1/11/16

EL "DÍA DE USPALLATA" NO ES EL 30 DE OCTUBRE


Desde hace algunos años se ha instaurado oficialmente el 30 de octubre como celebración del "Día de Uspallata", sin embargo tal fecha no tiene ningún tipo de asidero histórico.

Esta supuesta fecha de creación o fundación de Uspallata hace alusión a la sanción de la Ley Nacional 14.169, sin embargo esta fecha no coincide ni con la sanción, ni con la promulgación, ni con la publicación en el Boletín Oficial de la Nación de dicha norma: La Ley Nacional 14.169 fue sancionada el 30 de setiembre de 1952, promulgada el 27 de octubre de 1952 y publicada en el Boletín oficial le 3 de noviembre de 1952. Cualquiera de estas tres fechas podría ser el día de Uspallata y no el 30 de octubre...
De lo que se pudo averiguar rastreando documentación oficial subida a la web, la instauración de la fecha surge a partir de una Resolución de la Legislatura Provincial que data del año 2006, en cuyos considerandos se expresa que "La creación de la ciudad civil, se dio a través de ley 14.169, el 30 de octubre de 1952 bajo la presidencia de Juan Domingo Perón, ley que constituyó el gran cambio y esperanza para los habitantes del valle de Uspallata. Cabe destacar que el verdadero impulsor de esta medida fue el Ejercito Argentino y el departamento de Ingenieros, su gestor al planificar y construir esta ciudad".
Debido a que el digesto legislativo del Concejo Deliberante de Las Heras no está digitalizado, no se pudo constatar si existe algún correlato con normativa de jurisdicción departamental que avale la implementación de esta fecha, no obstante, un comunicado de prensa de la Municipalidad de Las Heras del mismo año, reproduce textual el mismo entrecomillado del párrafo anterior.
En el presente escrito vamos a demostrar que esta afirmación es falsa: la Ley Nacional 14.169 no creó ni fundó la Villa de Uspallata y no existe norma alguna ni acto ofical de ningún tipo que haya determinado tal hecho; esto más allá del anuncio público de un proyecto que jamás fue implementado y que con el paso del tiempo, derivó en una herramienta de clientelismo político, como lo es actualmente la entrega de tierras fiscales a particulares.
Además, también vamos a demostrar que la Villa de Uspallata y la zona rural que la rodea, existía desde mucho antes, siglos incluso, ya sea tanto como topónimo, como localidad, así como asentamiento humano con conformación de pueblo.

Más allá del error de la fecha, también hay un error de concepto o interpretación (a mi entender, deliberado), ya que se pretendió hacer creer que esta ley determinó la creación o fundación de Uspallata, o su designación como "villa", sin embargo eso no fue así.

La Ley Nacional 14.169 no crea la villa de Uspallata y ni siquiera representa hito alguno en su historia, más bien es un enunciado de tipo burocrático al que se pretendió darle en su momento un tinte rimbombante. Esto se deduce de la simple lectura del texto del conveniuo, que en su art 1 dice: "Autorizase al Poder Ejecutivo para celebrar con la Provincia de Mendoza los acuerdos que sean necesarios para la formación de la villa en las tierras de propiedad de la Nación ubicadas en la zona de riego de Uspallata, departamento de Las Heras"
Tal convenio se suscribió el día 28 de febrero de 1953 (ese también podría ser el día de Uspallata), el texto del convenio arranca diciendo "En Uspallata..." con lo cual, la localidad es preexistente al mismo y resulta por demás inexacto aludir al mismo o a la leyes que lo preceden o lo avalan con posterioridad, como fecha de creación o fundación de Uspallata.
Para seguir con las fechas vinculadas al convenio de marras, convene mencionar que el mismo fue aprobado por la Legislatura de Mendoza, mediante la Ley Provincial 2518, sancionada el 13 de abril de 1953 (ese también podría ser el día de Uspallata).
Este convenio hace alusión a un "Plan Regulador" elaborado por el "Ministerio de Ejército", el cual fue publicado por el Gobierno Nacional de aquel entonces en formato de libro; constando de reglamento y planos anexos para la conformación de una villa urbana. Sin embargo, la conformación actual de la Villa de Uspallata nada tiene que ver con dicha planificación, ni siquiera el barrio del Ejército, cuya construcción es anterior a la fecha de ese convenio. Ejemplares de esta publicación pueden encontrarse todavía en alguna hemeroteca oficial.

En definitiva, se está festejando la previa al convenio que dio origen a la polémica entrega reciente de tierras en la Ruta Nacional 149...
 
El Hotel de Turismo de Uspallata fue construido entre 1945
y 1948, o sea que se proyectó mucho antes que el convenio
Nación-Provincia de 1952. La foto es de la época en que fue
inaugurado, con lo cual queda demostrado que además de
ser un pueblo, Uspallata ya era un lugar turístico importante
El otro dato a tener en cuenta es que, según ese convenio, la superficie involucrada para la ejecución del mismo es de 315 hectáreas, que el Estado Nacional Argentino transfiere al Gobierno de Mendoza. Para ese entonces la localidad de Uspallata, no sólo ya existía, sino que era más grande que esa superficie, la cual tampoco estaba localizada con exactitud en los planos del documento anexo al convenio.
Hoy sabemos que una superfie aproximada a esa es la que conforman las tierras fiscales provinciales localizadas entre las Bóvedas y San Alberto, a la vera de la Ruta Nacional 149, que en parte, actualmente son motivo de conflicto por la ilegal entrega de las mismas a privados por parte de la Municipalidad de Las Heras. O sea, las tierras que la Nación entregó a la provincia en 1953, son exactamente esas y no otras, ya que en el resto del área urbana y rural del catastro superficiario de Uspallata no figuran tierras pertenecientes al Estado Provincial.
Recordemos además que este polémico loteo nuevo que tanta polémica ha despertado, se efectuó sin realizar Evaluación de Impacto Ambiental, Consulta Pública de los expedientes, ni Audiencia Pública; presupuestos mínimos vigentes en todo el Territorio de la Nación Argentina, según la Ley Nacional 25.675 y de cumplimiento obligatorio, de acuerdo al ordenamiento jurídico ambiental establecido en el Artículo 41 de la Constitución Nacional. Por ello es que estamos ante una sutuación ilegal, sostenida tanto por los funcionarios de la gestión anterior del municipio de Las Heras, que la llevaron a cabo, así como por los de la gestión actual, que se niegan a cumplir con estas instancias obligatorias, que también están ratificadas por la Ley Provincial 8051, de Ordenamiento Territorial y Uso del Suelo.
¿No será por eso también que la Municipalidad de Las Heras pretende seguir sosteniendo que el día de Uspallata es el 30 de octubre, no obstante que esta fecha ni siquiera es en la que se sancionó, promulgó o publicó la Ley Nacional 14.169, que fuera antesala de este convenio y que se alude en esta celebración que no tiene el más mínimo asidero histórico?

Como el convenio de 1952 resultó inaplicable, debido a la situación de hecho preexistente en Uspallata, y para salvar las obligaciones que habían asumido Naicón y Provincia en ese entonces, 35 años después se firmó un nuevo convenio, que nació obsoleto, porque para ese entonces en Uspallata prácticamente ya estaba todo hecho en lo urbanístico, de manera improvisada, tal como sigue sucediendo en la actualidad...

Este segundo convenio se firmó el 5 de julio de 1988, entre el Estado Mayor del Ejército y el Ministerio de Gobierno de Mendoza (ese también podría ser el día de Uspallata).
Este nuevo compromiso recién fue ratificado cuatro años después por la Nación, con la Ley Nacional 28.084, que fue sancionada el 20 de mayo de 1992, promulgada de hecho el 15 de junio de 1992 y publicada en el Boletín Oficial de la Nación el 19 de junio de 1992 (cualquiera de estas fechas también podrían ser el día de Uspallata).
Por su parte, la Provincia de Mendoza ratifica este nuevo convenio mediante el Decreto Provincial 3285/88, firmado por el Gobernador de Mendoza el 12 de Octubre de 1988. Este decreto a su vez es convalidado por la Legislatura de Mendoza, mediante Ley Provincial 5.597, sancionada el 23 de octubre de 1990 y publicada en el Boletín Oficial de Mendoza el 21 de noviembre de 1990 (cualquiera de estas fechas también podrían ser el día de Uspallata).
Más allá de esto, para esa fecha (1992), Uspallata ya era casi una ciudad...


