruz (entidad privada que nuclea a todas las sociedades rurales de esa provincia). De hecho, la presentación oficial del mismo estuvo a cargo del presidente de esa entidad, Miguel O'Byrne, quien a su vez (como ya se dijo) es miembro del directorio de las empresas de Benetton en Santa Cruz. El resto de los que fuguran sólo intervinieron en la validación del mismo.
Con esto se infiere que el contenido de dicho documento responde específicamente a los intereses particulares de quienes lo redactaron o a sus socios comerciales. El propio Miguel O'Byrne en la presentación del mismo dijo que el objetivo de este plan provincial es viabilizar el aprovechamiento comercial de la carne y la fibra de guanaco...
Conviene aclarar que en este documento se estima que la población del guanaco en Santa Cruz era de un millón de individuos. Desde ya, se trata de una cifra determinada con un alto grado de impresición y metodología no sistemática. No obstante, esa cifra (aún con todo lo tendenciosa que es) resulta ser la mitad de lo que expresan públicamente los mismos representantes de Benetton que participaron de la elaboración del mismo, como excusa (infundada, calro está) para justificar su eliminación de sus latifundios.


Se lanza la cacería...

Una vez redactado, presentado y validado el Plan de Manejo del Guanaco en la Provincia de Santa Cruz, el gobierno provincial procede a autorizar la cacería comercial en la temporada 2016, sin contar todavía con aval de la autoridad de aplicación nacional. conviene aclarar además que ya desde hace unos años estaba autorizada en esta provincia la "cacería deportiva", aunque con una serie de requisitos que la limitaba bastante.
La autorización nacional llega un año después, mediante la Resolución 711/2017 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, mediante la cual se habilita un cupo de 200 individuos para la comercialización y transporte nacional e internacional de productos o subproductos cárnicos.
Unos días después de aprobada esta resolución, se aprueba otra, la Resolución 766/2017,  del mismo organismo del gobierno nacional, que habilita un cupo adicional de 6.000 ejemplares. Lo curioso de esta resolución son dos cosas:
Por un lado, el crecimiento exorbitante del cupo fijado apenas días antes de la primera resolución, instancia previa reciente que además no figura ni en el articulado ni en los considerandos de la nueva resolución.
Por otro lado la conformación de una "mesa interinstitucional sobre el manejo del guanaco" en donde se incluye a reparticiones del Ministrio de Ciancia y Tecnología, el Ministerio de Agroindustria, el Ministerio de la Producción, el INTI, el SENASA y el CONICET, dejando afuera a dos autoridades de aplicación fundamentales en este tema: el COFEMA (Consejo Federal del Medio Ambiente) y la Secretaría de CITES (Convenio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), a los que solamente se las notifica de la novedad.
El dato no menor de todo esto, es que el cupo de 6.200 guanacos autorizados a cazar casi coincide con la estimación de la población de esta especie en la Estancia El Cóndor mencionada con anterioridad en el presente escrito, con lo cual se vuelve a ratificar que el propósito verdadero de Benetton es exterminar esta especie de sus peopiedades, que en definitiva es a la conclusión que se arriba tras este extenso y fundamentado análisis.
Si bien las mencionadas resoluciones son en lo concreto genéricas, la movida estuvo en un todo planificada y direccionada por los representantes de Benetton en Argentina, siendo que, además son prácticamente los únicos que pueden llevar adelante el procedimiento conpleto: cacería, faenamiento, distribución interna y exportación. Los otros interesados en la cacería comercial de guanacos (pero que no participaron en la elaboración del programa) son los dueños de La Anónima (familia Braun Menendez), que también tienen estancias con guanacos en Santa Cruz; pero desde ya, tendrían que compartir el cupo autorizado...


En el fondo, la intención de Benetton es deshacerse de la especie

A un año de implementada la comercialización de carne de guanaco a nivel nacional e internacional, con toda la movida realizada por el estado provincial y nacional (tan sólo para beneficiar a un grupo empresario que no da empleo, no incide para nada en las economías regionales y fuga al exterior absolutamente todo lo que produce y que gana), los capitostes locales de Benetton salieron a decir que no les resuta rentable el negocio, sin respaldar con ningún dato concreto tales afirmaciones. No obstante, no presentaron ninguna solicitud para dejar sin efecto las autorizaciiones que tienen para matar esos 6.000 guanacos de la segunda resolución, cupo que empezarán a usar este año, luego de los 200 de la primera resolución que mataron el año pasado, como "prueba piloto" de la cual, desde ya, no se ha dado a conocer ningún resultado.
Con esto queda claro que el fin exclusivo de toda esta puesta en escena montada por Benetton, definitivamente es hacer desaparecer los guanacos de sus propiedades en Santa Cruz, en nombre del "desarrollo sustentable", de la misma manera que están haciendo con los Pueblos Originarios en Chubut, aparato represivo estatal mediante.
   

SI TE PARECIÓ INTERESANTE EL CONTENIDO, TAMBIÉN PODÉS VER LAS NOTAS ANTERIORES MÁS VISITADAS...