20/10/14

HIERRO INDIO SIGUE GENERANDO DUDAS Y ASÍ NO VA


La semana pasada se realizó en segundo debate en la legislatura, sobre los proyectos mineros Cerro Amarillo y Hierro Indio. El primero quedó trabado hasta cntar con el informe del IANIGLA sobde el relevamiento de glaciares. El segundo seguirá siendo debatido la semana que viene, por ende se sigue analizando el trámite, que presenta serias irregularidades que obligan a devolverlo al Poder Ejecutivo.

La viveza de meter dos trámites en uno solo:

Quienes tuvieron acceso al expediente remitido a la legislatura, pudieron constatar que lo que se tramita no es la autorización para validar legislativamente un yacimiento con esta DIA, sino que son dos: uno más grande, que se llama El Soldado, la cual es el área que está mineralizada y tiene hierro, llamado manifestación de descubrimiento; y dentro de esa manifestación hay una mina antigua que se llama Hierro Indio. Son dos yacimientos distintos, en distinto grado de avance dentro del procedimiento administrativo minero que por ende, deberían tramitarse de manera separada.
En el caso de El Soldado, como manifestación nueva y según el Código Minero y el Decreto Reglamentario nº 820/2006, se establece que hay que iniciar un mecanismo administrativo de prospección, solicitándose la misma a las autoridades, por lo cual, eso estaría bien organizado en el expediente.
El rectángulo grande es El Soldado, los dos menores en su interior son Hierro Indio
Pero en el caso de la mina Hierro Indio, no es un pedimento nuevo, sino que se trata de una propiedad antigua que se presenta bajo la categoría “mina a reactivar”, por lo cual ya no necesita prospección porque ya se sabe que hay mineral, sino que necesita exploración. La prospección implica un mínimo impacto ambiental, ya que consiste en la observación del terreno y recolección de muestras superficiales, sin intervenir con máquinas y/o herramientas. Pero la exploración requiere otro tipo de intervenciones de mayor impacto, como perforaciones con acceso a los acuíferos, apertura de caminos y locaciones, manipulación de combustibles y efluentes, etc.
En el dictamen final del expediente se lee que se autoriza al proyecto de Hierro Indio para las tareas de prospección y exploración. Ese es uno de los cuestionamientos más importantes que surge luego de haber accedido al expediente, porque, al tratarse de dos concesiones mineras con diferente grado de avance, tendrían que haber sido tramitadas por separado. Son dos yacimientos distintos que, de acuerdo al Código de Procedimiento Minero Provincial, deberían llevar tratamientos diferentes.
El desdoblamiento de los trámites debe ser una condición sustancial para continuar su análisis.

¿Y los puesteros de la zona?

Una omisión importante en el informe del proyecto Hierro Indio está referida a las actividades rurales de la zona: En los relevamientos de las consideraciones respecto de las actividades humanas en el lugar, figura que no hay actividad antrópica en la zona de Hierro Indio, como si no hubiera gente. Sin embargo, la zona está rodeada por más de ocho puestos y el yacimiento está sobre campos de pastoreo con el continuo paso de los puesteros por los caminos de trashumancia. A pesar de la exisencia de esta población en la zona, en el expediente sólo se cita que la población más cercana es El Sosneado, cosa que no es verdad.
Evidentemente, además de menosptrciar la actividad económica de la zona, se está demostrado que quienes elaboraron el informe, no han estado en la zona ni la han visitado, con lo cual, evidentemente no hay trabajo de campo ni relevamientos, y consecuentemente no hay estudio de línea base, con lo cual la evaluación ambiental que se pretende realizar en el trámite, carece de sustento científico de base empírica y debe ser devuelto.
El dato revelador de la existencia de 8 puestos que no aparecen mencionados en el informe, tiene un trasfondo mayor que tiene que ver con la supuesta generación de empleo que promete el proyecto minero: según el trámite se requerirán tan solo 5 operarios, este dato se replica también en la propia DIA firmada por los funcionarios del gobierno.
Evidentemente, en lo que respecta a la generación de empleo, la ecuación es negativa, por este motivo también el trámite debe ser rechazado.
 Las copias de las hojas de los expedientes remitidos a la Legislatura, donde se lee que la empresa va a crear, de acuerdos a sus requerimientos, tan sólo 5 puestos de trabajo. Esta declaración aparece en el documento que presentó la empresa y en la porpia DIA redactada por el gobierno. Por ende empresa y gobierno están mintiendo con la muletilla recurrente de que "la minería genera enpleo", otro mito que se cae al no resistir su cotejación con la realidad de los documentos públicos.

Hay o no hay glaciares en la zona de la mina Hierro Indio?

La Ley Nacional 26639 protege los ambientes glaciares y periglaciares, prohibiendo la exploración y explotación mienra en los mismos. Según el Director del IANIGLA, Ricardo Villalba, en la exposición que dio ante las comisiones legislativa que analizan el proyecto, no hay glaciares en la zona del proyecto, agregando que en la cuenca del Río Atuel la altitud mínima hasta donde llegan los glaciares es de 2832 metros sobre el nivel del mar y la zona no supera los 2400 metros. Además, durante su presentación se mostró una gigantografía con un mapa del Inventario Nacional de Glaciares de la cuenca del Río Atuel. Sin embargo, tanto la información dada por Villalba, así como la que se veía en el mapa, era respecto de los ambientes glaciares, pero no hubo ni precisiones ni datos respecto de los ambientes periglaciares, que también están protegidos por la ley nacional 26639. Por esta razón es que se debe exigir un relevamiento de campo en el área del proyecto para determinar si hay permafrost u otras crioformas asimilables a ambientes periglaciares.