Después del convenio Nación-Provincia de 1952, aparecieron varios planos sobre la conformación que oficialmente pensaba dársele a Uspallata. Este de la foto es de fines de los años 50's; el croquis se ve bien bonito, pues en este caso el que lo dibujó imaginaba a Uspallata con la conformación de los actuales barrios privados, con muchas rotondas para ordenar el tránsito (hoy brillan por su ausencia), calles que vivorean (hoy sólo tenemos la Cerro Tupungato con ese trazado) y hasta un ferrocarril a Barreal con una estación en la misma villa, mas o menos donde hoy está el predio y las oficinas de Gendarmería (!!!). Sin embargo, la villa ya en ese entonces estaba empezando a conformarse de manera espontánea y desordenada en zu traza urbana, con lo cual queda ratificado una vez más que estos planes oficiales siempre fueron detrás de las circunstancias y los hechos consumados. Hoy sigue pasando exactamente lo mismo: se planifica en lejanos escritorios a puertas cerradas, mientras el crecimiento urbano de Uspallata no responde absolutamente a ninguna necesidad de la población residente: Se preocuparon más en privilegiar negocios privados, erigiendo un casino (que ya cerró) donde debería estar la rotonda principal derivadora de tráfico del nudi vial que figura en ese croquis. Ahora están haciendo lo mismo con el predio que le van a ceder al empresario millonario Daniel Vila, para dejar en sus manos el control y ordenamiento del caótico tráfico de camiones que el estado es incapaz de realizar.


Primer estación de servicio YPF de Uspallata, fue inaugurada en 1933, o sea, dos décadas antes de que los diferentes estamentos del estado comenzaran a improvisar con esas planificaciones superadas por las circunstancias. Foto: blog mendozantigua.
   
   
USPALLATA YA EXISTÍA DE ANTES...

Numerosísimos documentos historicos de diversa índole (incluso oficiales), así como trabajos de investigación históricos, crónicas del pasado, testimonios de antiguos pobladores y tradiciones orales de los pueblos originarios, dan cuenta que Uspallata existía mucho antes que 1952...

Según el historiador Juan Isidro Maza, en su obra "Tradiciones, Toponimias y Leyendas de Mendoza" ya desde la época de los primeros conquistadores españoles que arriban al actual territorio de Mendoza, procedentes del actual territorio de Chile, se menciona a Uspallata como el nombre de la región que actualmente ocupa la villa homónima. Estamos hablando del año 1551... En la misma obra se refiere a que ya los pueblos originarios que estaban asentados en la zona y cultivaban la tierra antes de la llegada de los españoles, denominaban a la zona de esa manera; con lo cual, el origen del topónimo Uspallata (que quiere decir "valle tranquilo" en lengua milcayac) se pierde muy atrás en el tiempo.
En la misma obra, se menciona que los primeros españoles que residen permanentemente en Uspallata lo hacen a partir de 1562 (un año después de la fundación de Mendoza), encabezados por el capitán Juan de la Cueva, que establece una encomienda, sometiendo a los pueblos originarios que residían allí en aquel entonces (cita en "Los Aborígenes de Cuyo" de Pablo Cabrera). También se menciona que la Estancia Uspallata fue creada en 1578, por resolución firmada por Rodrigo de Quiroga, Capitán General de Chile, siéndole adjudicada en el mismo acto al capitán Pedro Moyano Cornejo. Posteriormente y tras el fallecimiento de este primer propietario, en 1612, por decreto de Alonso de Rivera, Capitán General de Chile, la Estancia Uspallata pasa a manos de Juan de Godoy y Alvarado. En dicha documentación consta que en Uspallata ya había 1.500 hectáreas bajo riego y 2.000 cabezas de ganado bovino...
Recordemos que durante los primeros 220 años de ocupación española, Cuyo dependió de la Capitanía General de Chile, hasta que luego, la misma corona española creó el Virreynato del Río de la Plata, en el año 1776, pasando todo cuyo a depender de la Gobernación-Intendencia de Córdoba. De ahí que todas las decisiones administrativas que involucraban a la incipiente localidad de Uspallata provenían de Santiago de Chile, y es allí donde aún se conservan los documentos históricos más antiguos que aluden a la misma.

El barrio de La Fundición data de fines del siglo XVIII,
cuando se erigió en el lugar la capilla de San Pedro de
Verona, según datos del Arzobispado de Mendoza.
En el Arzobispado de Mendoza hay documentación que da cuenta que en el año 1601, el obispo español Juan Pérez de Espinosa, crea la doctrina religiosa de Uspallata. Un siglo después se crea la misión jesuítica de Uspallata, en este caso no hay documentación respaldatoria, más allá de la tradición oral; sin embargo consta que en 1703, el superior de la Compañía de Jesús en Mendoza, padre Antonio de Covarrubias, designa a cargo de la misión jesuítica de Uspallata al presbítero José López y Solís, que utilizó a los indios allí residentes para explotar las minas de Paramillos. Esta misión estuvo activa hasta 1767, cuando los jesuitas son expulsados de todo el continente americano, por orden del Rey de España, Carlos III. Posterior a esto, se documenta en el mismo Arzobispado, de la existencia de tres capillas: una en la actual Villa, consagrada a la Virgen del Carmen, otra en el actual paraje La Fundición, consagrada a San Pedro de Verona y otra en las Minas de Paramillos, consagrada a San Agustín. Referencias de estos datos también pueden encontrarse en la obra "Historia Eclesiástica de Cuyo" de Monseñor Verdaguer y en "Historia de Mendoza" de Pedro Santos Martínez. En esta última obra también se cita la existencia de la población de Uspallata ya a mediados del Siglo XVIII (pag 274).

En el Archivo Histórico de Mendoza, hay documentación emitida por el Cabildo de Mendoza, que da cuenta de la existencia de la localidad de Uspallata al menos desde el año 1693. Se podría decir que la primera autoridad oficial residente de manera permanente en el valle, fue el general José Sebastián de Sotomayor, quien fue designado en el año 1777 como "alcalde mayor y corregidor de minas de Uspallata", se podría decir que este hombre ha sido el primer intendente de Uspllata (hoy Uspallata no tiene autoridades propias, ya que depende de la Municipalidad de Las Heras, ubicada a 150 kilómetros). En el año 1801, el capitán Francisco de Serra y Canals fue designado como Diputado por Uspallata ante el Cabildo de Mendoza, con lo cual se podría decir que este señor fue el primer legislador provincial que tuvo Uspallata (hoy la Legislatura de Mendoza no tiene ninguno). Según consta también en otros documentos y publicaciones históricas, Serra y Canals, a su vez, fue el primer ideólogo de la municipalización de Uspallata; tarea que aún siguen llevando adelante los vecinos de Uspallata nucleados en el Foro por la Autonomía de la Alta Montaña (estamos hablando de más de 200 años de oídos sordos por parte del gobierno centralista de Mendoza)

En el año 1739 se realizó un censo de vecinos propietarios en todo el territorio de la actual Provincia de Mendoza ocupado por los españoles, dándose cuenta que en total habían 174 hacendados, de los cuales 18 (el 11 %) correspondían a "San Lorenzo de Uspallata". (José Scalvini, "Historia de Mendoza", pag 56 a 58). Cada uno de éstos a su vez tenían familias, esclavos e indios en encomienda, con lo cual podría inferirse que en Uspallata residían de manera permanente alrededor de 200 personas. San Lorenzo era la denominación de la localidad de Uspallata en aquel entonces, que data aproximadamente del año 1700; dicho nombre le fue conferido en homenaje a Lorenzo Suárez de Cantillana, capitán español que vivió mucho tiempo en la zona (misma obra, pag 67) y se sigue empleando aún durante la época del Virreynato del Río de la Plata (misma obra, pag 81) , sin embargo va desapareciendo ya de las menciones en la época de la emancipación (principios del siglo XIX), evidentemente por sus connotaciones históricas que aluden a la colonización española.

