5/7/16

PRONUNCIAMIENTO SOBRE EL PROYECTO DE EXPROPIACIÓN DE LA CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE LEWIS EN EL RÍO ESCONDIDO

   
Quien suscribe viene investigando y denunciando públicamente el accionar de Joseph Lewis y sus testaferros desde hace 10 años, participando activamente en las distintas movidas llevadas a cabo para exigir la apertura del camino público al Lago Escondido. Corrobora lo dicho, el informe publicado con anterioridad en este espacio de expresión, que refleja parte de ese inmenso trabajo realizado, que puede ser visualizado entrando acá.
 
 
La presencia de Joe Lewis en la Patagonia, apropiándose del Lago Escondido, ha sido para quien suscribe una actitud repudiable SIEMPRE, independientemente del contexto político y de los gobernantes de turno. Igual de repudiables han sido todas las acciones que Joseph Lewis ha llevado adelante y que han sido también detalladas en dicho informe:
  • La usurpación del Lago Escondido y sus riberas, impidiendo el acceso público al mismo, así como el cierre del Camino de Tacuifí y las continuas maniobras y artilugios legales llevados a cabo para incumplir el fallo del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro, que ordena al gobierno de esa provincia abrir el mencionado camino de acceso.
  • La adquisición de su propiedad que incluyó tierras fiscales cedidas a su favor por el Gobierno de Río Negro (permisos de pastaje), más allá de la propiedad adquirida por usucapión por los anteriores titulares (familia Montero).
  • La desaparición forzada y/o asesinato de aquellas personas que no estaban de acuerdo con la venta del campo a Lewis y su negativa constituía una traba para la operación comercial (Irineo montero, María Ortiz y José Matamala), nunca aclarados por la justicia de Río Negro.
  • La desafectación de un sector del ANPRALE (Área Natural Protegida Río Azul - Lago Escondido), determinada por la Legislatura de Río Negro, para que Joseph Lewis pudiera llevar adelante su plan devastador que, a la luz de los hechos concretos, no era compatible con los estándares mínimos de conservación de la naturaleza y protección del medioambiente.
  • En el mismo sentido de lo anterior, la intromisión en el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, para que sus propiedades y aquellas otras donde se locaizan sus proyectos, queden categorizadas de tal manera de que el bosque pueda ser eliminado.
  • El proyecto de megaurbanización "Laderas" que fuera rechazado por el Pueblo de El Bolsón movilizado, así como el acople al centro de esquí "Cerro Perito Moreno" y la construcción de una ruta, sin Estudio de Impacto Ambiental, alternativa a la Ruta Nacional 40, que dejaría sin turismo a la ciudad de El Bolsón.
  • La construcción de una represa en el Río Foyel, en propiedad de su socio comercial, Mrcelo Mindlin, que fuera aprobada por el Gobierno de Río Negro sin Estudio de Impacto Ambiental ni Audiencia Pública.
  • El intento de trasladar el aeropuerto de El Bolsón a una zona cercana a la Pampa de Ludden, proyecto que fuera rechazado en plebiscito, por el 75% de los votos.
  • La construcción del mega-aerpuerto privado Bahía Dorada y su autorización por parte de la Fuerza Aérea Argentina, a pesar de que no existe ningún tipo de control oficial respecto del tráfico aéreo del mismo.
  • Los acuerdos políticos entre Joseph Lewis y sus representantes, con los distintos ámbitos de estado (nacional, provincial y municipal) y las distintas gestiones de gobierno. Se incluye en este punto el público y notorio amiguismo existente entre Joseph Lewis y los presidentes de turno, como Mauricio Macri y Cristina fernándes, así como los gobernadores Miguel Saiz, Carlos Soria y Alberto Weretineck y los intendentes de El Bolsón, Romera y Pogliano.
  • La compra de voluntades ejercida por Joseph Lewis (apodado localmente como el "Tío Joe"), a través de la Fundación All About Kids, hacia toda la comunidad de El Bolsón, a través de operaciones disfrazadas como tareas de "Responsabilidad Social Empresaria".
  • El regenteo de ejércitos privados para custodiar el paraíso particular de Joseph Lewis, así como las acciones públicas de agresiones a manifestantes y de declaraciones públicas reivindicatorias de la apología del delito, llevadas a cabo por sus representantes, como amedrentamiento a la población, así también las acciones de inteligencia coordinadas con la Policía de Río Negro en este sentido.
  • El control energético e hidrocarburífero ejercido por Joseph Lewis sobre casi toda la República Argentina, a través de su participación accionaria en Pampa Energía S.A. y la reciente adquisición de la filial argentina de Petrobras.
  • Las demás sociedades o acuerdos comerciales llevados adelante por Joseph Lewis o sus represnetantes con diferentes grupos corporativos locales o extrajeros que operan en la zona, como ser Burco, Mindlin, Bemberg, Benetton, etc.
  • Todas las acciones corporativas llevadas adelante por Joe Lewis en diferentes partes del mundo a través del Grupo Tavistock
  • Finalmente, la construcción de la central hidroeléctrica en el Río Escondido, que implicará el desecamiento del mismo y la desaparición del bosque circundante; así como la ley sancionada por la Legislatura de Río Negro, para otorgarle la conseción de las aguas públicas de dicho río en condiciones muy benévolas; así como también su acogimiento al "Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía", en el marco de la Ley Nacional 26.190, que lo exime a Lewis de pagar impuestos y le da la posibilidad de venderle energía al estado más cara.
Todas estas acciones llevadas a cabo por Joseph Lewis, así como las maniobras realizadas por los diferentes poderes del estado para avalarlas y darle lus verde, implicaron:
  • La violación de todos los "Principios de la Política Ambiental" establecidos en la Ley Nacional 25675 y consecuentemente el artículo 41 de la Constitución Nacional.
  • La tala de bosques nativos.
  • La apropiación, uso discrecional particular y destrucción del patrimonio público que constituye el territorio y los bienes comunes involucrados en esa propiedad.
La construcción de la central hidroeléctrica y su tendido de conexión a la red de abastecimiento a El Bolsón implican las mismas violaciones y despojo, a más de que la conseción está caída,por haberse vencido los plazos estipulados en la Ley Provincial 4615, con lo cual actualmente la central hidroeléctrica del Río Escondido que Joseph Lewis está construyendo en su propiedad, así como la línea eléctrica de conexión ES ILEGAL.
Desde hace unos meses, cuando empezó a reavivarse la polémica por la mencionada central hidroeléctrica, tomo estado público un proyecto de ley presentado por el Frente Para la Victoria en la Legislatura de Río Negro para expropiar dicha central, que ni más ni menos implica pagarle con fondos públicos al magnate inglés (que llevó adelante todas los atropellos mencionados con anterioridad) por una obra que es demostradamente ilegal, obsoleta y depredadora. Pero esto no es todo: a esta farsa montada por el FPV, se quieren plegar diferentes organizaciones que avalan pagarle al inglés con plata de todos los argentinos y quieren festejarlo el día de la independencia...
Expropiar una obra que representa la esencia misma del modelo extractivista, contraria a las banderas del buen vivir, la autogestión y la autodeterminación de los pueblos, su territorio y sus bienes comunes que defendemos y sostenemos todo el tiempo, resulta por demás inaceptable desde cualquier punto de vista. Ni siquiera sería acptable por una cuestión de necesidad cortoplacista de paliar la crisis energética local, ya que El Bolsón tiene otras formas de ser provisto de energía a través del Sistema Interconectado Nacional, que incluso representa una erogación de dinero mucho menor, como es realizar las obras de adecuación necesarias a la línea aléctrica que pasa por la Estación Transformadora El Coihue, para que pueda transportar la cantidad de energía que necesita El Bolsón sin saturarse.
Sea el estado o sea privada, la central hidroeléctrica de Lewis es parte del modelo extractivista, así como lo es el genocidio de los agrotóxicos, lo es la entrega de YPF y Vaca Muerta a Chevron, lo es la entrega del Banco Nación a Rockefeller, lo es la megaminería y sus envenenamientos masivos, lo es la destrucción del bosque nativo, y lo es la apropiación del territorio y sus bienes comunes que llevan adelante Joseph Lewis y el resto de los terratenientes y corporaciones en la Patagonia, con el visto bueno y complicidad de todos los estamentos del estado, cuestiones todas estas a las que el FPV dio su visto bueno durante los 12 años en que gobernó el país y que ahora siguen haciendo gala de la "profundización del modelo" sus sucesores del PRO...
La Central Hidroeléctrica de Lewis es una obra clandestina llevada adelante por un usurpador, está siendo construida por alguien que se quedó con lo que es nuestro, violando toda la legislación ambiental: el Artículo 41 de la Constitución Nacional, la Ley del Ambiente, la Ley de Bosques Nativos y la de Áreas Protegidas de Río Negro. Por lo tanto, no debe ser expropiada, sino desmantelada, pues la expropiaciójn significa, por un lado, avalar esta obra depredadora y por el otro avalar el pago del Estado Argentino a un representante de la Corona Británica, por algo que no le pertenece, pues se lo apropió y lo está defendiendo con fuerzas armadas privadas.
Conviene recordar, por si algún desmemoriado desea hacerlo, que la Ley Provincial 4615 (ver acá) que le otorga la concesión del Río Escondido a Joe Lewis, tuvo el voto afirmativo en la Legislatura Provincia de algunos de los que ahora proponen expropiársela, cuando eran legisladores (ver acá Diario de Sesiones, pags 122 a 136); así como también haber sido promulgada por el Gobierno de Río Negro (y también haber aprobado su escandaloso estudio de impacto ambiental) cuando otros de los que proponen la expropiación, eran altos funcionarios provinciales. ¿Qué les pasó a estos señores? ¿Por qué cambiaron de opinión? ¿Por qué no exigieron al gobierno del cual formaban parte, la apertura del camino público por Tacuifí, ordenada por la justicia, cuando eran funcionarios y/o legisladores? ¿Se les pasó el pequeño detalle que Joseph Lewis es usurpador?
Vaya, vaya, la coherehcia de estos muchachos de armar una movida engañosa para festejar la independencia, avalando un proyecto para que el Estado Argentino le pague una torta de plata a un usurpador que es representante de la corona británica por una obra completamente innecesaria...