Escasa información en general del proyecto

El mineral de H. I. contiene titanio y fósforo. Se desconoce la unidad de medida.
Algo que caracteriza a este proyecto minero es la escasa información que la empresa titular y el gobierno han brindado a la población, así como los puntos tratados anteriormente, recién se conocieron cuando se pudo acceder al expediente, ahora que se está tramitando la ratificación legislativa de la DIA. Pero mientras el poder ejecutivo realizaba este trámite, no se dio a conocer el expediente ni las alternativas del mismo (esto es presupuesto mínimo vigente en todo el territorio de la nación argentina según la Ley Nacional 25675 y también está normado en la Ley Nacional 25831 de Acceso a la Información Pública).
La página web de la empresa, es bastante escueta de información y poco clara, sin embargo de su lectura se desprenden dos datos fundamentales: en el o los yacimientos, hay “vestigios” de titanio, metal estratégico y mucho más valioso que el hierro, algo que la empresa no ha declarado públicamente.
El Hierro del proyecto también contiene fósforo y azufre, dos sustancias tóxicas que se encuentran diseminadas en la roca a explotar, que, en caso de ser liberadas en el polvillo de las voladuras y la trituración, afectarían la salud humana, la de la flora y la de la fauna. Con el agravante de que, para separar el fósforo del hierro, se requiere un procedimiento de flotación con agua y químicos del que la comunidad no ha sido debidamente informada.

Antecedentes de contaminación y desecación de cursos de agua provocados por la megaminería del hierro.

La explotación más grande y conocida de hierro en la República Argentina es la mina de Sierra Grande, en la provincia de Río Negro. Dicha explotación fue estatal durante muchos años, hasta que fue abandonada en la década de los ‘90s, cuando comenzaron a provatizarse las empresas públicas. Desde el año 2007, la mina está en manos de una empresa del estado de la República Popular China, denominada “MCC
En Sierra Grande hay tres impactos ambientales severos que viene produciendo la explotación:
1-   La voladura del polvo de hierro de las pilas de acopio situadas en el puerto de Punta Colorada, localizado cerca del Balneario Playas Doradas. Allí se realizan los embarques del hierro con destino a China, en el lugar hay pilas de hierro en polvo procesado que son depositados allí hasta ser cargados a los buques que lo transportará a destino. Mientras permanece allí, el hierro está expuesto al incesante viento patagónico, que lo vuela, esparce y deposita lejos del lugar: todas las playas de la zona presentan arenas contaminada con hierro, fácilmente reconocibles por su coloración negruzca.





2-   La desecación de los cursos de agua que abastecen a la mina y a Sierra Grande: debido al gran consumo de agua de la mina, actualmente los arroyos de la zona están completamente secos. Incluso la propia mina tuvo que paralizar sus actividades debido a la falta de agua. Esto demuestra que la minería del hierro es una gran consumidora del líquido vital. El otro detalle de esto, es que la empresa no paga los cánones por uso de agua al Gobierno de Río Negro y conniventemente, éste tampoco se los reclama.
 3- Las aguas residuales del proceso de flotación donde se separa el fósforo son dispuestas en un dique de colas para que se evaporen, tal como si se tratara de una explotación megaminera metalífera hidrotóxica. Se desconocen los químicos que contiene el agua residual del proceso, así como su concentración.

En el diagrama de abajo está representado esquemáticamente todo el proceso productivo de Sierra Grande, incluyendo la flotación que debe realizarse para separar el fósforo del hierro
   
En la imagen satelital se observa la planta procesadora de hierro de Sierra Grande, hay pilas de escombros y un canal de descarga que lleva los efluentes desde la planta hacia los bajos salitrosos que se han convertido en diques de cola. El desagüe pluvial también pareciera estar contaminado, sobre todo en la parte inferior del cono de deyección de dicho desagüe.

También falta saber cuánta energía y agua van a utilizar (ya que sabemos que este tipo de explotaciones la utilizan y mucha) y como la conducirán hasta el sitio de la mina.
Al proyecto minero Hierro Indio se lo quiere hacer autorizar como algo chico e inocuo, también como tester para después aprobar la mina San Jorge. Sin embargo cada vez se descubre que tiene más dudas, incongruencias e ilegalidades que lo tornan inviable.
Se recuerda que, además de las objeciones que surgieron en torno a la presentación en las comisiones legislativas del proyecto minero Hierro Indio, ya se habían planteado otras con anterioridad y que fueron oportunamente presentadas por escrito y al momento no han sido contestadas desde ningún ámbito. Las objeciones enunciadas anteriormente pueden verse acá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TE PARECIÓ INTERESANTE EL CONTENIDO, TAMBIÉN PODÉS VER LAS NOTAS ANTERIORES MÁS VISITADAS...