La cartografía antigua  también corrobora la existencia de la localidad de Uspallata desde la época colonial, por ejemplo aparece en el "Plano de la Provincia de Cuyo" que data de mediados del Siglo XVIII (citado en la obra "Lecciones de Historia de Mendoza" de José Aníbal Verdaguer, publicada en 1920). Mapas posteriores también referencian a Uspallata con la categoría de Village o Pueblo, como el "Map of the United Provinces of La Plata", de John Arrowsmith (1834), el "Carte de la Provnce de Mendoza" de Martín de Moussy (1865) y el "Mapa de la Provinica de Mendoza" de Félix Lajouane (1888).
Los mapas históricos no solo demuestran la preexistencia de la localidad de Uspallata, sino que además testimonian que su nombre toponímico permaneció inalterado por varios siglos, cuando ha resultado ser que la mayoría de los pueblos y ciudades de Mendoza, así como también los mismos departamentos, fueron cambiando su denominación con el paso del tiempo (por ejemplo, Las Heras antes se llamó San Miguel).
El topónimo Uspallata permaneció inalterable, resistiendo el paso del tiempo, regímenes estaduales y decisiones de gobierno; al menos desde la primera época de la conquista y colonización española del territorio que actualmente conforma la Provincia de Mendoza y, dado que se trata de un vocalblo adoptado de una lengua de los pueblos originarios, es probable que esa denominación venga de mucho tiempo atrás. O sea, Uspallata se llama Uspallata, al menos desde hace 464 años, pero es muy probable que se llame así desde muchísimo antes...

En la cartografía antigua (en este caso, de 1865), Uspallata figura como "Pueblo" o "Villa" y tenía una importancia similar a varias de las poblaciones o parajes que actualmente son distritos de los departamentos del Gran Mendoza



En los primeros años de la emancipación, también se refiere de manera habitual a la existencia de la localidad de Uspallata. Tal es así que en 1812, por disposición del General San Martín, gobernador de Cuyo, en dicha localidad se erigió el campamento de refugiados de los exiliados por la caída de la "Patria Vieja" de Chile (este dato se refiere en dos obras de Juan Draghi Lucero: "El General San Martín en Cuyo" de 1950, y "El Diario de O'Higgins en Cuyo" de 1944).
Luego vino la Gesta o Epopeya Sanmariniana, consistente en el Cruce de los Andes del Ej{ercito Libertados, donde la ya existente localidad de Uspallata tuvo un papel fundamental. De acuerdo a las crónicas del General Espejo (que acompañó a la columna del General Las Heras, registrando y documentando todos sus movimientos), se refiere explícitamente a la existencia del asentamiento humano de Uspallata, en la cual habían numerosas parcelas cultivadas, hacienda y fundiciones de los metales extraídos de las minas de Paramillos. Allí permaneció varios días una de las divisiones del Ejército Libertador, al mando del General Las Heras, reponiendo algnos enseres en la preexistente fundición de las Bóvedas y pastando sus animales en el "Potrero de San Martín", el cual actualmente es el campo existente entre la Villa y el GAM-8.
En ese entonces también Uspallata era conocido como campo de instrucción militar, el cual tenía base en el paraje conocido como "Bosque de los Milicos", siendo este sitio actualmente la zona que ocupa el RIM-16 (Juan Isidro Maza, obra citada, pag. 81). Estamos hablando de aproximadamente 120 años antes de la creación de los cuarteles militares del RIM-16 y el GAM-8.

Luego de la campaña libertadora y antes de las guerras civiles entre unitarios y federales, hubo un lapso de tiempo en que la zona de la cordillera y en especial, el camino a Chile, fue visitado por numerosos viajeros europeos que plasmaron en sus crónicas el testimonio de la existencia de la localidad de Uspallata: John Miers, "Viaje Al Plata (1823); Peter Schmidtmeyer, "Viaje a Chile a Través de los Andes" (1824); Robert Próctor, "Narraciones del Viaje por la Cordillera de los Andes" (1825); Francis Bond Head, "Las Pampas y los Andes" (1834); Samuel High "Bosquejo de Buenos Aires, Chile y Perú (1832); Charles Darwin "Viaje de un Naturalista Alrededor del Mundo" (1841). Una síntesis de todas estas crónicas y otras más, puede leerse en "La Argentina Vista por Viajeros Ingleses entre 1810 y 1860" de Samuel Trifilo, en donde hay un capítulo especial que describe el corredor andino en aquel entonces y, desde ya, se menciona explícitamente la existencia de Uspallata.
         
Antigua Estación Uspallata del FFCC Transandino.
Con la construcción del ferrocarril transandino, entre 1895 y 1910, se establece la Estación Uspallata y su caserío anexo. El primer tren que llega a Uspallata lo hace el día 22 de febrero de 1891 ("Cien Años de Vida Mendocina", Diario Los Andes, 1982). La Estación, estratégicamente ubicada a la entrada del valle, pasa a ser una de las principales del trazado, trayendo prosperidad al oasis productivo de Uspallata, ya que el tren pasó a ser el medio principal empleado para la salida de toda la producción del valle, durante los años posteriores y hasta la decadencia de este medio de transporte, promediando el siglo XX. Esta es la segunda población que lleva el nombre de Uspallata, ya que la estación y la villa eran dos poblaciones distintas, ubicadas a 15 kilómetros de distancia entre sí.
Otros hechos destacados que incrementaron el aumento de la población residiendo de manera estable en el pueblo de Uspallata fueron los servicios de trenes a Chile, que comenzaron a funcionar el día 5 de abril de 1910; y el servicio de ónmibus de pasajeros, que comenzó a funcionar el 29 de enero de 1930 (Diario Los Andes, obra citada).

Los censos de población y vivienda son otra fuente indiscutible que dan cuenta de la preexistencia de Uspallata a la supuesta fecha de creación, asignada a 1952. Por ejemplo, en el censo de 1947, tan sólo la Villa de Uspallata (sin contar La Fundición, Paramillos y la Estación Uspallata del FFCC, que no fueron registrados en ese entonces) tenía 415 habitantes. La cita de los censos de población y vivienda, además de las estadísticas históricas del INDEC, así como otros indicadores sociodemográficos históricos de Uspallata y el resto de las localidades de Alta Montaña, pueden leerse de manera analítica en la obra "Programa de Ordenamiento Territorial del Corredor Andino" de Pablo Cicolella, que editó el propio Gobierno de Mendoza en 1993.