En virtud de los motivos fundados, expuestos precedentemente y en el informe publicado con anterioridad:
  
1) REPUDIO EL PROYECTO DE LEY DE EXPROPIACIÓN DE LA CENTRAL HIDROLELÉCTRICA DE JOSEPH LEWIS.
  

2)
REPUDIO EL OPORTUNISMO POLÍTICO DE AQUELLOS QUE EN EL PASADO, POR ACCIÓN U OMISIÓN Y EN PLENO EJERCICIO DE SU DISCIPLINA PARTIDARIA, SE MOSTRARON INDIFERENTES O LE DIERON LA ESPALDA AL RECLAMO POPULAR CONTRA JOSEPH LEWIS, AVALANDO DE ESTA MANERA LA CONSTRUCCIÓN DE SU PARAÍSO PRIVADO Y EL IMPERIO CORPORATIVO QUE ACTUALMENTE DETENTA.

  

3)
REPUDIO LA INTROMISIÓN DE LA POLÍTICA PARTIDARIA EN TODAS LAS LUCHAS SOCIOAMBIENTALES POR LA DEFENSA DEL TERRITORIO Y LOS BIENES COMUNES, LLEVADAS A CABO POR LAS ASAMBLEAS DE VECINOS AUTOCONVOCADOS.
  
4) ASÍ MISMO, HAGO SABER QUE, SI BIEN TODA LA INFORMACIÓN PUBLICADA EN ESTE ESPACIO DE EXPRESIÓN ES PÚBLICA, NO DOY NINGÚN TIPO DE CONSENTIMIENTO NI AVAL PARA QUE LA MISMA SEA EMPLEADA CON FINES DE SOSTENER CAMPAÑAS O ACTIVIDADES CONTRARIAS A ESTE PRONUNCIAMIENTO.

En lugar de seguir entregándole dinero a Lewis, ahora a través de una expropiación que no tiene ningún sentido, exijo que con esos montos:
   
1) SE CONSTRUYA EL CAMINO PÚBLICO DE ACCESO AL LAGO ESCONDIDO POR TACUIFÍ.
 
2)
SE CONSTRUYA UN ACCESO PÚBLICO AL RÍO ESCONDIDO, QUE TAMBIÉN ES PÚBLICO.

 
3)
SE LLEVEN ADELANTE TODAS LAS OBRAS Y ADECUACIONES NECESARIAS PARA QUE EL BOLSÓN Y TODA LA COMARCA ANDINA DEL PARALELO 42 SEA ABASTECIDA POR LAS LÍNEAS ELÉCTRICAS DEL SISTEMA INTERCONECTADO NACIONAL QUE INGRESAN DESDE LA PROVINCIA DEL CHUBUT.

 
4)
SE REALICEN TODAS LAS ACCIONES NECESARIAS PARA QUE EL ESTADO RECUPERE AQUELLAS TIERRAS FISCALES QUE LE FUERAN OTORGADAS A JOSEPH LEWIS Y A OTROS TERRATENIENTES.

 
5)
SE RESTITUYAN LAS ÁREAS DESAFECTADAS DEL ANPRALE.

 
6)
SE REVISE EL ORDENAMIENTO TERRITORIAL DE BOSQUES NATIVOS, ADECUÁNDOLO EN FUNCIÓN DE LA ECOLOGÍA DEL PROPIO BOSQUE NATIVO Y EL BIEN SOCIAL QUE REPRESENTA, Y NO DE LOS INTERESES PARTICULARES DE LOS TERRATENIENTES Y EMPRESARIOS.

 
7)
SE CANCELE DEFINITIVAMENTE EL PROYECTO LADERAS.
 
8)
SE REABRAN LAS INVESTIGACIONES JUDICIALES DE TODAS AQUELLAS MUERTES RELACIONADAS CON EL NEGOCIO INMOBILIARIO DE TIERRAS EN LA COMARCA ANDINA.
 

9) SE ORDENE A JOSEPH LEWIS EL DESMANTELAMIENTO COMPLETO DE SU CENTRAL HIDROELÉCTRICA Y SU TENDIDO ELÉCTRICO, RESTITUYENDO TODO EL BOSQUE QUE FUE DEPREDADO POR ESTAS OBRAS, EN VIRTUD DE ESTAR VENCIDOS LOS PLAZOS DE SU CONCESIÓN FIJADOS POR LEY Y DE HABERSE VIOLADO LA LEY DE BOSQUES NATIVOS.
   
Nota: Si bien en cualquier momento pudiera servir de referencia, el presente escrito es un pronunciamiento exclusivamente a título personal y no involucra a ninguno de los colectivos sociales de los cuales participo, los que son soberanos e independientes, tomando sus decisiones de manera consensuada y participativa, deliberando en asambleas.
 
Federico Soria, julio de 2016.
  