La cartografía del ex-Instituto Geográfico Militar es más reveladora aún, determinante de la existencia de una villa conformada con casco urbano y una extensa zona rural rodeándola. Las diferentes ediciones de cartas topográficas oficiales correspondientes a la zona así lo revelan.
Por ejemplo, en la edición de 1950, la zona estaba comprendida en las cartas escala 1:50.000 denominadas "3369-9-3 Estancia Uspallata" y "3369-15-1 Uspallata". La primera de ellas abarca la zona de la actual villa que ya presentaba un considerable amanzanado que muy poco tenía que ver con los croquis de la planificación anexa que formó parte del convenio firmado en 1952. Alrededor de la villa además figuraba una superficie cultivada que iba de las Bóvedas hasta la Fundición, cuyas dimensiones y parcelamiento eran bastante similar al actual (más allá del crecimiento poblacional que ha ido ocupando esas parcelas rurales). Siempre según la simbología cartográfica de estos mapas, este parcelamiento rural tenía casi todos los campos alambrados y sembrados con alamedas o forrajes; asimismo, la red de riego en ese sector era bastante similar a la actual, aunque el agua se captaba en la vega donde nace el Arroyo Uspallata y desde ahí se distribuía hacia abajo, más o menos siguiendo el trazado de las actuales acequias y ramales de riego. En la segunda de estas cartas figuraba la Estación Uspallata del FFCC Transandino, donde puede verse que existían varias construcciones en el entorno de la misma.
Una edición anterior en otro formato correponde al año 1945, con la misma escala, pero otra disposición, la zona estaba comprendida dentro de las cartas denominadas "4529 Estancia Uspallata" y "4467 Uspallata". Si bien estas cartas más antiguas tenían otro formato, los datos mencionados con anterioridad se visualizaban de la misma manera: La Villa de Uspallata ya estaba conformada en ese entonces, si bien su casco urbano era de unas pocas cuadras, abarcando aproximadamente un 10% de lo que es actualmente, pero ya mostrando una conformación de villa o pueblo, en concordancia con las otras pruebas documentales y bibliográficas espuestas.
Conviene recordar que estas cartas topográficas siempre fueron de uso militar frecuente y en la actualidad conforman las mapotecas de prácticamente todos los carteles militares; con lo cual el propio Ejército tiene la prueba por él mismo generada, de que Uspallata existía como villa antes del convenio de 1952 y de la planificación que lo antecedió. 

Finalmente, el Registro Nacional de la Propiedad resulta también otra fuente clave, no sólo para dilucidar la preexistencia de Uspallata al convenio de 1952 y la Ley Nacional 14.196, sino también para demostrar que las tierras de dicho convenio no correponden a las que ocupa la actual villa.
Almacén de ramos generales y oficina de correo en Uspallata, año 1919.
Se trata de servicios típicos de asentamientos humanos con una cierta
cantidad de población estable asentada de manera permanente en el

lugar, algo que evidentemente ya ocurría hace más o menos un siglo.
Foto: blog mendozantigua.
En dicho registro está asentado el traspaso de la Estancia Uspallata al Estado Nacional Argentino (actual propietario de la misma, o sea, las tierras del secano que rodean a la Villa de Uspallata son del Estado, que somos todos, no son del Ejército, que tan sólo tiene dichas tierras en custodia). Dicho traspaso, que en realidad fue una expropiación compulsiva, se produjo el 15 de diciembre de 1945, según inscripción Nº 5363, fs 417, tomo 36-B del Departamento de Las Heras. En dicho acto de escrituración se deja claro la exclusión de 1.415 hectáreas, las cuales están desglosadas con anterioridad en el tomo 33, a fs 85 del mismo departamento, constatándose en esas escrituras traslativas de dominio, que se trata con exactitud de las tierras que actualmente conforman la Villa de Uspallata y todo el oasis de regadío que la rodea, desde la zona de Las Bóvedas, por el norte, hasta la zona de La Fundición, por el sur. Con esto queda claro que toda esta extensa zona donde habían asentamientos humanos, ya estaba excluida de la Estancia Uspallata, antes incluso de ser expropiada por el Estado Nacional Argentino, con lo cual, el Ejército no tiene nada que ver con la creación, conformación y planificación urbana de la actual villa de Uspallata, más allá del aporte demográfico que produjo la apertura de los cuarteles militares en la localidad.
En otros tomos del Registro de la propiedad está detallado el desglose de toda la zona de San Alberto, que también pertenecía al Estado Nacional Argentino, según este documento oficial (fs 417 a 420 del tomo 36-B y fs 425 a 434 del tomo 49-C/3, ambos del Departamento de Las Heras), dicho desglose se produjo entre 1968 y 1972, siendo un total de 3.600 hectáreas las incluidas en esta venta realizada directamente por el propio Estado Nacional a particulares. Estas tierras actualmente conforman la zona irrigada de San Alberto y su venta a privados las realizó directamente el Estado Nacional, con lo cual tampoco formaron parte del convenio Nación-Provincia de 1952.


Copias de la escritura traslativa de dominio del traspaso de la Estancia Uspallata al Estado Nacional Argentino (ver texto transcripto). En este documento oficial consta que se dejó fuera de la expropiación una porción de territorio que se encuentra inscripta en tomos anteriores del Registro Nacional de la Propiedad y coinciden con el actual catastro superficiario rural y urbano de Uspallata.

Con toda esta información recopilada, queda más que claro que la existencia de la Villa de Uspallata es precedente a la fecha del 30 de octubre de 1952, que evidentemente es un invento apócrifo del Sr. Carlos Ciurca y que evidenemente la nueva gestión de la Municipalidad de Las Heras, pretende seguir sosteniendo. Esta celebración representa una muestra cabal y concreta de cómo la opinión pública puede ser fácilmente manipulada por datos falsos, en un acto por demás demostrativo de la falta de apego de los funcionarios de la municipalidad de Las Heras (que residen a 150 km.y sólo van de vez en cuando), a una región cuyos habitantes, hartos de tantas mentiras, ninguneos, puestas en escena y postergaciones, reclaman su autonomía (expediente legislativo 68547/2016-S) y su protección ambiental (expediente legislativo 65858/2014-D).

En este sentido, podríamos decir que el "Día de Uspallata" bien podría ser el día en que los Pueblos Originarios tallaron los petroglifos del Cerro Tunduqueral, pero ese día probablemente nunca lo sabremos con exactitud... Seguramente ha de ser por eso también que permanentemente atentan contra ese patrimonio de todxs lxs mendocinxs y a los funcionarios de la municipalidad de Las Heras eso poco parece importarle. Es por eso que Uspallata todavía no tiene "su" día y por ahora no tiene nada que festejar, mientras la foránea municipalidad de las heras y Minera San Jorge pretendan seguir manejando los destinos de esa localidad y su maravilloso entorno natural. De todos modos estamos absolutamente convencidos que eso no será para siempre: el día de Uspallata seguramente será el día que se sancione la ley de creación del Departamento Alta Montaña o la que disponga la creación del Área Natural Protegida Uspallata-Polvaredas.
 

26/10/16

SOBRE LOS FEMICIDIOS Y LA VIOLENCIA DE GÉNERO


Estoy en contra de los asesinatos, el ultraje y la apropiación de las mujeres, tanto como de la madre tierra, que también es mujer… Estoy en contra y me duelen. Me generan bronca e impotencia, como todos los atropellos e injusticias de la humanidad, a cuyas construcciones colectivas de resistencia intento aportar desde mi humilde posición en la que escribo lo que escribo y digo lo que digo.


¿Pasará con la violencia de género, lo mismo que con otros temas que comprometen la supervivencia del ser humano, que les dejaremos para resolver a las futuras generaciones, si es que sobreviven a la violencia y la destrucción del patriarcado y el extractivismo? A esta altura de los acontecimientos, no hay resiliencia posible: o luchamos todxs juntxs contra la matrix, o desaparecemos como especie de la faz de la tierra. La foto la saqué de un pasquín que no cita al autor, por lo tanto, considero que tampoco debe ser citado.


Estoy en contra de los femicidios, de la desigualdad de género, de la discriminación a las mujeres, de su sometimiento y de su cosificación ¿hace falta que lo diga o lo escriba y lo repita una y otra vez?
Y… como viene la mano, SÍ...
Por eso no sólo lo digo o lo escribo, sino que también lo justifico y fundamento, tanto en lo fáctico, como en lo ideológico y lo espiritual.

Estoy en contra del estado patriarcal, o igualmente dicho: estoy en contra de los estados neocoloniales devenidos del sistema capitalista, corporativo, clerical, narco y fascista, que no es otra cosa que la institucionalización del patriarcado, donde quien tiene poder se impone sobre lxs demás por la fuerza, haciendo uso de la violencia, sea esta ejercida de diversas formas: física, verbal, discursiva, psicológica o cualquier tipo de gestualidad intimidatoria o coercitiva.
Es curioso: el estado patriarcal, como buen reflejo de la sociedad donde se halla inserto y a la cual pretende controlar, domina e impone ese tipo de conducta a las mujeres; sin embargo, no hace diferencia de género a la hora de reprimir o criminalizar la protesta social. Inversamente, la sociedad también es reflejo del estado (con todas sus características antes mencionadas, a las que agrego la corrupción y la impunidad) que guía su destino hacia la descomposición del tejido social, y como parte de ello, el menosprecio de todos los valores que hacen a la femineidad (con todas sus variantes y diversidad). Consecuentemente y por desgracia, la violencia de género está alcanzando al día de hoy niveles insospechados, siendo la muerte el corolario siniestro de un sinnúmero de cuestiones que hacen a la denigración de la mujer como ser humano.

Me parece muy bien que condenaran socialmente a Cordera por su puntual exabrupto público, inaceptable desde cualquier punto de vista (desde entonces que no escucho más un tema de él por ningún lado); no obstante no veo la misma reacción hacia personajes más nefastos aún, como Tinelli, que con una conducta pública constante en ese sentido, siguen teniendo tanta aceptación social masiva, liderando todos los ratings de la televisión abierta; la misma aceptación (e incluso idolatría) como la que tenían Olmedo, Porcel o Franchela, cuando el patriarcado era menos cuestionado que hoy.
Que Cordera haya sido (o presumido ser) un personaje más "políticamente correcto" que Tinelli, no quiere decir que éste último tenga derecho a gozar de una suerte de impunidad social. Pero la sociedad patriarcal (conformada por mujeres y hombres formadxs en una cultura machista) le sigue dando cabida, así como le da cabida a la onda reguetón y a la cumbia villera, que nacieron propalando consignas mucho peores que las que profirió el ex-Bersuit y aún así se hizo hiper-masiva, penetrando en casi todos los rincones de la sociedad y la cultura moderna argentina.
¿Acaso sonaba descabellado tiempo atrás pensar que eso que repiten esas canciones y los millones que las corean en todos lados, 10 ó 20 años después pasaría a ser el comportamiento estándar de una parte de la sociedad? Cuando decía eso, me respondían despectivamente que no entendía la cultura del pueblo, que era un ortiva cuando pedía por favor en los bondis que bajaran esa música, cuando se les dio a los pibes pasarla en sus dispositivos portátiles a volumen estridente...
Pues bien, los hechos concretos de la cruel realidad están demostrando precisamente ESO; y ESO, lo que HOY está pasando: los femicidios, es algo que no es casual que estén sucediendo cada vez comn más frecuencia, ni es obra del libre albedrío.

No es casual tampoco que en todos los medios corporativos, debajo de las notas de tapa que tocan el tema, más amarillistas o estigmatizantes de las víctimas que otra cosa, mezcladas con disputas de poder político-empresarial, aparezcan notas frívolas o publicidades con fotos de mujeres semidesnudas y/o noticias de chimentos de la farándula, donde las mujeres son cosificadas por el estándar del macho argentino, no sólo en la sección chimentos, sino también en deportes, sociales, moda, espectáculos y demás cuestiones vinculadas al ocio y el entretenimiento (boliches, bares, casinos, etc.). No es casual que ningún responsable social ni siquiera atine a pensar que una cosa tiene que ver con la otra. No es casual, tampoco, que no exista ningún tipo de alerta temprana social para deterctar la violencia de género ni menos aún, sus nichos.

Tuvimos, tenemos y seguramente tendremos presidentes y presidentas machistas, patriarcales y misóginos. La mayoría de los estados latinoamericanos están o estuvieron en los últimos años, gobernados por mujeres, los europeos también. Incluso ahora el país más poderoso del mundo es probable que pronto termine siendo gobernado por una mujer. Pero en todos los casos son mujeres gobernando para el patriarcado, donde el enquistado esquema violento de la imposición por la fuerza sigue siendo la modalidad que domina el destino de la humanidad sustentado en el servilismo forzado de los débiles y los sometidos (versión moderna y maquillada de la esclavitud).
Sin ir más lejos, en Argentina, gobernó una mujer en los últimos 8 años que, más allá de cierta gestualidad discursiva y espejitos de colores (como viene sucediendo hace 524 años), entregó los bienes comunes y el territorio ni más ni menos que a Barrick, Monsanto y Chevron, mientras se los negó a lxs millones de desposeídxs del sistema, entre los que claro está, predominan las mujeres. Desde ya, como nada de eso cambió y la entrega se acentúa, ahora estamos peor. Y lo peor de todo es que la masa los sigue votando…

Es verdaderamente hipócrita y cínico que funcionarixs, legisladorxs o concejalxs hagan política partidaria con “ni una menos”, mientras al mismo tiempo ningunean o directamente bajan de un plumazo iniciativas populares, cuando los empresarios corporativistas o sus superiores en la estructura de gobierno, así se lo indican. Ejemplos de estos sobran, en todos y cada uno de los rincones de Argentina o Latinoamérica, si lo habremos vivido tantas veces en Uspallata, por ejemplo…

La desigualdad de género (incluyendo la proferida hacia toda la diversidad LGBT), es tan inaceptable y deplorable como el racismo, la xenofobia o la discriminación, hacia cualquier tipo de minoría (las mujeres no son precisamente eso) étnica, religiosa, política, o grupo diferente al del segmento dominante o en inferioridad de poder; sin embargo al día de hoy esa desigualdad sigue enquistada en todos lados: en los partidos políticos, los sindicatos, las fuerzas armadas, la iglesia, las empresas, todas las instituciones de todos los estamentos y ámbitos del estado, incluso también en todos aquellos movimientos que actualmente se muestran como ideológicamente opuestos a ese modelo, como pueden ser las artes o la música (las rockeras, a quienes yo admiro, son una rareza). Sólo en el seno de las luchas sociales contemporáneas se vislumbra un atisbo de igualdad; y no es casual, pues esos movimientos populares reivindicatorios de derechos negados, son (o intentan ser) en esencia, transversales, igualitarios, apersonalistas, apartidarios, antipatriarcales, anticapitalistas y anticorporativos, además de defender a la madre tierra.

Patriarcado y extractivismo tienen un mismo hilo conductor: la imposición de modelos por la fuerza, asociada al miedo, la coerción y la dominación de lxs otrxs. No puedo dejar de pensar en qué loco es que, a pesar de que la cultura machista y patriarcal domina la humanidad desde tiempos inmemorables, a la Tierra siempre se la llamó “Madre” en todas las culturas; y para todas también lxs humanxs somos sus hijxs… No puedo dejar de hacer notar, bajo este contexto, la analogía filosófica que existe entre el secuestro y la violación de una mujer, y la apropiación y el saqueo del territorio, que no representa otra cosa que el secuestro y la violación perpetrado contra la Madre Tierra, que es ni más ni menos que NUESTRA madre, que nos alimenta y nos cobija; y de cómo todo tiene que ver con todo y con todxs, porque todos venimos de una madre y terminaremos en la tierra y como decían los pueblos originarios ante el inevitable avance de los conquistadores: “nadie está exento de un destino común”.

Ah, me embola enormemente que la compu me subraye todo el tiempo la palabra “femicidio”, como pidiendo una corrección.... Esto también corrobora (junto con todo lo que escribí antes) que, como digo siempre, el sistema está tildado en una suerte de comprobación de redundancia cíclica. De nada sirve seguir alimentándolo con las mismas fracasadas fórmulas que nos llevaron a que todo esté como está todo hoy; pues de esa manera sólo arribaremos a que, tarde o temprano, los resultados serán los mismos: al sistema hay que resetearlo, cambiar sus componentes y reiniciarlo, no queda otra…

En lo que a mí respecta, más allá del apoyo en la lucha (en SU lucha que es nuestra lucha, la de todxs); puedo ofrecer a las mujeres oídos, lectura, comprensión, palabras, música, flores, mariposas, sonrisas, abrazos, buena vibra, buen vivir, paz y amor. Ese es mi deseo y ojalá se entienda como lo que es: algo que me surge desde el corazón.