26/6/16

ATENTADO AL CERRO TUNDUQUERAL, PATRIMONIO DE USPALLATA Y DE MENDOZA

  
En fecha reciente (mayo de 2016) se tomó conocimiento de que el sitio arqueológico del Cerro Tunduqueral sufrió un atentado en su parte más emblemática: la figura conocida como "el chamán" fue rayada con objetos contundentes y la roca con mayor cantidad de pictografías fue manchada con pintura. Anteayer pudimos acceder al lugar y tomar las fotografías que se ven a ciontinuación. Además de lo que se ve en las fotos, otras rocas con petroglifos fueron partidas y quitadas de su lugar, aparentemente con la finalidad de llevárselas, aunque los pedazos de bloques desgajados todavía permanencen en el lugar.
Hasta el momento ninguna autoridad se ha ocupado del tema, a pesar de que estamos hablando de un delito, con lo cual debería haberse efectuado la correspondiente denuncia y proceso judicial, consa que aún no ha sucedido. Tampoco ha habido ninguna repercusión en los medios, salvo alguna honrosa excepción.
El Cerro Tunduqueral está ubicado a 7 kilómetros de Uspallata, en la provincia de Mendoza. El sitio contiene 22 rocas de gran tamaño com más de 400 petroglifos (grabados en la piedra realizados mediante percusión, rayado o abrasión) que representan a una gran variedad de figuras de diferente tipo: antropomorfas, zoomorfas, fitomorfas, objetos, signos geométricos, representaciones de la vida cotidiana o figuras mitológicas, en todos los casos solos o combinados.
Constituye uno de los sitios arqueológicos más representativos de la prehistoria de Cuyo y su valor y necesidad de conservación han sido destacados en publicaciones científicas, puesto que su datación es de al menos 6.000 años de antigüedad, o sea, anterior a la presencia en la región de los españoles, de los incas e incluso de los huarpes. Muy probablemente hayan sido los antecesores de estos últimos quienes hayan habitado la zona y dejado ese testimonio, que hoy día es un patrimonio que representa al sentir de los habitantes de Uspallata y sorprede a todos los visitantes que van a conocer el lugar.
Recordemos además que desde hace décadas, los vecinos de Uspallata están exigiendo que todo su entorno (incluido el Cerro Tunduaueral) sea delclarado Área Natural Protegida, para lo cual hace más de 20 años que vienen solicitando a gobiernos y legisladores la sanción del proyecto de ley que presentaron en varias oportunidades. Además de esto, los vecinos de Uspallata también hace tiempor que vienen solicitando tener su propio municipio y elegir sus propias autoridades, ya que actualmente Uspallata depende de la Municipalidad de Las Heras, cuya cabecera se ubica a más de 100 km y actualmente es la única localidad del país con más de 10.000 habitantes que no tiene municipio propio, y que reviste esta condición de postergación y negación de democracia local, insostenible desde cualquier punto de vista.
También se recuerda que los vecinos de Uspallata hace años que vienen luchando para que no se instale la megaminería en su región, sobre todo la explotación megaminera San Jorge, que a pesar de haber sido rechazada en Audiencia Pública y por la Legislatra de Mendoza, el gobierno y la corporación insisten en pretender avanzar con ese proyecto devastador.
Conviene refrescar que Minera San Jorge fue rechazada en una Audiencia Pública realizada en Uspallata el 25 de octubre de 2010, así como por la Legislatura de Mendoza el 24 de agosto de 2011, decretando el rechazo y archivo del proyecto con el voto unánime de todos los legisladores. Sin embargo, desde entonces, el Gobierno de Mendoza se niega a cumplir con el mandato de la legislatura de archivar el proyecto, medida que está socialmente respaldada por el rechazo popular manifestado oficialmente por las 3.000 personas que asistieron a aquella recordada Audiencia Pública.
  
Haber arruinado uno de los sitios más emblemáticos y sentidos de Uspallata, representa un hecho a todas luces imperdonable. No se puede seguir permitiendo que estas cosas ocurran. Uspallata debe tener su propio municipio y su entorno debe ser un Área Protegida. Estas decisiones políticas, a la luz de los hechos, son cuestiones que no pueden seguir siendo postergadas.
    
No se sabe quien o quienes perpetraron este atentado, ni tampoco quién mandó a hacerlo ni las motivaciones que llevaron a que una persona pueda hacer o mandar a hacer algo así. Más allá de eso, las evidencias parecen indicar que no fue un hecho de vandalismo aislado, sino que fue premeditado y con un mensaje claramente mafioso, en Uspallata circula fuértemente la versión de que esta acción responde a la interna política de la Municipalidad de Las Heras.
Conviene recordar que actualmente el Cerro Tunduqueral está declarado "Patrimonio Cultural Provincial", por Decreto Provincial 1356/1989, que posteriormente quedó enmarcado en los preceptos de la Ley Provincial 6034, su modificatoria Ley Provincial 6116 y su reglamentación, mediante Decreto Provincial 1882/2009.
Actualmente, su cuidado, mantenimiento y control es responsabilidad de la Municipalidad de Las Heras, por ende, más allá de quienes hayan sido los autores materiales del hecho, la responsabilidad del mismo recae en los funcionarios munipales que tienen a cargo esas funciones, que, a la lus de los echos evidentemente hicieron muy mal las cosas (si es que hicieron algo para cuidar el Cerro Tunduqueral).
Quien suscribe tiene la plena convicción que esto se enmarca en una serie de sucesos recientes que vienen ocurriendo en Uspallata, fruto del desmanejo de la municipalidad de Las Heras en esta localidad:
  • Por decisión oficial, meses atrás fue sacado de Uspallata el personal de la Dirección de Recursos Naturales Renovables que tenía asiento en dicha localidad, llevando a cabo las tareas de control y fiscalización de Fauna, Flora Nativa, Forestal, Náutica, Caza, Pesca y circulación de vehículos 4x4. La persona que cumplía esta función se desempeñaba en un local prestado de la Municipalidad de Las Heras. Actualmente en Uspallata no se hace ningún tipo de control en estas materias, con lo cual en todos esos temas es tierra de nadie. Curiosamente, cuando ocurrió esto, los vecinos de Uspallata habían presentado un proyecto para implementar una Delegación de la DRNR en la localidad, lamentablemente la respuesta oficial, fue inversa.
  • El Intendente de Las Heras, Daniel Orozco, su Secretario de Gobierno, Raúl Villafañe y los concejales oficialistas Elio Parés, Gustavo Gil, Pamela Zelaya, Norberto Gómez, Martín Bustos y Karina Ferraris, llevaron adelante el fraude de haber bajado la Ordenanza ambiental minera de los Vecinos de Uspallata, a instancias de los lobbystas de la megaminería, vaciándola de contenido, reemplazándola por otra de carácter obsoleto, como ya ocurrió con otras iniciativas populares en diferentes lugares del país, donde fue burlada la buena fe y la voluntad del Pueblo.
  • A los pocos días de ocurrido ello, se tomó conocimiento que la municipalidad de Las Heras recibió donaciones de Minera San Jorge, a través del pago con cheques de la corporación, de compras en comercios locales, realizadas por el municipio de materiales y herramientas destinados a asistencia social. Las explicaciones del intendente Daniel Orozco en los medios locales realmente fueron penosas, ratificando una vez más que la nueva gestión municipal, a pesar de haberde autocalificado como "militantes del agua" finalmente terminaron encolumnándose detrás de la megaminería. Recordemos, además, que el presupuesto 2016 de la Municipalidad de Las Heras es de 900 millones de pesos, por lo tanto a Uspallata, por la cantidad de habitantes que tiene, le corresponderían 65 millones de pesos, con lo cual, si el dinero público estuviese bien invertido, no habría ninguna necesidad de andar mendigando.
  • Hace pocos días, el Concejo Deliberante de Las Heras sesionó en Uspallata, en esta oportunidad los vecinos solicitaron que el proyecto de ley de creación del Área Natural Protegida Uspallata-Polvaredas, sea declarado de interés municipal. La respuesta fue de total indiferencia, ni siquiera se pronunciaron al respecto los concejales que meses atrás apoyaron el proyecto cuando eran opositores y actualmente forman parte de la bancada oficialista.
  • Desde hace tiempo, los vecinos de Uspallata venían alertando respecto de la falta de control y presencia de personal de la municipalidad en el Cerro Tunduqueral. Evidentemente, por omisión, hubo una suerte de predisposición para que pasara lo que finalmente pasó.

   
El Cerro Tunduqueral ha sufrido varios atentados en el pasado, sobre todo cuando formaba parte de la zona de ejercicios militares del Ejército Argentino y era empleado para hacer puntería con explosivos de gran poder destructivo. De ahí que actualmente las rocas donde se encuentran los petrogifos están partidas y presentan rasgos inequívocos de que tal condición se debe a que en el pasado se realizaron detonaciones en el lugar. También atentaron en el pasado arruinando algunos de los grabados o cortando trozos de las piedras con ellos para llevárselos. Sin embargo, en aquel entonces el lugar no estaba custodiado y no había ningún organismo responsable, ahora sí.
  