Say no more.

8/10/16

MINERA SAN JORGE PRETENDE EJERCER PERSECUCIÓN POLÍTICA HACIA MI PERSONA


por Federico Soria.


Como era de esperar, apenas puse un pie de en el Parque Nacional El Leoncito (mi nuevo lugar de trabajo), la señora Adriana María Schmutz (representante de Minera San Jorge en Uspallata) envió por mail una nota de carácter intimidatorio y extorsivo a la Administración de Parques Nacionales, donde solicita “tomar urgentes medidas reparadoras” contra el accionar “temerario, tendencioso e injuriante del Sr. Soria, conocido activista contra la minería”

"Guanacos en Yalguaraz, hoy el patrimonio de este extenso territorio podría estar preservado para beneficio y goce de la población, sin embargo está a merced del pillaje y la depredación del modelo extractivista que responde a unos pocos intereses corporativos de índole particular.
NO a la mina San Jorge
SI al Área Natural Protegida Uspallata-Polvaredas
"

La foto y el entrecomillado correponden a una publicación en las redes sociales que aparentemente hirió las susceptibilidades de los representantes locales de Minera San Jorge (en el argot gauchesco a eso le dicen "tener cola de paja"). No obstante, lo que verdaderamente molesta a los representantes de la firma y que involucra explícitamente a mi persona, es la posibilidad de perder definitivamente cualquier posibilidad de llevar adelante su explotación megaminera, en caso de que la Legislatura de Mendoza sancione el proyecto de ley de creación del Área Natural Protegida Uspallata-Polvaredas, con el texto roriginal presentado por los Vecinos Autoconvocados de Uspallata y que venimos reclamando hace más de 20 años.  

Me reservo el no publicar esta nota, la cual tiene código identificatorio TRI-PNA:31864/2016 (de la que guardo copia); primero, porque no está firmada, por ende, de acuerdo a los postulados básicos del procedimiento administrativo, indefectiblemente debe ser archivada sin más; y segundo, para preservar mi buena relación laboral con mis nuevos colegas de trabajo, que precisamente la representante de Minera San Jorge pretende interferir. Actitud ésta que a todas luces pareciera recurrente, como de manual, en el accionar de este tipo de corporaciones: la de destruir el tejido social, generando conflictos y divisiones dentro de los grupos humanos que conforman las comunidades donde procuran por todos los medios pasar a ser el actor preponderante, intentando incluso, dado su poderío económico, reemplazar al propio estado en sus funciones y obligaciones y asumiendo de hecho un rol censor y de control social e ideológico.


No obstante ello, quiero dar a conocer el hecho, que se difunda y trascienda, porque con el tono amenazante que la Sra. Schmutz le imprime a la nota, queda claro que la intención de Minera San Jorge con este tipo de actitudes es ejercer persecución política hacia quienes nos oponemos a su plan devastador.


Recordemos que el objetivo principal y excluyente de la presencia de Minera San Jorge en Uspallata, consiste en llevar a cabo una explotación megaminera metalífera, que implica (tal como lo aclara el propio Informe de Impacto Ambiental, así como también su "Resumen Ejecutivo") la desaparición completa del cerro homónimo y la apertura de una enorme excavación en su lugar; su trituración y deposición en enormes escombreras a cielo abierto, sin ningún tipo de aislación del aire, el suelo o el agua; así como el vertido de enormes cantidades de sustancias tóxicas en un extenso dique de colas expuesto a la intemperie, cubierto de aguas mezcladas con lixiviantes tóxicos y metales pesados, bioacumulables en cualquier ser vivo que tome contacto con este cóctel letal. Todo esta devastación (que según el IIA del proyecto abarcaría una superficie de 2.245 hectáreas, a ser desprovistas por completo de su flora y su fauna), tan sólo para satisfacer la desmesurada avaricia de grupos corporativos transnacionales con intereses particulares ajenos al de la conservación de la naturaleza y el buen vivir de los habitantes de Uspallata.

Esta imagen es una captura de Google Earth, donde se observa la deperación sobre el medio natural llevada adelante por Minera San Jorge, en la zona del cerro homónimo, dentro de la Estancia Yalguaraz. Este daño ambiental apenas corresponde a la etapa de exploración de la mina San Jorge, la cual se tramitó mendiante Expediente 234-M-2005, de la Dirección de Minería de Mendoza y fue aprobada por la autoridad de aplicación, mediante un trámite simplificado, sin haber pasado por las instancias de Evaluación de Impacto Ambiental, Consulta Pública de los expedientes y Audiencia Pública, presupuestos mínimos fijados por la Ley Nacional 25675, para toda aquella actividad capaz de producir un daño en el ambiente (cosa que se puede apreciar perfectamente que ha producido la exploración de Minera San Jorge). Cabe destacar, además, que habiendo transcurrido ya más de 10 años de dichas faenas y 5 años desde que fue rechazada la expltación, al día de la fecha no se ha efectuado absolutamente nigún trabajo de remediación en el área impactada que se observa en la imágen (ver en googlemaps) (ver en bingmaps).

Evidentemente, como no puede contrarrestar el público y notorio desprestigio de la corporación a la que representa, la Sra Schmutz busca coartar mi libertad de expresión, intentando que el vehículo su cometido sea la Administración de Parques Nacionales, en una cuestión que es estrictamente suya y dirigida exclusivamente hacia mi persona y mi desempeño como luchador social (el cual siempre he realizado fuera de mi ámbito laboral), agarrándose además de un acta acuerdo de buena vecindad (el PN El Leoncito limita en buena parte con la Estancia Yalguaraz, propiedad de Minera San Jorge), cuyo contenido no implica en absoluto compromiso ideológico de ningún tipo para con el proyecto megaminero de la corporación, ni de la repartición pública ni del personal de la misma.

Recordemos que oportunamente, la Administración de Parques Nacionales emitió un durísimo dictamen técnico, muy crítico al proyecto megaminero San Jorge, el cual fue tomado en cuenta para otros pronunciamientos posteriores al respecto y algunos de sus postulados pasaron a engrosar las 141 objeciones que planteó la Comisión de Impacto Ambiental Minero de Mendoza cuando el Gobierno de Mendoza analizó el informe de impacto ambiental de la explotación; objeciones que finalmente fueron tomadas en su totalidad como línea argumental técnica y legal para el rechazo legislativo a Minera San Jorge. Con esto, podemos afirmar con total seguridad que la propia APN aportó datos concretos respecto de la inviabilidad de tal explotación, acorde a su satus legal de organismo del estado encargado de la conservación de la naturaleza a nivel nacional.
Conviene recordar también que (más allá de lo que piensan los funcionarios al respecto y del perfil extractivista que presenta la gestión del gobierno nacional) en los portales y boletines informativos, tanto de la propia Administración de Parques Nacionales como del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (del cual depende), se publican permanentemente artículos críticos hacia la megaminería, en especial cuando se refieren a las catástrofes generadas por las corporaciones mineras, que frecuentemente ocurren en diversas partes del mundo (por ej. los dos derrames tóxicos dela mina Veladero en menos de un año) y que, desde ya, queremos impedir que ocurran en Uspallata, rechazando a Minera San Jorge y exigiendo la creación del Área Natural Protegida Uspallata-Polvaredas.
Conviene recordar también que, de acuerdo al documento final del 2º Congreso Latinoamericano de Parques Nacionales, expertos de todo el mundo en materia de conservación de la naturaleza y protección del ambiente, concluyeron (entre otras cosas) que "La exploración y explotación minera y de hidrocarburos en áreas protegidas, así como la reducción de la superficie de áreas protegidas declaradas para fines extractivos, es contraria a los objetivos de conservación de la biodiversidad"; con lo cual, los planes de Minera San Jorge colisionan con la preservación de las áreas protegidas circundantes, teniendo en cuenta también que el proyecto megaminero se ubica en una zona de interés para la preservación de la biodiversidad, y de ahí que los habitantes de Uspallata quieren para su desarrollo económico, un área natrural protegida en lugar de una explotación megaminera.



El proyecto megaminero San Jorge, además de todo lo ya expuesto, representa una amenaza para toda la cuenca del Río Mendoza y la de Yalguaraz, ya que se ubica en la divisoria de ambas cuencas superficiales. Además de ello, no está fehacientemente determinado el escurrimiento subterráneo. Existe un informe técnico del Dr. José María Cortés (investigador del CONICET) que ratifica todas estas cuestioes y desmiente las aformaciones falsas que al respecto efectúa Minera San Jorge en su informe de impacto ambiental.


Entre otras cosas, la señora Schmutz me acusa de “menoscabar el trabajo que diariamente hacemos en forma transparente y de cara a la sociedad”



Conviene recordar que la relación entre Minera San Jorge y la sociedad no es ni por asomo algo de lo que la corporación pudiera jactarse: el proyecto megaminero San Jorge fue rechazado en audiencia pública realizadaen Uspallata el 25 de octubre de 2010, el 75% de las 2300 personas que concurrieron a dicho acto público oficial, se manifestaron de esa manera ante los directivos locales de la corporación y ante el Gobierno de Mendoza, que en ese entonces pretend aprobarlo sin más. O sea que, en la instancia institucional que la Ley prevé para obtener licencia social, la propia sociedad expresó un claro y contudente rechazo y repudio a los planes de esta empresa, y ese pronunciamiento fue masivo e histórico tanto para Uspallata, como para toda la Provincia de Mendoza.
Asímismo, dicho proyecto también fue rechazado por la Legislatura de Mendoza, con el voto unánime de TODOS los legisladores, en la sesión especial llevada a cabo el 24 de agosto de 2011. O sea que, también le dieron la espalda la totalidad de los representantes de esa misma sociedad.

La Corte Suprema de Justicia de Mendoza también rechazó a Minera San Jorge en fallo unánime de la totalidad de sus siete miembros, en su pretensión de bajar la Ley Provincial 7722, que prohíbe el uso de sustancias tóxicas en la minería, legislación que impide llevar adelante su ya socialmente rechazado proyecto, por más argicia que quieran esgrimir para esquivar los alcances de dicha ley.

Actualmente se encuentra a la firma la Resolución del Gobierno de Mendoza para dar archivo definitivo al expediente 371-M-2008-01583, de la Manifestación General de Impacto Ambiental que ya fuera rechazada en todas las instancias administrativas y legales a las que fue sometido, según lo anunció públicamente el propio Gobernador de Mendoza. No obstante, la corporación pretende engancharse de este trámite objetado, para llevar adelante un nuevo proyecto, distinto al anterior y a realizarse por otra empresa, maniobra esta que le permitiría obviar todos los pasos legales que debe cumplir.
Conviene recordar también que Minera San Jorge siempre estuvo involucrada en escándalos de corrupción, como el conocido "Corruptour" de funcionarios y legisladores de Mendoza que viajaron a Macedonia, "invitados" por la minera. No obstante ello, esta suerte de trapisonda y todas las otras que la corporación llevó (y sigue llevando aún al día de hoy) adelante en Mendoza, quedan reducidas a una minucia, si tenemos en cuenta que las empresas subsidiarias que los actuales dueños de Minera San Jorge (las corporaciones rusas Solway Investment y Aterra Capital) tienen en diferentes partes del mundo, están acusadas de violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, en aquellas regiones donde desarrollan explotaciones megamineras de impacto socioambiental similar a la que pretenden llevar adelante en Uspallata, como por ejemplo en Guatemala, en Filipinas o en Congo.


Con todo esto quiero decir que no sólo la sociedad, o mejor dicho, el pueblo en su conjunto, ha rechazado a Minera San Jorge, sino que también todos y cada uno de los poderes del Estado lo han hecho; y aún así, sin licencia social y pretendiendo burlar la ley y los procedimientos, tiene la clara intención de seguir adelante con sus planes.

Así mismo, debe destacarse también que actualmente, la firma no cuenta con oficinas, ni página web, ni canal comunicacional o publicitario alguno  y ni siquiera tiene un logo visible que la identifique, más allá del lobbying corporativo que llevan a cabo sus representantes en las sombras: el estudio de abogados BRGPG y la consultora ASAP. Con lo cual, lo “de cara a la sociedad” es un traje que a Minera San Jorge le queda muy grande, pues dista mucho de tener algún tipo de asidero en la realidad, a la luz de los hechos concretos.

No obstante ello, en la nota intimidatoria hacia mi persona, se jactan (en una suerte de filántropía apócrifa) de estar realizando tareas de conservación de la naturaleza; obviamente, pasando por alto, no sólo el proyecto megaminero de marras, (que, repetimos, ya fue rechazado por la sociedad y las instituciones de Mendoza), sino las más de 100 concesiones mineras metalíferas que se encuentran dentro de la propiedad “Estancia Yalguaraz”, entre las que se incluyen una docena de explotaciones mineras abandonadas sin ningún tipo de remediación, que más allá de no pertenecer a esta corporación, la misma no ha realizado, como superficiario supuestamente afectado, ningún tipo de remediación ambiental, así como tampoco ningún tipo de reclamo administrativo o jurídico contra los presuntos responsables de tal accionar depredador dentro de su propiedad o a las autoridades ambientales y/o mineras de la Provincia de Mendoza.


Pasivos Ambientales de explotaciones mineras en la Estancia Yalguaraz: 1) Mina Juditas, próximo al lindero con la Estancia Santa Clara; 2) Mina Jaguelito, a la vera de la Ruta 153; 3) Mina Andacollo, entre las dos anteriores; 4) Mina Don José, en la huella que une las rutas 153 y 52; 5) Mina Hércules, en la misma huella anterior; 6) Pedimentos aledaños a la Mina Cortaderas.


Para finalizar, cito un par de afirmaciones temerarias e infundadas del Informe de Impacto Ambiental de Minera San Jorge, que resume el menosprecio de esta corporación hacia el territorio que administra y ambiciona explotar, reveladoras de la falta total de apego, empatía o sentido de pertenencia: Según dice el propio IIA (pag 41 pto 1.3.4.12. y pag 205, pto 3.3.13. del IIA, así como en la pag 36 del "Resumen Ejecutivo")  “El área de influencia del proyecto minero San Jorge se ubica en una zona que posee escasos elementos escénicos de significancia que la hagan destacar desde el punto de vista visual”, así como también sostener que “En general el sector posee una media a baja calidad visual” (pag 43 del IIA). Con ello, la corporación pretende justificar que Uspallata sea zona de sacrificio, ignorando el valor patrimonial del paisaje y todos sus elementos constitutivos (flora, fauna, gea; agua, aire y suelo puros, patrimonio cultural tangible e intengible, etc.); elements todos ellos que combinados precisamente en una simbiosis paisajística singular (destacada en varias publicaciones técnicas de diversos campos e la ciencia), actualmente generan un importante flujo turístico; actividad que al día de hoy constituye uno de los principales pilares de la economía de Uspallata y de toda la provincia de Mendoza. Es de cajón que la corporación pretende desconocer los valores intrínsecos del patrimonio natural y cultural que constituyen el acervo uspallatino, con este tipo de aseveraciones completamente antojadizas e infundadas... (pensar que se rasgan las vestiduras de estigmatizarnos como "fundamentalistas", etiqueta que en los hechos concretos, no tiene ningún tipo de fundamento).
En contraposición a ello, quienes habitamos este suelo, lo amamos, lo veneramos y lo cuidamos de verdad, hemos elaborado y presentado el proyecto de ley de creación del Área Natural Protegida Uspallata-Polvaredas, el cual implica (entre otras cosas) terminar definitivamente con la amenaza de la explotación megaminera de San Jorge y brindar a Uspallata la posibilidad de llevar adelante un crecimiento y desarrollo económico en armonía en con el maravilloso entorno natural (que de acuerdo a sus propios dichos, la propia corporación megamienra niega) y tomar la decisión histórica de proteger TODA la Cuenca del Río Mendoza, para beneficio y goce de las presentes y futuras generaciones.