"El Chamán" una de las figuras más emblemáticas del sitio arqueológico y patrimonial del Caro Tunduqueral. Es evidente que los autores materiales e intelectuales de este atentado hayan elegido específicamente esta figura y lo que representa haberla "tachado" es una prueba cabal de que se intentó vulnerar el sentir de todxs lxs uspallatinxs. Lamentable.
  
Es una verdadera vergüenza que el patrimonio natural y cultural de Uspallata, que forma parte de la Historia Grande de todo el Continente y que ha sido considerado como Patrimonio e la Humanidad, esté en manos gente irresponsable y que forme parte del botín de rencillas políticas mezquinas. Si, tal como quieren los vecinos, Uspallata tuvera su propio municipio y si el lugar fuera un Área Protegida bajo los términos de la Ley Provincial 6045 o un Parque Nacional, definitivamente estas cosas NO sucederían.
En virtud de lo expuesto, queda bastante claro que el atentado al sitio histórico patrimonial del Cerro Tunduqueral es consecuencia directa del desmanejo, la desidia y la negligencia del accionar de la Municipalidad de Las Heras en Uspallata. De una buena vez por todas se tiene que terminar con la costumbre impuesta de estar dependiendo de un municipio localizado a más de 100 kilómetros de nuestro lugar, cuya cabecera se asienta en un ámbito completamente ajeno a nuestra realidad, y dirigido por funcionarios totalmente carentes de empatía, de sentido de pertenencia y de idoneidad para custodiar el patrimonio de todos los uspallatinos y los mendocinos.
  
USPALLATA AUTÓNOMA YA !!!
USPALLATA ÁREA PROTEGIDA YA !!!
FUERA MINERA SAN JORGE DE USPALLATA !!!

11/6/16

¿MINERA SAN JORGE METE LA CUCHARA EN LOS RELEVAMIENTOS DEL INVENTARIO NACIONAL DE LA LEY DE GLACIARES?

   
La Ley Nacional 26.639 (Régimen de Presupuestos Mínimos para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial) fue un logro de varios años de lucha popular, derrotero que incluyó levantar el nefasto veto presidencial a la ley anterior (Nº 26.418 que era similar) firmado y defendido por la ex-presidente Cristina Fernández, a intancias de la corporación Barrick Gold, puesto que la ley expresamente prohibe la minería dentro de su ámbito de aplicación, o sea, los ambientes glaciares y periglaciares (Art. 6º, inc. c). De ahí que esta maniobra haya sido denominada “veto Barrick Gold” y que uno de los abogados detrás de su diseño haya sido Francisco Pérez, ex asesor letrado de Barrick Gold y luego Gobernador de Mendoza, puesto a dedo por la ex-presidenta, llevándose por delante a todo el peronismo mendocino.
Una vez sancionada la Ley de Glaciares, hubo que comenzar una nueva lucha: hacerla aplicar y que se lo haga correctamente. Evidentemente su implementación golpea directamente a la megaminería, uno de los intereses corporativos más grandes que opera en Argentina, de la mando del Estado, que en las últimas décadas se asoció y defendió esos intereses incluso con el uso de la fuerza pública, mediante la represión y la criminalización de la protesta social.
La aplicación en todos sus términos de la Ley de Glaciares implica lisa y llanamente que dentro de su ámbito de aplicación, explotaciones megamineras activas deben dejar de funcionar o aquellas proyectadas deben ser canceladas definitivamente, como por ejemplo Veladero, Pascua Lama, El Pachón, Agua Rica, etc. Esto está así dispuesto incluso por la propia ley (Art. 15º, parrafo 3º). Desde ya, esto no ha sucedido.
   
La Ley de Glaciares crea el “Inventario Nacional de Glaciares” (Art. 3º), disponiendo que el mismo debe contener la información registrada “de los glaciares y del ambiente periglacial por cuenca hidrográfica, ubicación, superficie y clasificación morfológica de los glaciares y del ambiente periglacial” (Art. 4º), y que el inventario “será realizado y de responsabilidad del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA) con la coordinación de la autoridad nacional de aplicación de la presente ley” (Art. 5º), recordando además que tal autoridad es “el organismo nacional de mayor nivel jerárquico con competencia ambiental” (Art. 9º), actualmente el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.
La ley dispone además que el Inventario Nacional de Glaciares y ambiente periglacial “deberá comenzar de manera inmediata por aquellas zonas en las que, por la existencia de actividades contempladas en el artículo 6º, se consideren prioritarias. En estas zonas se deberá realizar el inventario definido en el artículo 3° en un plazo no mayor de CIENTO OCHENTA (180) días” (Art. 15º párrafo 1º). Esto desde ya tampoco fue así, ya que no se cumplió el plazo y tampoco el IANIGLA comenzó por esas zonas, sin dar el IANIGLA las explicaciones correspondientes de este incumplimiento del cual son “responsables” tal como lo determina la ley (Art. 5º) .
   
Así las cosas, el IANIGLA comenzó con Inventario Nacional de Glaciares, realizando de a poco los relevamientos, con trabajo de gabinete en base a imágenes satelitales de alta resolución, validada luego con relevamientos de campo, en un trabajo que debe desatacarse como muy bueno desde lo técnico. Este trabajo luego pasa por una validación técnica internacional y se publica en la web http://www.glaciaresargentinos.gob.ar.
Tal como lo dispone la ley, el inventario se dividió por regiones, cuencas y subcuencas y así están siendo publicadas las diferentes zonas que se van relevando, las que se presentan con un informe y un mapa donde figuran todas las formas glaciares.Sin embargo, hasta ahora, en las zonas trabajadas no han sido relevados los ambientes periglaciares, sin dar el IANIGLA una explicación concreta tampoco respecto de los motivos de esta exclusión.
Las publicaciones del relevamiento comenzaron por el norte de la Provincia de Mendoza y el sur de la Provincia de San Juan, donde a primera vista salta un error grosero que no sabemos a ciencia cierta si es o no intencional. Nosotros tenemos indicios que sí lo es: en el Inventario Nacional de Glaciares, la subcuenca de Yalguaraz, en la Provincia de Mendoza, figura como parte de la Cuenca del Río San Juan, subcuenca de Ansilta, cuando es claro que (a pesar de poseer un escurrimiento superficial endorreico) forma parte de la Cuenca del Río Mendoza. De hecho, la demarcación del Límite Interprovincial entre Mendoza y San Juan (que históricamente estuvo enmarcada en conflictos por las diferencias entre las pretenciones territoriales de cada una), terminó de ser acordado por la divisoria de agua entre ambas cuencas, conforme lo establecido en la Ley Nacional 22.200.
 
Este error talvez pasaría desapercibido, de no ser por el detalle no menor de que en esa zona está proyectada la explotación megaminera de San Jorge, que fuera rechazado por la histórica Audiencia Pública realizada en Uspallata el 25 de octubre de 2010 y por votación unánime en la Legislatura Provincial, el 24 de agosto de 2011.
Tampoco podemos dejar de pasar por alto que algunos investigadores del IANIGLA tienen intereses concretos en el negocio de la megaminería, ya sea haciendo trabajos de consultoría para estas corporaciones o siendo incluso dueños de concesiones mineras. Esto es sin lugar a dudas una incompatibilidad concreta para el ejercicio de la función pública, ya que en algunos casos los mismos profesionales que deben determinar hasta donde llega la aplicación de la Ley de Glaciares, que prohibe la minería, al mismo tiempo tienen intereses económicos millonarios en dichas áreas.
De todos los casos detectados con este tipo de irregularidades, destacamos los casos de Lydia Espizua, quien firma como coordinadora en algunos de los relevamientos de la Ley de Glaciares y al mismo tiempo es dueña (junto con su marido, Jorge Bengochea) del proyecto megaminero Cerro Amarillo, ubicado en zona glaciar y periglaciar (cuyo relevamiento aún no fue publicado por el IANIGLA, pero curiosamente sí por el CEDHA); y el de Viviana Rubinstein, que fue vicedirectora del IANIGLA durante los primeros años en que se realizó el inventario de Glaciares, siendo al mismo tiempo dueña (junto con su esposo, Martín Carotti) de varias concesiones mineras, entre las que destacan decenas de ellas que conforman el proyecto megaminero Santa Clara, que fuera explorado a comienzo de los años ‘90, impactándose directamente sobre ambiente actualmente protegido por la ley. El dato no menor, es que las conseciones mineras de estas investigadoras del IANIGLA figuran entre los proyectos megamienros considerados "prioritarios" por la Cámara Mendocina de Empresarios Mineros, entidad corporativa de la cual sus esposos y socios comerciales conforman el directorio.
  