Denuncio públicamente que minera San Jorge pretende ejercer persecución política hacia mi persona e insto a que le gritemos bien fuerte que no la queremos en Uspallata:


NO a minera San Jorge: El expediente 371-M-2008-01583 y todos sus acumulaods, donde se tramita la MGIA rechazada de esta explotación (cuyo trámite se encuentra pisado hace varios eses por el funcionario Emilio Guiñazú) debe ser definitivamente archivado.


SI al Área Natural Protegida Uspallata Polvaredas: sanción urgente del proyecto de ley presentado por los Vecinos de Uspallata, con el texto original según expediente legislativo 65858/2014-D, a cuyo contenido remito toda la fundamentación empírica, técnica, legal y jurídica de mis afirmaciones y de la lucha que el pueblo de Uspallata y Mendoza llevan adelante contra Minera San Jorge.

Basta de dilaciones, ninguneos y excusas infundadas: en Uspallata queremos Área Protegida YA…!!!

En el mapa precedente están representados los latifundios del Valle de Uspallata (Estancias San Alberto, Tambillos y Yalguaraz), superpuesto con el Catastro Minero de Mendoza. La existencia de más de 100 de estas concesiones en el territorio de la Estancia Yalguaraz, demuestra con información basada exclusivamente en documentos oficiales que, tal como escribí en el posteo que "tanto preocupa" a Minera San Jorge, que dicho latifundio actualmente está a merced del pillaje y la depredación del modelo extractivista que responde a unos pocos intereses corporativos de índole particular. De ahí que nosotros queremos crear el área protegida en Uspallata, precisamente para hacerle frente al pillaje y la depredación del modelo extractivista.

Más sobre Minera San Jorge en este espacio de expresión:

A CONFESIÓN DE PARTE, RELEVO DE PRUEBAS: cuando descubrimos que Paco Pérez era parte del estudio de abogados apoderados locales de Minera San Jorge (16/8/2009).

CENSURA EN USPALLATA: de cuando Minera San Jorge empezó a activar los aparatos de censura en Uspallata (26/8/2009).

ALGO SE ESTÁ MOVIENDO EN USPALLATA: denuncia contra el accionar del grupo BRGPG, gerenciadores locales de Minera San Jorge (19/9/2009).

LA PRINCIPAL FALLA DE MINERA SAN JORGE ES SU FALTA DE TRANSPARENCIA: sobre el accionar poco claro de Minera San Jorge para acallar las voces disidentes en Uspallata. (42/9/2009).

EL PROYECTO MINER SAN JORGE Y EL VETO A LA LEY DE GLACIARES: Informe sobre la participación de los abogados de BRGPG (apoderados legales de Minera San Jorge) en el veto presidencial a la Ley de Glaciares (10/1/2010).

MINERA SAN JORGE REGENTEA NIÑOS POLICÍAS EN USPALLATA: Informe sobre la intromisión de esta corporación en los programas oficiales de minoridad y el plantón a los vecinos de Uspallata (11/1/2010).

OTRA MENTIRA DE MINERA SAN JORGE: El aparato comunicacional de la corporación dice que su explotación será pequeña, sin embargo su informe de impacto ambiental dice que será de dimansiones colosales (22/1/2010).

FUNCIONARIOS PÚBLICOS DEL GOBIERNO DE MENDOZA QUE AL MISMO TIEMPO SON INVERSORES DE MINERA SAN JORGE S.A. ESTÁN MÁS PREOCUPADOS EN LOS RÉDITOS DE SUS INVERSIONES EN MINERA SAN JORGE S.A. QUE EN FUNCIONAR COMO FUNCIONARIOS PÚBLICOS DEL GOBIERNO DE MENDOZA (PARTE 1 25/2/2010 y PARTE 2 17/3/2010): En dos entregas se explica detalladamente cómo hizo la organización BRGPG (gerenciadora local de Minera San Jorge) para ocupar puestos estratégicos en diferentes poderes y estamentos del estado y utilizar todas esas estructuras públicas para realizar lobbyng corporativo en favor de sus empresas rpivadas particulares.

SOBRE LA AUDIENCIA PÚBLICA DE LA EXPLOTACIÓN DE LA MINA SAN JORGE: Algunas reflexiones respecto del masivo y contundente rechazo popular a minera san jorge en la Audiencia Pública realizada en Uspallata (27/10/2010).

EL PUEBLO DE MENDOZA SIGUE DICIENDO NO A MINERA SAN JORGE: Sobre las multitudinarias movilizaciones que se sucedieron en Mendoza en rechazo al Minera San Jorge (25/2/2011).

EN LA MINA SAN JORGE YA SE VIENE TRABAJANDO HACE RATO Y CON AUTORIZACIÓN DEL GOBIERNO: A raiz de una denuncia pública respecto de que presuntamente ya habría comenzado la explotación de la mina San Jorge, basada en imágenes satelitales, se explica que lo que en relidad se ve allí son las cicatrices dejadas por la exploración, la cual se llevó a cabo con la autorización del gobierno de Mendoza, sin cumplir con los presupuestos mínimos fijados en la Ley General del Ambiente (27/2/2011).

MINERA SAN JORGE CANDIDATA AL SILLÓN DE SAN MARTÍN POR EL FRENTE PARA LA VICTORIA: Informeobre la candidatura de Francisco Paco Pérez, uno de los abogados de BRGPG, gerenciadores locales de Minera San Jorge (15/4/2011).

CHAU MINERA SAN JORGE: Reflexiones sobre el rechazo legislativo al informe de impacto ambiental de la explotación megaminera San Jorge (26/8/2011).

INFORME SOBRE EL ESTADO DEL EXPEDIENTE DE LEY DE CREACIÓN DEL PARQUE PROVINCIAL POLVAREDAS: Informe sobre el derrotero de esta iniciativa de los Vecinos de Uspallata, que entre otras cosas, Minera San Jorge bloquea, a través de sus operadores políticos en la Legislatura de Mendoza. (20/9/2011)

LA EXTRANJERIZACIÓN DE LA TIERRA EN ARGENTINA GOZA DE BUENA SALUD: Informe en el que se demuestra con ejemplos concretos que la Ley de Extranjerización de la Tierra fue una cortina de humo y que los datos del Registro Nacional de Tierras Rurales son truchos. Se pone como ejemplo en Mendoza de grandes latifundios en manos de extranjeros a la Estancia Yalguaraz (24/8/2013).

ANÁLISIS DEL INFORME DE LA CÁMARA MENDOCINA DE EMPRESARIOS MINEROS: Se demuestra con datos empíricos y documentación oficial la falsedad de los datos expuestos en el mismo, así como la ilegalidad de los proyectos que pretenden viabilizar, entre los que se encuentra la mina San Jorge (2/8/2014).

LA EXPLORACIÓN MINERA METALÍFERA TAMBIÉN PRODUCE DAÑO AMBIENTAL: Informe en el que se exponen casos dentro de la provincia de Mendoza, donde la exploración minera ha producido daño ambiental significativo. Uno de los casos que se analizan es el de Minera San Jorge (13/9/2014).

MINERA SAN JORGE METE LA CUCHARA EN EL INVENTARIO DE GLACIARES: Se analiza la situación planteada en el inventario de glaciares, donde la autoridad responsable de confeccionarlo, coloca de manera errónea a la zona del proyecto megaminero San Jorge en la cuenca del Río San Juan (11/6/2016).



SI TE PARECIÓ INTERESANTE EL CONTENIDO, TAMBIÉN PODÉS VER LAS NOTAS ANTERIORES MÁS VISITADAS...