Consideramos vital dar a conocer esta información en este momento, en que a pesar de que la explotación megaminera fue rechazada por la Legislatura y el Pueblo de Mendoza, las corporaciones y el gobierno aún pretenden llevarla adelante imponiéndola sin licencia social y burlando el espíritu de la Ley Provincial 7722.
Desde que el presidente de la franquicia local de Minera San Jorge, Fabian Gregorio, fue designado hace unos meses en el gabinete de la Secretaría de Minería de la Nación, el lobbyng corporativo por la explotación de San Jorge se trasladó a Buenos Aires, contagió a los referentes nacionales del empresariado del rubro y aportó una presión extra al Gobierno de Mendoza, que durante la Gestión de Alfredo Cornejo, no mostró una postura concreta al respecto, ni por sí ni por no, a pesar de que tiene sobrados argumentos legales para mandar definitivamente a archivo el proyecto, tal como oportunamente ordenara la Legislatura de Mendoza, con lo cual su indefinición al respecto es a todas luces tan injustificable como la aprobación de dicha mega-explotación.
Las acciones llevadas adelante en las últimas semanas, conjuntamente por el lobbyng de la megaminería y la Municipalidad de Las Heras en la localidad de Uspallata dan cuenta de ello; como por ejemplo, el
fraude perpetrado por el intendente Daniel Orozco, su secretario de gobierno, Raúl Villafañe, y los concejales, a la ordenanza ambiental-minera presentada por los Vecinos Autoconvocados; así como las recientes donaciones relizadas por Minera San Jorge a la municipalidad de Las Heras, mediante el pago de compras al municipio con cheques de la minera en comercios locales, acción que fuera defendida por el propio intendente Daniel Orozco, en declaraciones públicas realizadas en medios locales, y que provocara el repudio de la población.
   
¿Por qué Minera San Jorge estaría ineteresada en que la zona donde poyecta su explotación megaminera sea considerada como parte de la cuenca del Río San Juan?
   
Conviene recordar que la subcuenca de Yalguaraz forma parte de la cuenca del Río Mendoza, ya que si bien el escurrimiento superficial es endorreico, se desconoce la dinámica hidrológica subterrámea. Más allá de eso, el sitio puntual donde ha de localizarse la Mina San Jorge no está en esta zona de escurrimiento superficial endorreico, sino en un área que escurre directamente al Río Mendoza, a través del Arroyo Uspallata. Minera San Jorge ha negado en todo momento esta condición, negación también avalada por el propio Gobierno de Mendoza que aprobó el Informe de Impacto ambiental, sin embargo profesionales y conocedores del lugar han dado cuenta que no es así y que esta condición puede apreciarse a simple vista a través de la interpretación de imágenes satelitales de la zona.
Esto también tiene que ver con el renovado interés del Gobierno de San Juan en desarrollar la explotación con una modalidad bi-provincial, dada la cercanía del mismo al límite, extrayendo la roca en Mendoza, trasladándola y procesándola en San Juan. Asociado a ello, está la pavimentación de la Ruta Nacional 149 (que une Uspallata con Barreal) que permitiría traer insumos de Chile para la megaminería y exportar el mineral extraído; obra que, oh casualidad, fue interrumpida coincidentemente en el mismo tiempo en que fue rechazado en la Legislatura el Informe de Impacto Ambiental de Minera San Jorge; y ahora el Gobierno de San Juan vuelve a manifestar tal interés, al punto de presionar a su par de Mendoza para que termine la obra, que no tiene ningún interés en llevarla adelante.
Luego del rechazo social y legislativo, Minera San Jorge decidió como política empresarial adoptar un perfil bajo y realizar sus nuevos acuerdos en las sombras: no tiene página web, no realiza comunicados y las notas a la prensa son muy escasas y dadas exclusivamene por los nuevos dueños rusos de la firma. Consideramos que este "error" de situar la subcuenca de Yalguaraz como parte de la Cuenca del Río San Juan se inscribe en ese contexto.
Para terminar definitivamente con la amenaza de Minera San Jorge y todas sus maniobras, los Vecinos de Uspallata hace ya varios años que exigen que la zona sea declarada Área Natural Protegida en el marco de la Ley Provincial 6045, para lo cual han presentado un proyecto de ley en la Legislatura de Mendoza, el cual exigen sea sancionado con el texto original presentado por los vecinos. 
  
Los mapas del IANIGLA donde incluyen la subcuenca de Yalguaraz en la Cuenca del Río San Juan
  
Esta imagen es una captura del mapa interactivo de la web del Inventario Nacional de Glaciares, donde se aprecia una línea divisoria de cuencas en territorio mendocino y las denominaciones "San Juan" y "Ansilta" en el sector de la subcuenca de Yalguaraz, dentro de territorio mendocino.


Esta imagen es una captura del mapa del Inventario Nacional de Glaciares, correspondiente al sector de la Sucuenca de Ansilta, Cuenca del Río San Juan, que en la web aparece dentro de la ventana correspondiente a la Provincia de San Juan. En este mapa se aprecia perfectamente indicado el Arroyo del Tigre (de la subcuenca Yalguaraz) y un sector correspondiente a la Provincia de Mendoza como parte de la cuenca del Río San Juan, cuando en realidad no es así. Conviene observar que, más allá de la polémica de marras, un dato no menor es que, según este mapa y el anterior, las cabeceras del Arroyo del Tigre (de la subcuenca Yalguaraz) se localizan en zona de glaciares.

  
Esta imagen corresponde a una captura del documento denominado "Informe de la Subcuenca Ansilta, Cuenca del Río San Juan", en cuya página 18 aparece el mapa de la sectorización que hizo el IANIGLA de la Cuenca del Río San Juan, donde está incluida la subcuenca de Yalguaraz, al sur del sector de Ansilta.


Esta imagen corresponde a una captura del documento denominado "Informe de las Subcuencas del Arroyo Uspallata y del Cordón del Tigre, Cuenca del Río Mendoza", en cuya página 18 aparece el mapa de la sectorización que hizo el IANIGLA de la Cuenca del Río Mendoza, donde se aprecia que ha sido excluida la subcuenca de Yalguaraz.
 

17/4/16

ENCANALLÁNDONOS DESDE LA INFANCIA: ¿TENÉS QUE ENCONTRAR A TU POLICÍA INTERIOR?



por Eugenia Segura

¿Qué sucede cuando en las mentes infantiles se siembra la semillita de la codicia, la ambición, el policía interior, o el amor por los dados? Elementos que después, de adultos, se repiten en las psiquis de los trabajadores mineros, de los buscadores de oro en general, de los especuladores de todo tipo.


A veces, el extractivismo juega a ponerse un rostro humano. Descubrió que le sale más barato que los rostros adiestradamente feroces detrás del plástico de los escudos antidisturbios. Que la sangre en algunos países les cuesta más cara que en otros, y que ya no son aquellos tiempos dorados de la megaminería, en donde se podía impunemente enterrar vivos a 50 mineros en un pozo, para que escarmienten (como en Tanzania), o armar genocidios como los de Ruanda, Zaire o el Congo belga: queda feo en youtube, y espanta a los inversores. Hasta los menos piadosos huyen cuando entienden que se les pueden esfumar las ganancias si hay mucha gente acampando y gritando como indios en el medio de la ruta.

Para contrarrestrar eso, inventaron la “Responsabilidad Social Empresaria”, y cuál no sería su alegría al descubrir que, por arte de magia de sus contadores, incluso podían deducirla de sus impuestos: nada más bonito que hacer caridad con la plata ajena. Empezaron a donar, que un tomógrafo por aquí, que una ambulancia por allá –los van a necesitar- cositas para las escuelas, los comedores, las iglesias. Qué es para ellos un vuelto que encima de volverles, con creces, sirve para esconder por un rato derrames que no son precisamente de riqueza: esas imágenes de diques de cola colapsados, de cráteres y de glaciares rotos. Ni hablar de los efectos en el precio de las acciones cuando aparecen las fotos de niños fumigados o con malformaciones congénitas, las sonrisas hipócritas de la falsa filantropía garpan mucho más.

Los encandilados por el oro saben que la única manera de tapar realidades demasiado evidentes es, precisamente, encandilando, para eso apelan al viejo truco de los espejitos de colores. Y cómo serán sus planes de a largo plazo, que no vacilan en meterse hasta con los niños. Una cámara oculta desató el escándalo del programa de minipolicías , no por casualidad, implementado en los pueblos rebeldes a la megaminería. En ella puede verse que un sacerdote en Esquel les gritaba a niños de 9 a 14 años: “TENÉS QUE ENCONTRAR A TU POLICÍA INTERIOR” . En mi pueblo, Uspallata, minera San Jorge compró los uniformes de tiernos yutitas, previendo que algún día tal vez tendrían que reprimir a los mini ecoterroristas,  que ya afilan sus crayones con los argumentos invencibles: ríos bajando de las montañas, arbolitos, gente sonriente de la mano, pájaros y flores… esas cosas de los niños.

Del otro lado, hay todo un despliegue de signos que no son precisamente inocentes: en la Rioja, la Barrick regalaba una versión burda del juego de la Oca, donde si te tocaba un lingote de oro avanzás tres casilleros, si caés donde hay un ambientalista, perdés un turno.  En Chile, la didáctica de aprender contaminando –digo, jugando- es aún más perversa: les reparten a los chicos un juego tipo el Estanciero, una versión del Monopoly donde, si acumulás papelitos de colores -¿qué otra cosa es el juego adulto del dinero?- podés comprar ríos, lagos, montañas, glaciares. El ablande, diríamos en jerga de fiolos de este lado de los Andes, está más que claro: si de niño jugaste a eso, de grande no te va a causar ni asombro ni espanto que un monopolio extranjero diga este glaciar es mío.

O los libros de cuentos que Julio De Vido hizo distribuir en las escuelas, donde una montaña está triste porque nadie le saca el oro que tiene adentro, y le pide ayuda a unos niños para extraer y repartir pepitas entre los pobres del pueblo. O la versión de Blancanieves –salida obligatoria para los niños sanjuaninos en edad escolar- en la que los enanitos vienen de trabajar en la mina cantando canciones de la Barrick. ¿Perverso? Sí, perverso: los niños de San Juan ya no tienen agua, y me pregunto qué sentirán los que jugaron con esos juguetes (hace ya más de diez años de Veladero) y ahora tienen enfermedades espantosas, o hermanitos con malformaciones. La Argentina obscena, la que nadie quiere mostrar, donde la infancia nos está pidiendo que hagamos un click urgente: está en la red.

Quizás el caso más emblemático, por la difusión y por lo que está en juego,  sea la película Aviones, de Disney –no por casualidad, del mismo dueño de Monsanto- donde los niños aprenden a amar al avioncito fumigador de soja que los riega con glifosato desde el cielo, asociado a mensajes supuestamente nobles como la amistad, la lealtad, el “campesino” chuncano y valiente que supera todos los retos y cumple su sueño de triunfar en grande.

Es cierto que jamás van a alcanzar la trayectoria del cuento de la gallina de los huevos de oro, que nos viene advirtiendo desde hace siglos el peligro de destruir la fuente que nos entrega un poquito de riqueza cada día, por pretender extraérsela  violentamente toda de golpe.  Ni por asomo, la milenaria fuerza arquetípica del mito del Rey Midas, a quien los dioses le conceden el deseo de que se convierta en oro todo lo que toque: el agua y los frutos se vuelven vil metal al llegar a sus labios, y Midas muere de hambre, de sed y desesperación acariciando a su hija, transformada en una estatua dorada y sin vida.

Sin embargo, no deja de ser inquietante la pregunta: ¿qué sucede cuando en las mentes infantiles se siembra la semillita de la codicia, la ambición, el policía interior, o el amor por los dados? Elementos que después, de adultos, se repiten en las psiquis de los trabajadores mineros, de los buscadores de oro en general, de los especuladores de todo tipo: el sueño de dar el batacazo sin esfuerzo y ganar millones de la noche a la mañana. A cualquier costo, así haya que asesinar, que reprimir a poblaciones inocentes que lo único que quieren es vivir en paz, sin venenos que les caigan de arriba. No se sabe bien por qué ni para qué algunos adultos quieren tanto oro, puesto que la felicidad, ya la vienen dibujando espontáneamente  tantos niños de todas las eras que, si los dejáramos nomás con su sabiduría y sus crayones, nos darían una y otra vez los argumentos invencibles: en sus dibujos ya está, entero, el mundo por venir.
  

16/4/16

INFORME PRELIMINAR PROYECTO MEGAMINERO CAYCAYÉN (CHOS MALAL - NEUQUÉN)


En estos días se está anunciando en algunos medios el comienzo de la exploración de un nuevo proyecto megaminero en la provincia del Neuquén, se trata del proyecto Caycayén, ubicado entre Chos Malal y El Cholar, que intenta ser llevado adelante por la corporación Southern Copper, en concesiones mineras pertenecientes a Oscar González (ex legislador provincial) y su hijo Martín González (actual director de minería de la Municipalidad de Zapala).
Tanto la corporación como los particulares son los mismos que pretendieron llevar adelante el proyecto megaminero "La Voluntad y Las Nenas" en la Sierra de Chachil, el cual fue rechazado con movilizaciones populares y por vía judicial, por los Vecinos Autoconvocados de las localidades de Las Coloradas, Aluminé y Junín de los Andes, así como las comunidades de pueblos originarios asentadas en esa zona.
Se recuerda también que Chos Malal cuenta con una ordenanza vigente que declara a dicha ciudad "MUNICIPIO NO TÓXICO Y AMBIENTALMENTE SUSTENTABLE", prohibiendo en su territorio el empleo de sustancias tóxicas en la minería
 
Zona de Rahueco, cercana al proyecto. Foto: patagonia4x4.com.ar



Un planteo muy similar al que pretendieron desarrollar en Las Coloradas...

El planteo del proyecto es muy similar al de "La Voluntad y Las Nenas", del cual ya publicamos dos informes técnicos en este espacio de expresión:
Los González, (que recordemos, tienen 250 concesiones en toda la provincia, que en total abarcan una superficie de mas de de medio millón de hectáreas), poseen un bloque de concesiones mineras metalíferas (cobre, hierro, plomo y "otros") en la zona comprendida entre las localidades de Chos Malal, El Cholar y El Huecú, que totalizan 9 manifestaciones de descubrimiento y 2 minas. Estas 11 concesiones mineras totalizan 26.091 hectáreas, según los propios datos del Padrón Minero del Neuquén, cotejados con los datos propios que surgen del SIG particular.
Según el edicto publicado en el Boletín Oficial de Neuquén, edición 3517 con fecha 8 de abril de 2016, página 08, la intención sería en esta primera instancia hacer 5 perforaciones en dos de estas concesiones: una maniferstación de descubrimiento denominada "Vuelta del Cobre" (expediente 3452-385/2007), con una superficie de 2.852 hectáreas, y una mina, denominada "Caycayén II" (expediente 389/2001), con una superficie de 100 hectáreas, incluidas dentro de la anterior.
Evidentemente, de tan sólo obsevar el Catastro Minero del Neuquén y los bloques de concesiones mineras de los González en donde tienen acuerdos con Southern Copper, se repite exactamente el mismo esquema planteado en el proyecto "La Voluntad y las Nenas", donde hay un bloque de alrededor de una decena de estas, de las cuales se elige una manifestación con una mina adentro donde se realizarán los trabajos de esta "primera etapa" de exploración. Si se comparan los bloques de "la Voluntad y Las Nenas" con este nuevo proyecto, incluso las dimensiones del bloque, así como la manifestación y la mina elegidos para la primera etapa de exploración, son casi las mismas... Para determinar el lugar de relización de estos trabajos, evidentemente ya deben contar con datos anteriores de una supuesta concesión inicial y anteriores labores legales efectuadas por otros particulares, evidencias de las cuales se observan en las imágenes de Google Earth de al zona.
   
En el mapa de la zona del proyecto se observan tocas las concesiones mineras en escala de grises y destacada en rosado el bloque Caycayén, en amarillo la manifestación "Vuelta del Cobre" y el pequeño cuadrado rojo es la mina "Caycayén II". De acuerdo a la escala del mapa, la distancia en línea recta a la zona donde se realizará la exploración y posible futura exploración, es El Cholar 15 Km., Chos Malal 18 Km. y El Huecú 25 Km. Además está 10 Km. del Río Neuquén, vertiendo la zona de la mina al mismo a través del Arroyo Rahueco. Siendo el paraje del mismo nombre, el asentamiento humano más cercano, a 2 km de donde se van a hacer las perforaciones. Otros parajes cercanos son Tres Chorros, Truquinco, Taquimilán y Tralalhué.


El Cerro Caycayén y la cosmovisión de los pueblos originarios

El Cerro Caycayén (o Caicallén) se localiza al sur-suroeste de Chos Malal y es visible y fácilmente distinguible desde la ciudad y su entorno, como un macizo bastante extendido. No es tan notorio como el Volcán Tromen o la Cordillera del Viento, sin embargo, su altitud de 2.250 metros sobre el nivel del mar lo hace fácilmente distinguible, ya que hacia el sur no hay demasiadas elevaciones.
Según el Diccionario Mapuche de Ediciones Caleuche, el topónimo es proviene del aonikenk (tehuelche) y hace referencia a la becasina, un ave de la región, caminadora de la orillas pantanosas de los lagos y de los mallines, caracterízada por su largo y recto pico empleado para comer larvas.
Según se conoce en la zona de Chos Malal, para la tradición oral mapuche, el Cerro Caycayén representa a las dos serpientes o fuerzas complementarias que originaron el diluvio o lo que se conoce también como "fuerza del desequilibrio: la serpiente Kai Kai Nehuen (Fuerza del Agua) y la serpiente Txen Txen Nehuen (Fuerza de la Montaña). Cuando Kai Kai hacía subir el agua, Txen Txen hacía crecer la montaña para que las personas pudieran escalarlas y salvarse del diluvio. Cuatro personas fueron las que se salvaron para convertirse en guardianes de la naturaleza y de la vida: Txem Huentxu (el hombre), Txem Domo (la mujer), Hueche Huentxu (el hombre joven) Hueche Domo (la mujer joven). Ellos reprodujeron una nueva era o Raquiduam (Pensamiento Nuevo). Hasta la campaña de exterminio de los pueblos originarios (1879), el Cerro Caycayén fue un centro espiritual donde se juntaban los Lonkos a realizar ceremonias de predicción.

En las fotos se observa el Cerro Caycayén, la de la izquierda desde un valle cercano y la de la derecha desde Chos Malal. De acuerdo al mapa anterior donde están volcadas las concesiones mineras y la posición geográfica de Chos Malal, es evidente que una futura explotación minera a gran escala será visible desde la misma ciudad y estaría localizada debajo mismo de la cumbre del cerro. Fotos tomadas de la web de Google Images.


Datos publicados del proyecto

La información hipersintética y escueta del proyecto publicada en el Boletín Oficial es la siguiente (textual): 

"Se encuentra a disposición de los interesados a los fines previstos por el Art. 9º del Decreto Nº 3699/97, en la sede de la Dirección General de Minería, calle Elena de la Vega Nº 472 de la ciudad de Zapala, Tel.: 02942/431438, el Informe de Impacto Ambiental presentado por la Consultora Ambiental Confluencia Ambiente & Seguridad (RePPSA 386/13), domiciliada en calle Basavilbaso Nº 315 de la ciudad de Neuquén Capital, en representación de la Compañía Southern Copper Argentina S.R.L., CUIT 30-71164981-2, con domicilio real en Mengelle 59, Piso 2, Oficina 1 de la ciudad de Cipolletti, Provincia de Río Negro y domicilio legal en Tucumán 1, Piso 4º, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, correspondiente al área en concesión integrada por Manifestación de Descubrimiento: “Vuelta del Cobre” y Mina: “Caycayen II”, tramitadas en dicha Dirección bajo los Expedientes Mineros Nº 3452-385/07 y Nº 389/2001, respectivamente denunciadas por Cu diseminado, mineral de primera categoría, Expediente IIA Nº 3452-000385/2007-00002/2016, “De la Protección Ambiental para la Actividad Minera”, Anexo II. El área cuya etapa de exploración se comenzará al aprobarse el Informe de Impacto Ambiental, se encuentra ubicada al Noreste del Departamento de Ñorquín, Provincia del Neuquén. Se accede desde la ciudad de Chos Malal, tomando por la Ruta Nacional Nº 40 unos 5,5 km. en dirección Sureste hasta empalmar con la Ruta Provincial Nº 6. Sobre esta última ruta se deben transitar 13,7 km. en sentido Oeste y luego tomar por un camino rural 9 km. en dirección Suroeste hasta el área de estudio".
"Para la etapa de exploración y en base a los estudios geológicos preliminares existente en el área se tiene previsto realizar 5 perforaciones con extracción de testigo. Para acceder al área de estudio se utilizarán las vías de acceso existentes. Sólo se requerirá el reacondicionamiento de 2,5 km. de camino existente y la apertura de 2,2 km. de accesos nuevos con un ancho máximo de 4 metros. La zona de exploración del Cerro Caycayen no reviste condiciones negativas que requieran analizar alternativas de emplazamiento. Conforme al análisis del proyecto, la caracterización del medio y evaluación ambiental, se concluye que el proyecto de operación de exploración minera del Cerro Caycayen resulta ambientalmente viable, considerando la implementación de las medidas y procedimientos establecidos en el Programa de Gestión Ambiental. Las informaciones y comentarios del Informe de Impacto Ambiental serán recibidas dentro de los 20 días contados a partir de la publicación del presente en la Dirección mencionada en horario de atención al público.

Observaciones a esta publicación:

1) El Boletín Oficial es inaccesible para los vecinos y pueblos originarios que habitan en las zonas alejadas de los centros urbanos.
2) El lugar elegido para poner a disposición del público el expediente y presentar las observaciones se encuentra a 230 kilómetros de la zona del proyecto y es la distancia que deberán recorrer los pobladores de la zona del proyecto y sus alrededores (incluida la ciudad de Chos Malal), al menos en 4 oportunidades (más de 1000 kilómetros) si se pretende tener vista del expediente y presentar observaciones u oposición. La fecha tope para ver el expediente y efectuar presentaciones es el 28 de abril.
3) No se ha previsto Audiencia Pública, con lo cual se está violando la Ley Nacional 25.675 (presupuesto mínimo vigente en todo el territorio nacional de la República Argentina) y el Artículo 233 del Código de Minería, que condiciona la actividad minera a las disposiciones que "oportunamente se establezcan en virtud del Artículo 41 de la Constitución Nacional". Los funcionarios han salido a decir en declaraciones periodísticas, que lo harían después de aprobar el proyecto, lo cual representa una tomada de pelo, además de ser ilegal.
4) La consultora que realizó el Informe de Impacto Ambiental de este proyecto es diferente a la que hizo el del proyecto "La Voluntad y Las Nenas", el cual era muy pobre y extremadamente impreciso en cuanto a su línea de base y los impactos de la actividad. Se desconoce como ha de ser en este caso.
5) La consultora, con domicilio en Neuquén Capital, se presenta como representante de Southern Copper, que presenta domicilio en la provincia de Río Negro y la Capital Federal, o sea fuera de la provincia.
6) Se explica el camino a seguir desde Chos Malal para llegar al proyecto (aproximadamente 30 kilómetros), así mismo, se menciona la necesidad de reacondicionamiento y apertura de un total de 5 kilómetros de caminos borrados o inexistentes.
7) Teniendo en cuenta que, de acuerdo a la observación de imágenes satelitales, actualmente la mina "Caycayen II" (evidente foco de interés principal del área del proyecto) no presenta huellas o caminos de accesos y la ruta más cercana está a unos kilómetros, la posibilidad de abrir caminos nuevos es real, con todo el impacto que ello implica.
8) El impacto en el terreno que ocasionaría la apertura de caminos en estas zonas con fuertes pendientes, puede ser observado en los alrededores del proyecto, donde de acuerdo a las imagenes satelitales, se aprecian con nitidez los signos inequívocos de faenas mineras anteriores, con fecha previa a 2007, las cuales el día de la fecha y transcurridos 10 años o más, no han sido remediadas.
9) Se dice que "no reviste condiciones negativas que requieran analizar alternativas de emplazamiento". Sin embargo de la simple observación de imágenes satelitales se observan (en las 100 hectáreas de la mina) la presencia de pequeños parches de bosques nativos en un área de ecotono entre el bosque andino y la estepa, humedales y nacientes de cursos de agua, con lo cual la sensibilidad ecológica es muy grande y en el caso de los parches con bosques, amerituaría una consideración en el IIA y la relocalización de todas las instaaciones y tareas a realizar en el terreno, a fin de proteger dichos ambientes y dar cumplimiento a toda la legislación que protege el bosque nativo, los humedales y el agua.
10) La síntesis no incluye ningún tipo de parámetros respecto de la caracterización del medio y evaluación ambiental, así como el criterio empleado para concluir que el proyecto de operación de exploración minera del Cerro Caycayen resulta ambientalmente viable.
11) Tampoco hay dato alguno, aunque sea enunciativo, respecto del el Programa de Gestión Ambiental, que se menciona en el edicto.
12) No se informa disponibilidad de agua, consumo de la misma para el proyecto ni tampoco el modo en que va a ser acarreada a la zona donde se llevarán a cab las perforaciones y si están autorizados a hacerlo.
13) No se informa respecto del empleo o no, de sustancias tóxicas, tanto en esta etapa de exploración, así como en las próximas. Los funcionarios han declarado públicamente que no hay proyecto de explotación previsto, sin embargo no explican que sucederá si esta exploración inicial resultare positiva

Tan sólo con todos estos datos y con el antecedente del rechazo en las Coloradas a un proyecto similar que pretendía ser llevado a cabo por los mismos actores, y aún sin tener vista del IIA, estamos en condiciones de afirmar que el proyecto Caycayen es insustentable desde el punto de vista ambiental, no generará trabajo ni ningún otro beneficio para la población y al día de hoy, no está validado socialmente (de hecho todo parece indicar que el gobierno provincial pretende aprobarlo sin realizar Audiencia Pública).
Por todas estas observaciones, se puede concluir que la publicación del proyecto Caycayén en el Boletín Oficial no reúne las condiciones mínimas que debería tener un resumen ejecutivo y sumado al hecho de no tener previsto la realización e una Audiencia Pública, el proyecto está en condiciones de ser frenado mediante un amparo colectivo, al menos hasta que se lleve adelante la consulta pública del expediente y se recepcionen las observaciones en las localidades y parajes cercanos al mismo, y así mismo se informe lugar y fecha de realización de la Audiencia Pública.
Los funcionarios del Gobierno del Neuquén han salido a decir a los medios que "la provincia definió que debe tenerse como requisito para el progreso de este tipo de emprendimientos el consenso social", sin embargo, por las observaciones realizadas es evidente que este consenso, conocido como Licencia Social, funcionarios y empresa pretenden simular que lo obtienen por omisión.

Imágenes del lugar donde está lozacizado el proyecto megaminero Caycayén


Esta imagen de Google Earth de es de una zona del bloque Calcayén que ya fue explorada con anterioridad. se observa la apertura de un camino con un impacto muy severo en una ladera con fuerte pendiente y sometida a intensa erosión, especialmente en la mitad superior. Obviamente, acá no hubo ningún tipo de remediación.

Este es un detalle de la imagen anterior, se observan construcciones que presuntamente correponden a un campamento minero, ya que ho hay evidecias de que sea un establecimiento ganadero. Se observan también rasgos inconfundibles que denotan la presencia de árboles nativos, aparentemente maitenes y chacayes, con lo cual indudablemente nos encontramos en la faja de ecotono entre el bosque andino y la estepa patagonica.

En esta imagen se observa el paraje Rahueco, establecimiento ganadero con algunas parcelas cultivadas, irrigadas por el arroyo homónimo que atraviesa en diagonal la imagen. Se observa también una picada en zig-zag, que aparentemente sería por donde van a ingresar 2,5 km (a reacondicionar) y luego abrir 2 kilómetros más hasta la mina "Caycayen" donde se harían las perforaciones. Por lo que se puede apreciar, el paisaje está dominado por la estepa, en las quebradas hay matorral bajo y mallines. Se observan árboles implantados, como sauces y álamos, alrededor de Rahueco y siguiendo el valle del arroyo homónimo.

Esta es la zona de la mina "Caycayen", por lo que se observa, no hay caminos y el impacto de la ganadería no es importante, con lo cual nos encontramos en una zona con sus características naturales muy poco alteradas o disturbadas, a pesar de la actividad minera que hubo en el pasado en la zona (no en este lugar, pero en los alrededores, muy cerca). Hay árboles nativos (maitén y chacay), mallines y cortaderales, con lo cual estamos en una zona de vertientes y humedales de altura donde nacen cursos de agua. Estos pequeños bosquecillos no se encuentran comprendidos dentro del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos del Neuquén, con lo cual su existencia no está reconocida por el gobierno provincial. Esto hace prever que es muy probable que no haya ningún tipo de consideración en lo que hace a las disposiciones de presupuestos mínimos de la Ley Nacional 26331 (Ley de Bosques Nativos).
  

La ordenanza de Chos Malal que prohibe el empleo de sustancias tóxicas en la minería:


ORDENANZA Nº 2390 /09.-
CHOS MALAL, 29 de septiembre de 2.009.-

EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE
DE LA CIUDAD DE CHOS MALAL
SANCIONA CON FUERZA DE
O R D E N A N Z A

Artículo 1º: Declárase a la ciudad de Chos Malal, como "MUNICIPIO NO TOXICO Y AMBIENTALMENTE SUSTENTABLE".-
Artículo 2º: Prohíbase en la ciudad de Chos Malal el empleo de tecnología, técnicas mineras o cualquier método de lixiviación o flotación con cianuro y/u otras sustancias químicas o cualquiera otras técnicas mineras que liberen en el ambiente y dejen disponibles en el mismo, sustancias de cualquier índole que por si mismas o en combinación con otras, pudieran resultar tóxicas y/o nocivas a la salud humana, al conjunto de los recursos naturales, agua, suelo, flora, fauna, paisajes, fuentes de energía convencional y no convencional, y atmósfera en función de los valores del ambiente.-
Articulo 3°: Invítase a los Municipios y Comisiones de Fomento de la Zona Norte a expresar su adhesión a la presente norma y realizar normas similares en protección a las personas y al medio ambiente de nuestra Provincia.-
Articulo 4°: Elévase copia de la presente al Poder Ejecutivo Provincial y a la Honorable Legislatura del Neuquén.-
Artículo 5º: Comuníquese al Departamento Ejecutivo Municipal.-

 

SI TE PARECIÓ INTERESANTE EL CONTENIDO, TAMBIÉN PODÉS VER LAS NOTAS ANTERIORES MÁS VISITADAS...